Qué fue de… 24. Luis García Postigo

Doug Pensinger /Allsport /Getty Images
Doug Pensinger /Allsport /Getty Images

QUÉ FUE DE… Luis García. Jugó en el Atlético entre 1992 y 1994, marcando 28 goles en 58 partidos. Fue uno de los jugadores más destacados en su corta etapa de rojiblanco, pero acabó saliendo por la puerta de atrás por problemas con la directiva en unos años de quiero y no puedo.

Cuando en la temporada 1991-1992 el Atlético quedó a solo dos puntos de ganar la Liga, rápidamente se quiso continuar con el proyecto iniciado para conseguir el asalto al título doméstico. Con la Copa del Rey bajo el brazo lograda en el Santiago Bernabéu como carta de presentación, el club se lanzó al mercado en busca de un delantero que acompañara a Manolo y Futre en la punta de ataque y marcara las diferencias. Con el buen rendimiento que había dado años atrás Hugo Sánchez, aunque luego acabara pasando lo que pasó, la directiva rojiblanca se decidió a fichar a un joven llamado Luis García que compartía ataque con Sánchez en la selección y que estaba calcando sus registros.

- Publicidad -

Luis García Postigo (1 de junio de 1969, Ciudad de México, México) aterrizó en el Atlético de Madrid en el verano de 1992, a los 23 años recién cumplidos. Su carta de presentación eran 75 goles en 195 partidos disputados con los Pumas de UNAM, equipo con el que debutaría a los 17 años, convirtiéndose en el jugador más joven en hacerlo en toda la historia. Un récord, por cierto, que estuvo vigente durante 30 años y que le arrebataron hace menos de tres.

Pero su carrera como futbolista empezó pronto. En equipos como Los Pandilleros de Satélite y Las Águilas de Etchegaray se granjeó un nombre, tanto que formó parte de la selección mexicana Sub17 que disputó el primer Mundial de la categoría, celebrado en 1985 en China. A su vuelta, ya le estaban esperando los Pumas para su fichaje. De México pasó directamente al Atlético y, tras Hugó Sánchez, se convirtió en el segundo jugador del país en hacerlo. Más tarde lo haría Raúl Jiménez.

La marcha de Futre a mitad de temporada y el bajón físico de Schuster provocaron que el equipo no lograra las expectativas en la primera temporada, en la que Luis García anotó 17 goles siendo sin duda el jugador más importante del equipo. Un curso más tarde el Atlético entró en su fase renovación, con Kiko y Kosecki como acompañantes del mexicano, que volvió a ser el máximo artillero con 11 dianas. Pero el Atlético era una feria entonces. Luis García entró en conflicto con Jesús Gil y acabó pidiendo salir de un club que era una montaña rusa y que había visto cómo 10 entrenadores distintos pasaban por el banquillo en solo dos temporadas (en realidad fueron 8, pero Ovejero y Heredia repitieron en dos etapas).

- Publicidad -

Su marcha le vino mal a él como jugador y al Atlético que no supo darle las mejores condiciones para triunfar

Para el recuerdo, queda un duelo que el Atlético de Madrid jugó contra la Selección Mexicana. Luis García disputó una parte con cada equipo y le metió dos goles a su selección, en un partido que acabó con victoria colchonera (3-2) y con una batalla campal en la que el pintoresco portero Jorge Campos se volvió absolutamente loco repartiendo golpes a diestro y siniestro. La estadía de Luis García en el Atlético se cerró con 58 partidos disputados y 28 tantos marcados. Su nuevo destino fue la Real Sociedad, donde fracasó sobremanera y más de una vez se arrepintió públicamente de haber salido del Atlético cuando estaba en un gran momento de forma por cuestiones extradeportivas.

En verano de 1995 volvió a su país para jugar en el América de México. Allí cuajó grandes registros en las dos temporadas en las que estuvo, probó el regusto de los shows televisivos y se le empezó a apagar la chispa del fútbol. Disputó unos meses en el Atlante y luego un par de años en Chivas de Guadalajara, antes de dar sus últimos coletazos con el balón. En 2000 jugó una temporada completa con Moncarcas Morelia (donde luego fue vicepresidente) y en 2001 se unió al Puebla, donde solo disputó un partido antes de retirarse de manera oficial.

29 goles en 79 partidos le sitúan como uno de los diez máximos goleadores históricos de la ‘Tri’

Con la selección, Luis García disputó 79 partidos, marcando 29 goles (los mismos que Hugo Sánchez). Es uno de los 10 máximos goleadores históricos de la selección y está considerado entre los 10 mejores jugadores del país. Jugó los Mundiales 1994 y 1998, y en el primero logró marcar dos tantos. Se retiró marcando más de 200 goles en algo más de 500 partidos, unas cifras altísimas si consideramos que colgó las botas muy joven. Después de retirarse, Luis García ha trabajado como analista de fútbol, ha aparecido en documentales y ha puesto voz a algunas ediciones del videojuego Pro Evolution Soccer.

No cabe duda que Luis García fue y es un personaje peculiar. Polifacético, se retiró a los 31 años cuando aún tenía fútbol en sus botas para empezar una carrera como analista de medios en la que ha sido toda una sorpresa positiva. Se graduó como doctor y apareció en telenovelas y en alguna película por el contrato que tenía el Club América con sus jugadores cuando García formaba parte de la plantilla. Un papel que fue testimonial, porque los productores se asustaron porque el chico estaba siendo el centro de todos los focos eclipsando a las estrellas del show.

Fotografía: Doug Pensinger /Allsport /Getty Images.

 

COMENTARIOS