Sólo hasta marzo

Encuentro disputado en Cerro del Espino de Majadahonda, correspondiente a la J 11 de la Liga Iberdrola 17/18. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Alvaro Moreno.

OPINIÓN. No deja de ser curiosa la situación de Francisca ‘Franny’ Ordega y Mónica Hickmann, los últimos fichajes del Atlético de Madrid. Una de las noticias que nos dejó el partido ante el Sevilla Femenino fue la primera titularidad de Francisca Ordega. Esta internacional nigeriana ha llegado de la National Women’s Soccer League junto a Mónica Hickmann.

Ambas jugadoras deberán volver a sus equipos durante el mes de marzo, cuando se reanude la competición en Estados Unidos. Muchas dudas deja este plazo, toda vez que no se ha mostrado ninguna posibilidad de prórroga.

Es lógico cerrar la plantilla buscando calidad contrastada y experiencia internacional. Probablemente el parón americano haya significado un coste bajo. Con casi total seguridad no había otras opciones de perfil parecido o muy reducidas. Y había necesidad de refuerzos.

La jugadora brasileña Mónica Hickmann es la que se ha asentado con más éxito. De hecho, ha sido titular desde su llegada (Granadilla, Betis y Sevilla). La lesión de Andrea Pereira y la aparente falta de confianza en Marta Cazalla han sido la clave. La vuelta de Andrea significó que Carmen Menayo volviera a la banda izquierda. Se puede decir que está cumpliendo con creces las expectativas. Muestra experiencia en la defensa, buena salida del balón y destaca en algunas incorporaciones al ataque.

Por su parte Francisca Ordega  disfrutó de algunos minutos finales ante Barcelona y Betis. Su participación ante el Sevilla terminó en el minuto 58. Poco entró en juego y no llegó a tirar a puerta. El rol de la delantera nigeriana en la plantilla parece menos crucial, pues ha llegado como complemento. El puesto está (bien) cubierto por Esther, Sonia, Carla e incluso Viola. Añadamos la cercana vuelta de Andrea Falcón y Laura Fernández para entender que podemos pasar de la carencia a la opulencia en ese puesto en pocas semanas.

La situación en defensa muestra más carencias y puede ser terreno abonado para una dependencia de Mónica Hickmann. Algo que se tendrá que gestionar con mucho tino y sobre todo con tiempo. Andrea Pereira puede tener muchas compañeras en el centro, pero todas con su dosis de sacrificio en otras posiciones. Menayo, Kaci, Silvia Meseguer, Laia. Y Marta Cazalla si recupera la confianza de Villacampa.

Marzo se antoja un mes complicado para cambios. Tocará visitar al rival directo en Barcelona y posteriormente al Granadilla, además de recibir a Madrid CFF y Betis. Seguramente un mes crítico, pues para abril y mayo quedarán los últimos 5 partidos de liga.

El tiempo nos dirá si esta fórmula de fichar hasta marzo es buena o mala. Pero es cierto que tiene muchos riesgos y que se tendrá que buscar desde este momento la opción con que se quiera finalizar la temporada. Del mismo modo, hay que compaginar la aportación de estas jugadoras con la formación de las más jóvenes. Toca confiar en que Villacampa, acostumbrado a los retos inusuales, encuentre el equilibrio.

COMENTARIOS