Simeone y Wenger, duelo de entrenadores eternos

SIMEONE VS WENGER. Las semifinales de la Europa League que enfrentarán al Atleti con el Arsenal en busca de la final de Lyon, contarán con un duelo de excepción. Se medirán los entrenadores que más tiempo acumulan en sus respectivos cargos, al menos de las grandes ligas del continente. Simeone tendrá muy difícil alcanzar los 22 años que lleva Wenger en el banquillo de los ‘gunners’ (o sus 17 títulos), pero esta será la última temporada del francés, mientras el argentino seguirá sumando la próxima campaña. Repasamos los logros de “Le Professeur”.

Una vez retirado Sir Alex Ferguson (que estuvo al cargo del Manchester United desde 1986 hasta 2013 periodo durante el cual cosechó 36 trofeos), Arsene Wenger es de largo el entrenador con más tiempo seguido en el cargo. El francés ha anunciado su adiós al final de la temporada. Los londinenses quieren que esta despedida sea con una final europea mientras que los rojiblancos quieren que la despedida de Wenger en Europa llegue en el Metropolitano.

Arsene Wenger fue nombrado entrenador del Arsenal el 28 de Septiembre de 1996. A pesar del rendimiento menos notable de su equipo en los últimos años su llegada al fútbol fue revolucionario y su legado es innegable. El preparador francés profesionalizó los entrenamientos e introdujo cambios en la dieta de los jugadores.

LA ÉPOCA DORADA DE WENGER TUVO LUGAR ENTRE 2002 Y 2006: 2 PREMIER LEAGUE, 3 FA CUP Y FINAL DE CHAMPIONS PERDIDA

El comienzo de Wenger en el equipo fue arrollador sobre el verde. El Arsenal se alzó con el doblete en su segunda temporada (Liga y FA Cup). Entre 2002 y 2003 acumuló para las vitrinas gunners, otra Liga y dos Copas más. Consiguió en 2004 acabar la temporada sin derrotas y esa racha desembocó en el record de partidos invictos en Inglaterra (49 encuentros). Aquella temporada el conjunto del norte de Londres adquirió el sobrenombre de ‘Los Invencibles’.

El lunar de la tremenda trayectoria de Wenger está sin duda en el rendimiento en competiciones europeas donde no ha logrado levantar trofeo alguno. En 2006, el año que se trasladó a su actual estadio, el Emirates, perdió en la final de Champions League ante el FC Barcelona. El francés siempre se ha quejado del potencial económico que restó el elevado coste del nuevo estadio. Tras cambiar de campo, el Arsenal mantuvo su sala de trofeos sin ninguna nueva copa durante nueve largas campañas.

SUS VICTORIAS EN LA FA CUP, HAN SUPUESTO QUE WENGER SIGA SIENDO UN TÉCNICO GANADOR

Por suerte para los gunners el Arsenal se volvió más copero que nunca y logró conquistar las Copas de 2013, 2014 y 2017 (son los vigentes campeones de la FA Cup, la copa más longeva del mundo, tras vencer al Chelsea 2-1 en mayo). Precisamente, ese título le dio acceso a la Europa League de la presente temporada. El éxito reciente en la FA Cup (3 Copas en 5 temporadas) puso fin a una larga etapa (9 temporadas) sin títulos. Además de los diez grandes títulos (3 Ligas y 7 Copas), ha gando 7 Community Shields (análogo a la Supercopa nacional).

A “Le Professeur” se le conoce como un entrenador eminentemente ofensivo. Su sistema se basa en el fútbol total del Ajax de Rinus Michels. En el debe del francés, cabe descartar que a su equipo se le considera tácticamente anárquico y menos trabajado que otros conjuntos (como el Atlético de Simeone, donde el orden prima y el trabajo colectivo sobre el talento individual). También se la ha criticado a Wenger que su equipo sea indisciplinado (acumuló 100 tarjetas rojas en sus primeras ocho temporadas como técnico). A pesar de este curioso dato ha ganado en varias ocasiones el premio al Fair Play.

Especialmente tras el traslado desde Highbury al Emirates Stadium, el Arsenal del mister galo se ha caracterizado por detectar de manera temprana el talento (sobre todo procedente del mercado francés) y desarrollarlo en el club, más que fichar jugadores de renombre. Flamini, Patrick Vieira, Thuram, Henry, Anelka, Petit, Trezeguet, Torué o Eboué son ejemplos. Además de los jugadores franceses, el técnico también ha contribuido a la explosión de jugadores como George Weah, Jose Antonio Reyes, Cesc Fàbregas y más recientemente Hector Bellerín.

EL ARSENAL DE WENGER HA MUTADO DE CLUB FORMADOR A CONTRATADOR DE ESTRELLAS

Wenger es uno de los que más ha abogado por el fair play financiero y es un crítico de los grandes clubes europeos que contribuyen sobremanera a la inflación del coste de los jugadores. Él también ha sido objeto de crítica por pescar en canteras ajenas. El siempre polémico Rummenigge, directivo del Bayern Munich, deslizó que los métodos de Wenger bordean el tráfico de niños.

Como hemos dicho, Wenger siempre se quejó de que el elevado coste del cambio de estadio le impedía contratar jugadores de entidad para competir por los títulos. En los últimos años, parece que los tiempos de vacas flacas han tocado a su fin en el norte de Londres. En el mercado invernal, el Arsenal se hizo con los servicios de Aubameyang, pagando al Dortmund 63 millones de euros. También contrataron a Lacazette por más de 51 milones de euros el pasado verano. A estos nombres hay que añadir los de jugadores como Özil, Xhaka o Mustafi, que también supusieron grandes desembolsos monetarios. parece que el club inglés poco a poco va abandonando esa posición de extrema prudencia financiera.

WENGER Y SIMEONE, DOS TÉCNICOS QUE CAMBIARON LA TENDENCIA PERDEDORA DE ARSENAL Y ATLETI

Podría decirse que Wenger y Simeone son técnicos antagónicos en la concepción del juego. Mientras uno ama el fútbol de ataque y se siente más cómodo con la pelota, el otro basa su éxito en el dominio táctico de cada partido, ponderando el aspecto defensivo y tratando de penalizar los errores del rival. Estilos diferentes que, sin embargo, supusieron una revolución histórica en sus clubes y un cambio de tendencia histórica, por más que ambos tengan una corriente de detractores que dice que son perdedores porque les faltó algo para subirse al cajón de los grandes en los momentos importantes. El Arsenal de Wenger ha jugado la Champions en 19 ocasiones de 21 temporadas completas, mientras que Simeone ha hecho lo propio en las 6 campañas que inició, incluyendo la actual en la que ya ha logrado la clasificación matemática.

Wenger apura sus últimos días en el Arsenal mientras sueña con lograr lo que durante 22 años se le resistió: un título europeo. Mientras, Simeone necesita volver a ganar para terminar de convencer a jugadores como Obak y Griezmann de que no hay un sitio mejor para ellos que el Atlético de Madrid. Las semifinales de la Europa League dirimirán un duelo apasionante entre los técnicos más influyentes de la última década. Veremos quién se lleva el gato al agua.

COMENTARIOS