“Abonos más baratos que en el Calderón”, ¿la promesa que se llevó el viento?

Homenaje realizado a Fernando Torres por dejar el Atlético de Madrid. Fotos realizadas para estoesatleti.es por Tania Delgado

PRECIOS ABONOS 2018-2019. Cuando en marzo de 2016 Miguel Ángel Gil Marín se prestó a debatir (lamentablemente gesto infrecuente en el dueño del club) en un foro organizado por Los50 la viabilidad del traslado de lo que entonces todos llamaban “La Peineta” dejó varios titulares para la hemeroteca. Uno fue el siguiente: “Habrá abonos más baratos que en el Vicente Calderón”.

La verdad es que esto es cierto a día de hoy sólo para determinados colectivos, cuatro en concreto. Los más jóvenes son de los más favorecidos en el nuevo estadio. Sus abonos van desde 225€ (frente a 250€ en el antiguo estadio). Son más baratos que los que habían en el Vicente Calderón. Además la grada joven es más amplia y la edad máxima se ha ampliado hasta los 25 años. Los discapacitados son los mayores beneficiados con el cambio de casa. Cuentan con siete veces más sitios que en el Vicente Calderón para solicitar su abono. Acceden a su localidad sin barreras arquitectónicas para acceder a su asiento y su precio es un 50% más barato. Además para estos abonados se ha congelado el precio en la presente temporada.

Los mayores de 65 años tienen más sencillo sentarse junto a su familia. En el Vicente Calderon sólo podían abonarse en dos sectores. En el Wanda Metropolitano pueden beneficiarse de un 25% de descuento en cualquier lugar del estadio. Por último los abonos más baratos tampoco son más caros que en la última temporada del Vicente Calderón. A pesar de la subida, los abonos en los sectores más baratos de ambos fondos es aún más barato que el más económico del Vicente Calderon (290€ frente a 325€ hace dos temporadas).

Gil-Marín prometió que los abonos en el Metropolitano serían más baratos que en el Vicente Calderón

¿De qué se quejan los abonados entonces?

Parece que la frase de Miguel Ángel Gil a la que nos referíamos al principio en todo caso era efímera para muchísimos abonos y colectivos. Muchos abonados presentan el temor que ese incentivo tenía caducidad temporal pues en la segunda temporada del estadio Wanda Metropolitano los precios suben y bastante. Algunos seguidores nos lo ilustraban: 100€ más en caso de un abono total en el lateral este segundo anfiteatro, 45€ más en lateral este primer anfiteatro, 30€ más en el fondo norte. Parece que en casi todos los sectores del estadio ha caído la pedrea.

Primero la queja se sustenta en que porcentualmente la mayoría de abonados (que no pertenece a estos colectivos) no se beneficia de un abono más barato sino que por contra ya ha empezado a notar el efecto del “nuevo estadio”. En segundo lugar muchos abonados piensan que el porcentaje del incremento parece indicar que la primera temporada tenía un precio promocional y que en adelante los incrementos serán de esta índole.

La recién iniciada campaña de renovación de abonos ha tenido lugar más pronto de lo habitual (al igual que sucediera con la renovación de los carnets de socios no abonados). Esto muestra la necesidad imperiosa del club de hacerse con los ingresos que se consideran ordinarios para afrontar los gastos de la pretemporada.

Los incrementos pueden llegar a suponer hasta un 16% más

Ayer también pudieron comprobar los abonados que el precio del mismo abono de la campaña 2017-2018 costará más caro. En concreto hasta un 16% más, un incremento muy significativo sobre todo si nos atenemos a las promesas del consejero delegado y dueño del club en los momentos críticos de afrontar el cambio de casa. El cambio al espectacular coliseo rojiblanco no le puede resultar indiferente al bolsillo de ningún seguidor colchonero.

¿Que dice el club?

El Atlético de Madrid nos ha aclarado que si bien algunos abonos suben no es la tónica para los más económicos y determinados colectivos como hemos indicado anteriormente. “Hay cuatro colectivos que se siguen beneficiando de precios más baratos que en el Vicente Calderón”. Además descartan el temor que muchos abonados nos han expresado que no es más que el principio. “Los atléticos en el nuevo estadio tienen asientos techados en un 90%, están en un estadio infinitamente más cómodo y con muchísimos servicios que no tenía el Calderón. Prueba de ello es el reconocimiento de la UEFA para que albergue la final de Champions League de 2019 y la creciente lista de espera para abonarse”, dicen en el Atleti. Aseguran que la subida de precios de este año se corresponde con una normalización de precios por los servicios que ofrece el coliseo rojiblanco.

Tal como indicaba El Desmarque, el aumento no es igualitario, pues el abono más barato pasa de 250€ a 290€ (un incremento del 16%), mientras que el más caro pasa de 1.100€ euros a los 1.200€ (un 9% más)

Ayer un seguidor descontento con el cambio de escudo ironizaba diciendo que “el Atleti me está cobrando por adelantado la camiseta que no me pienso comprar”. Al elevado precio que están las zamarras no es parece ser del todo cierto. Este incremento súbito en los precios de los abonos ha hecho que se le disipara a más de uno toda la alegría de ser campeones de la Europa League y esté preocupado pensando si se lo podrá permitir no sólo este año sino en los próximos. En el club aseguran que el aficionado no tiene nada que temer.

El tiempo lo dirá, pero es innegable que a los miles de abonados que no son discapacitados, menores de 25 años, mayores de 65 o tienen una de las localidades de los 8 sectores más baratos (la mayoría) esta subida le ha cogido a contrapié.  El precio del éxito lo llaman unos, las promesas efímeras otros.

Fotografía: Tania Delgado / Esto es Atleti

COMENTARIOS