Scouting: Así juega el FC Copenhague

Sistema FC Copenhague 1-4-4-2 (17/18)

SCOUTING. Como viene siendo habitual en los partidos europeos, en Esto Es Atleti hemos realizado un análisis táctico del próximo rival del Atleti. Aquí os dejamos las principales nociones tácticas y los posibles puntos débiles del FC Copenhague dirigido por Stale Solbakken.

El FC Copenhague ha ganado las tres últimas ligas danesas de forma consecutiva, sin embargo, esta temporada el objetivo del título doméstico se antoja complicado. El fin de semana pasado se reanudó la competición de la Superliga en Dinamarca tras el parón invernal y, a pesar de la victoria, los de Solbakken se encuentran en la cuarta plaza a 18 puntos de líder, el FC Midtjylland. Además, el club también fue eliminado en octavos de final de la Copa de Dinamarca, por lo que la Europa League es el principal objetivo al que se aferran para intentar salvar una temporada aciaga.

- Publicidad -
SISTEMA & MODELO DE JUEGO

Con un sistema clásico de 1-4-4-2 habitualmente con doble pivote, los de Solbakken son un conjunto aguerrido, luchador y muy disciplinado. Con una media de estatura de más de 1,80 m. los daneses forman un equipo con jugadores de gran envergadura corpulentos y fuertes que practican un juego muy directo y muy físico y se sobreponen en el juego aéreo, tanto en ataque como en defensa.

CLAUS BECH/AFP/Getty Images

Su fórmula de ataque preferida es el juego directo con el punta para que éste baje el balón y combine con los jugadores de segunda línea que se incorporan desde atrás. La otra variante principal consiste en abrir el balón a las bandas para buscar profundidad con llegadas hasta la línea de fondo y colgar balones aéreos al centro de la defensa haciendo valer, en ambos casos, su superioridad en el juego aéreo.

ONCE INICIAL & BANQUILLO

El once tipo de Solbakken podemos definirlo comenzando con el portero: Robin Olsen bajo los palos. El guardameta es fijo salvaguardando las redes del equipo danés y lo es también en la portería de la Selección de Suecia. Con 28 años, el futbolista nacido en Malmö es un meta con gran experiencia internacional y un seguro en el arco con buenos reflejos y buena colocación.

- Publicidad -
RADEK MICA/AFP/Getty Images

La defensa habitual es la formada por Ankersen en el lateral derecho, un jugador de mucho recorrido por la banda que genera profundidad y amplitud con sus rápidas y continuas incorporaciones. En el eje de la zaga la pareja Vavro – Lüftner suele ser habitual. Dos centrales de 1,90 muy corpulentos y fuertes. El eslovaco cuenta sólo con 21 años pero se ha hecho con un puesto de central -compite con Boilesen- y se maneja bien en el desplazamiento en largo. El checo, con mucha experiencia, tiene buen pase largo y practica la salida de balón con precisión. Ambos son expeditivos en el juego aéreo en defensa y se incorporan al ataque en estrategia, eso sí, son algo lentos. En el lateral izquierdo parece que Boilesen, que suele actuar como central, ocupará el puesto. Si Solbakken opta por jugar con tres centrales en fase ofensiva para salvaguardar posibles contraataques el danés ocupará el lateral zurdo, si prefiere un lateral de mayor recorrido como Ankersen, el sueco Bengtsson será titular.

En el centro del campo hay dos posiciones prácticamente fijas para el partido de esta noche y dos que pueden variar. El capitán Kvist será fijo como mediocentro llevando la manija del equipo, más aún con la ausencia del greco-portugués Zeca. A su lado llega la primera incógnita de esta parcela. Si Solbakken opta por mayor contención Uros Matic -hermano de Nemanja, jugador del Manchester United- actuará en el centro como pivote defensivo y Gregus hará lo propio en la banda derecha. Ambos con un perfil defensivo y destructor, muy físico y potente pero con bastantes carencias a la hora de construir el juego o incorporarse al ataque con buen criterio.

Si por el contrario el técnico noruego elige tener más proyección en ataque y verticalidad, el joven danés de 21 años Skov, habilidoso y rápido, será el que ocupe el interior derecho desplazando a uno de los dos anteriores al puesto de pivote en el centro. En la banda izquierda todo indica que será ocupada por Viktor Fischer. El internacional danés acaba de regresar a casa en este mercado de invierno tras pasar por Ajax, Middlesbrough y Mainz y no rendir lo esperado como apuntaban sus buenas maneras de joven prometedor. El Copenhague ha pagado 2,7 millones de euros por sus servicios y espera que sus cualidades reverdezcan de nuevo. Apenas ha disputado dos partidos, uno de copa y otro de liga, pero el pasado sábado marcó su primer gol y facilitó una asistencia en la goleada frente al modesto Randers FC. Es el encargado de ejecutar las jugadas de estrategia junto a Zeca. El esloveno Verbic será su sutituto si Fischer no es de la partida.

En la delantera el concurso del chipriota Sotiriou está asegurado. El delantero de 25 años es el máximo goleador del equipo y la principal amenaza ofensiva. Se asocia bien con los compañeros, baja bien el balón y lo aguanta para esperar la llegada de la segunda línea. Además tiene olfato goleador y se mueve muy bien en el área. A su lado estará el internacional paraguayo Federico Santander. El delantero centro regresó a los terrenos de juego a finales de 2017 tras superar una lesión de rodilla y el pasado fin de semana jugó 27 minutos sustituyendo a Sotiriou. Con sus 187 centímetros destaca por su juego aéreo, por su constante incordio a los defensas rivales y por su potencia en el remate siendo un delantero típico de área. Si no aparece como titular, es probable que el serbio Pavlovic sea de la partida en su lugar, un futbolista de perfil similar.

RADEK MICA/AFP/Getty Images
PUNTOS DÉBILES

Si el juego aéreo es sin duda el punto fuerte del Copenhague, el conjunto danés tiene problemas cuando se enfrenta a equipos que mueven el balón con velocidad con combinaciones rápidas a ras de suelo con atacantes que sean capaces de desordenar su férrea defensa. Sus centrales son lentos y sufren mucho ante delanteros habilidosos y rápidos que les obliguen a cometer errores saliendo de su zona de confort. Por otra parte, el juego de los de Solbakken hace que se desplieguen rápido con gran verticalidad sobre la portería rival en fase ofensiva. Esto, que es una virtud en ataque, se convierte en una carencia exponiendo las espaldas de los laterales que suelen subir mucho por banda, circunstancia que puede ser aprovechada si se explota el contragolpe con salidas rápidas de balón buscando los espacios libres creados por los laterales y extremos.

Es de señalar la baja importante de Zeca, principal canalizador del juego ofensivo del equipo y encargado de organizar los ataques desde el centro del campo, que no podrá jugar por acumulación de amonestaciones.

* Nota del autor: Debido a la dificultad para encontrar imágenes de TV con suficiente calidad para realizar cortes de vídeo, se ha suprimido el vídeo-análisis en este post tras realizar el scouting.

Fotografía: CLAUS BECH/AFP/Getty Images – RADEK MICA/AFP/Getty Images

COMENTARIOS