Gabi alcanzará en Barcelona los 400 partidos de rojiblanco

HISTORIA. Si Simeone lo considera oportuno, el capitán colchonero alcanzará frente al Barcelona su partido número 400 con la camiseta del Atlético de Madrid. Actualmente es el séptimo jugador que más partidos ha disputado en toda la historia del club, y ya se acerca a mitos de la talla de Arteche o Calleja.

Gabriel Fernández Arenas, natural de Leganés, y canterano del club desde los 12 años, alcanzará el domingo la cifra de los 400 encuentros disputados con el primer equipo del Atlético de Madrid. Lejos queda el día de su debut en el Sánchez Pizjuán. Con 20 años Gregorio Manzano le dio la oportunidad de estrenarse en partido oficial con el primer equipo. Fue un encuentro de ida en Copa, y Gabi recordará siempre aquel 21 de enero que le cambió la vida para siempre, aunque fuese una noche para olvidar en lo deportivo. El canterano se hizo la foto con los titulares, entre los que estaban Simeone y el “Mono” Burgos, pero el equipo perdió aquella noche por un contundente 4-0 y la alegría no pudo ser completa.

Nuestro protagonista terminó aquella temporada disputando 6 partidos más con los mayores; todos en Liga. Después se marchó un año cedido al Getafe, donde se asentó en Primera División con grandes actuaciones, llegando a jugar hasta 34 encuentros con el conjunto del sur de Madrid.

CON AGUIRRE, GABI QUEDÓ RELEGADO A UN PAPEL SECUNDARIO

Gabi se ganó la vuelta a casa, y fue una pieza importante en las alineaciones de los entrenadores de aquel curso; Carlos Bianchi y Pepe Murcia. Pero el equipo no terminaba de lograr el objetivo de volver a Europa, y el club contrató a Javier Aguirre para la temporada siguiente. Con el mexicano en el banquillo, el rol del centrocampista disminuyó ostensiblemente, y terminó viéndose obligado a tomar una de las decisiones más duras de su vida: marcharse del Atlético de Madrid.

Víctor Fernández insistió para llevárselo con él a Zaragoza, y terminó aceptando la oferta del conjunto maño. Allí Gabi se terminó de curtir como futbolista. Durante cuatro campañas, fue el jugador más importante de un Real Zaragoza en dificultades.

CUANDO RECIBIÓ LA OFERTA DEL ATLETI PARA VOLVER, NO SE LO PENSÓ

Como bien ha reconocido en diferentes ocasiones, cuando en el verano de 2011 le llamó el Atleti para volver a casa, no se lo pensó y dejó de escuchar otras ofertas que mejoraban incluso la del equipo rojiblanco. Comenzaba así la tercera etapa para Gabi en el club de su vida. Manzano, el entrenador con el que debutó en Primera, ahora le daba galones en su vuelta, convirtiéndole en uno de los capitanes y un fijo en las alineaciones.

Casi puede decirse que, desde el momento de su vuelta, Gabi se convirtió en el líder del equipo. Como Antonio López no era titular, el brazalete lo solía llevar el “14”. El equipo no carburaba, y la famosa noche de la eliminación de Copa ante el Albacete precipitó los acontecimientos. Manzano fue destituido y el destino del club, como el del jugador de Leganés, iba a cambiar para siempre.

Photo credit should read JAVIER SORIANO/AFP/Getty Images

Simeone aterrizó en el banquillo colchonero para terminar de un plumazo con una tendencia perdedora sostenida en el tiempo que ya sobrepasaba los dos lustros. Desde la llegada del técnico argentino, el capitán se convirtió en la prolongación del entrenador en el terreno de juego. El equipo remontó en liga, terminando muy cerca de entrar en Champions, pero lo mejor se vivió en competición europea. En Hamburgo, Gabi levantó el primer titulo de su carrera, derrotando contundentemente al Athletic de Bilbao para alzarse con la Europa League.

COMIENZA A LEVANTAR TÍTULOS COMO CAPITÁN DEL EQUIPO

Un año más tarde, con Antonio López ya fuera del equipo, Gabi fue nombrado como primer capitán, condición que le permitió levantar la Supercopa de Europa, tras ganar al Chelsea en Mónaco. Después haría lo propio con la Copa del Rey, ganada ante el Real Madrid, y en el Bernabéu.

El cholísmo había llegado perpetuarse y acumular milagros. Lo que no esperaba Gabi es que un curso más tarde, lograrían una hazaña que dejaría pequeños los logros anteriores. Después de 38 jornadas ligueras, los colchoneros fueron capaces de superar Real Madrid y Barcelona para proclamarse Campeones, 18 años después, y en el mismísimo Non Camp. Las lágrimas llegarían una semana más tarde, cuando el Atleti perdió cruelmente la final de Champions en Lisboa. Los del Cholo habían alcanzado la final 40 años después de la igualmente triste noche de Bruselas.

Photo by Denis Doyle/Getty Images

FUERA DE ESPAÑA NADIE ENTIENDE QUE GABI NO HAYA SIDO NUNCA INTERNACIONAL ABSOLUTO

Fuera de nuestras fronteras, sorprendía a propios y extraños que un futbolista del nivel de Gabi siguiese sin encontrar el premio de vestir la camiseta de la Selección Española. No hubo sorpresa, y Vicente del Bosque le dejaría fuera de la lista de convocados para el Mundial de Brasil. Poco le importó al seleccionador que el capitán colchonero fuese incluido por la UEFA en el once ideal de la Champions.

El último trofeo logrado por Gabi y los suyos llegaría con el comienzo de la siguiente temporada, cuando los rojiblancos lograron ganarle la Supercopa de España al Real Madrid. El capitán levantaba otro título, y esta vez, ante un Calderón hasta la bandera. Meses después, ya en Liga, los madridistas volverían a hincar rodilla en el feudo de la Ribera del Manzanares. En esta ocasión, los del Cholo pasaron por encima de los de Ancelotti endosándoles un contundente 4-0.

GABI VIVIÓ LA NOCHE MÁS TRISTE COMO ROJIBLANCO EN MILÁN

De sus 400 veces con la rojiblanca, Gabi vivió la peor de todas en 2016. Las lágrimas sobre el rostro del capitán evidenciaban el dolor de una derrota durísima. Aquella noche de Milán, el Atleti se volvió a quedar a las puertas de levantar su primera Champions. Esta vez fue la suerte de los penaltis la que negaba a los del Manzanares su mayor anhelo.

A sus 34 años, Gabi sigue acumulando partidos y más partidos como colchonero. Simeone sigue teniendo una fe ciega en su capitán, que ya se ha ganado la renovación automática por una temporada más. No se atisba pues el techo del “14” en su equipo del alma, y probablemente terminará superando los 421 partidos de Artieche o los 422 de Calleja, para situarse como el 5º del ranking liderado por Adelardo. Quizá los 455 de Aguilera sean palabras mayores, pero nunca se sabe con este muchacho de Leganés empeñado en seguir luchando. Pero sí hay un ranking que Gabi encabeza, y es que es el jugador con más partidos continentales en toda la historia del club.

Gabi es uno de los preferidos de la afición, y es habitual escuchar como el fondo sur le canta su ya habitual cántico:

“A la voz del capitán marcharemos otra vez,
todos tus ultras volverán a enloquecer.

Gabriel Fernández a tu lado yo estaré,
adelante, forza Atleti y a vencer.
¡A vencer!”

COMENTARIOS