Los errores y un arbitraje nefasto dejan sin liderato al Atlético

Ciudad Deportiva de Lezama – 11/2/2018 – 13:00 – Liga Iberdola J.19

Athletic Club Femenino

Nekane 54′, Erika 73′
2
2

Atlético de Madrid Femenino

Ludmila 6, Esther 32′
Árbitro: Zulema González González (Comité Gallego)

CRÓNICA. Llegaba el Atleti con la necesidad de sacar los tres puntos para seguir colíder. Falló y cae al segundo escalón. Se puede hablar de fallo propio a pesar de lo exigente del escenario pues llegó a ir 0-2. Un terrible arbitraje de Zulema González González ayudó sobremanera a ‘meter’ al Athletic en el partido. Terminó expulsando a la portera rojiblanca, desquiciada.

urge volver a la fortaleza defensiva perdida

Más de la mitad de goles en contra (7 de 13) los ha encajado en los últimos cuatro partidos. Además en sus dos visitas a tierras vascas se ha dejado 4 puntos que pueden valer un campeonato. El equipo no ha sabido gestionar sus ventajas y vive angustiado cuando favorece el resultado preso de la ansiedad según avanza el partido.

Segundo empate consecutivo fuera de casa

El Atleti pudo arrancar con un gol inicial de Ludmila y una inercia positiva de la que había carecido al inicio de los últimos partidos. La brasileña se aprovecha de un fallo en el despeje y se llevó un balón con buena posición de campo y con Ainhoa adelantada. El intento de despeje de la defensora justo en el momento del disparo ayudó a que entrara con más claridad el tiro.

Ludmila logró marcar en los primeros minutos

La lluvia favorecía que fuera un partido rápido y vistoso. El Atlético no bajó el ritmo tras marcar y quiso irse arriba. Las vascas no se amilanaron y fueron a un intercambio de golpes del que salieron perdedoras en el primer acto pero que les acabaría saliendo bien.

El Athetic sufría atrás con las jugadas de Sonia en estático y de Ludmila en movimiento. Kenti rozó el gol de cabeza justo antes de la media hora a saque de falta de Sosa. Invertidos los papeles, Sosa también casi marcó de volea a pase de Kenti. A pesar de que el Athletic intentaba contragolpear parecía inminente el segundo de las madrileñas.

Tremenda inteligencia de Sonia en el segundo gol

Tras perdonar la segunda tarjeta a Gimbert, llegó el segundo tanto de las rojiblancas. Tras una jugada calcada en su inicio al primer gol la jugada prolongada desembocó en tanto de Esther que llegó al segundo palo para empujar un gran pase de Sonia de vaselina.

El 0-2 al descanso no parecía anticipar un empate final

Conviene reflexionar si parte de los problemas del Atlético no vienen ocasionados por los numerosos (en ocasión parece que excesivos) ajustes y reajustes tácticos desde el banquillo en defensa. Si bien el centro del campo y el ataque tienen varias posiciones muy definidas, el baile constante en la línea defensiva donde sólo Kenti parece tener asegurado su titularidad no parece ayudar a crear inercias.

El equipo tan ágil y polivalente arriba sufre fases de torpeza y errores atrás que se repiten en las últimas semanas. Sufrió atrás el Atlético desde el pitido inicial de la reanudación.

Volvió el Athletic enchufadísimo, las de Villacampa no tanto. En defensa subió dos puntos la intensidad con el beneplácito del árbitro que omitió pitar varias faltas. Ludmila fue principal damnificada de la miopía arbitral.

El Atleti tuvo un claro bajón que derivó en gol de las vizcainas antes del minuto diez de la segunda mitad. Nekane aprovechó una gran jugada con regate de Lucía para acortar distancias. No sería el final de las malas noticias.

La colegiada se inventó un penalti sobre Erika que paró Lola

Tres minutos más tarde un penalti ficcionado de Erika que se abalanza sobre Lola es concedido a las bilbainas para sorpresa generalizada y escándalo de cualquiera que haya jugado al fútbol. Un balón que no tiene controlado Erika y que Lola intenta atrapar pasa de choque fortuito a pena máxima. Jamás puede ser pena máxima un balón que ninguna de las dos jugadoras había tocado y por la que pugnan ambas. Por fortuna el disparo de Maite lo detiene Lola, una consumada especialista en penas máximas.

Al igual que en zubieta, El Atleti ‘se dejó’ empatar

El cambio de Kaci por Esther pareció un intento de que tuviera más la pelota el equipo en el centro del campo. Salvo casos puntuales como Amanda o Sonia que son prodigios físicos el declive físico del Atlético fue evidente en la segunda mitad. Viola salió por Ludmila (que acabó lesionada en una jugada defensiva) coincidiendo con el gol del empate de las vascas.

El empate llegó de falta (y de la imaginación de la árbitra)

La falta en la frontal que generó el empate viene de otra falta injustificada que vio Zulema González y nadie más. Yurema choca con el pie, pero tras el despeje de Mónica Hickmann. El gol de Erika, de ejecución inapelable supuso un mazazo del que no se recuperaría el Atlético.

El buen inicio acabó en un final desquiciante y embotellado

El Athletic se fue conformando con el gran empate conquistado y el Atleti no supo subir de nivel su ritmo y aunque tocó a rebato no le llegaron las fuerzas para remontar ante tanto contratiempo aderezado de negro arbitral. Por ejemplificar el agarrón de camiseta que le costó sendas amarillas a Viola y a Meseguer no le costó nada a Moraza en la primera mitad por una acción idéntica; señal de árbitro nefasto. El bochorno arbitral continuó en esos pequeños detalles que no decantan resultados (tanto) pero que deseperan.

El ‘show’ arbitral en la segunda mitad debería tener consecuencias (aunque no las tendrá)

En lo futbolístico el ingresó de Jucinara por Sosa intentó usar a Corredera como arma ofensiva. Un trallazo de Meseguer reventó el larguero pero no se vio recompensado con gol. Corredera no pudo llegar al rechace. Sería la última ocasión clara. El partido moría con emoción pero sin cambios en el marcador.

El arbitraje infame dejó más claro aún el infumable nivel arbitral medio de la Liga Iberdrola. Y es que no es novedad este tipo de arbitrajes que no distingue como falta cargas por detrás sin opción a llegar al balón o permite patadas durísimas, en ocasiones sin balón que castiga de manera desigual.

La trencilla, tan falta de conocimientos futbolísticos claros, sin embargo va sobrada de esa altenería tan propia del arbirtraje español que  castiga con expulsión mostrar un descontento con el arbitraje con el partido acabado pero dimite de su obligación de proteger la integridad de las jugadoras. La única que no dio la talla hoy fue la colegiada Zulema González a la que le vino muy, muy grande el partido y puede que la categoría.

Lola acabó expulsada al finalizar el encuentro por protestar

FICHA DEL PARTIDO

Athletic Club: Ainhoa; Moraza, Murua, Nekane (Marta Perea, 88′), Yulema (Leia, 76′), Maite, Eunate, Cirauqui (Lucía, 46′), Damaris, Erika (Jone Ibañez, 83′) y Gimbert.

Atlético de Madrid: Lola Gallardo, Kenti, Mónica, Menayo, Corredera, Sosa (Jucinara, 80′), Meseguer, Amanda, Sonia, Esther (Kaci, 61′) y Ludmila (Viola, 71′).

GOLES:
0-1 6′ Ludmila marca de vaselina en carrera.
0-2 32′ Esther empuja en el segundo palo un gran pase de Sonia.
1-2 54′ Nekane marca libre aprovechando un pase lateeral en un despiste .
2-2 72’. Erika marca de falta directa.

AMONESTACIONES:
20′ Gimbert por una falta dura por detrás.
53′ Corredera por una falta discutible que derivó en el primer gol local.
71′ Mónica Hickmann protesta la inexistente falta que precedió el empate.
76′ Viola por agarrar de la camiseta a una rival.
76′ Meseguer por agarrar de la camiseta a Erika.
83′ Damaris por blocar un saque de puerta a Lola.
93′ Lucía por falta sin balón por detrás a Kenti
93′ Kenti por revolverse tras la dura falta de Lucía.

EXPULSIONES:
94′ Lola Gallardo por protestar al árbitro al terminar el encuentro.

COMENTARIOS