Atléticos que también jugaron en el Olympique de Marsella

HISTORIA. Nueve futbolistas han jugado en el Atlético de Madrid y en el Olympique de Marsella. De todos ellos, solo Javier Manquillo sigue en activo. Jovan Stankovic, Larbi Ben Barek y el propio Manquillo fueron transferidos directamente de un club a otro.

No son muchos los jugadores que vistieron las camisetas del Atlético de Madrid y del Olympique de Marsella en sus carreras. Pese a ser dos de los clubes con más historia del viejo continente, con 115 y 118 años de vida respectivamente, solo nueve futbolistas defendieron el escudo de ambos equipos. El primero fue Larbi Ben Barek; El último, Javier Manquillo. Destaca Marcel Domingo, que fue jugador en los dos clubes y también técnico colchonero. Además, Tomislav Ivic y Javier Clemente también dirigieron en ambos banquillos.

  • Larbi Ben Barek: El delantero marroquí vistió la camiseta del Olympique de Marsella en 1938. Un año más tarde, fruto del estallido de la Segunda Guerra Mundial, abandonó el país galo y volvió a su Marruecos natal. Hasta que en 1948 el Atlético de Madrid se hizo con sus servicios. De rojiblanco, Ben Barek pasó seis años mostrando su mejor fútbol, ganando dos Ligas y levantando una Copa Eva Duarte. En 1954 puso final a su aventura española y volvió al Olympique de Marsella con la idea de retirarse, aunque tras un año en Francia, más tarde volvería a jugar al fútbol tanto en Argelia como en Marruecos.

 

  • Marcel Domingo: En 1948, a la vez que Ben Barek llegaba al Atlético, lo hacía Marcel Domingo, que pasó tres años en las filas rojiblancas levantando los mismos títulos que el marroquí, al que añadió el Trofeo Zamora en 1949. En 1956 y tras una dilatada carrera, firmó con el OM para afrontar sus últimos dos años en activo y cerrar su carrera deportiva como portero. Volvió al Atlético de Madrid en condición de entrenador en dos periodos (1969-1972 y 1979-1980), donde logró el campeonato liguero en 1969-1970.

 

  • Paolo Futre: Leyenda viva del Atlético y uno de los mejores jugadores de toda la historia del club, el luso militó una campaña en el Olympique de Marsella entre los dos periodos que fue colchonero. Futre llegó al Vicente Calderón en 1987 y se marchó seis años después con dos Copas del Rey bajo el brazo dirección Benfica. A mitad de curso en Lisboa, volvió a hacer las maletas para jugar medio año en el OM, donde anotó dos goles. En 1997 y casi al final de su carrera, el ’10’ volvió al Atlético para jugar una última temporada al fútbol de nivel.

 

  • Ígor Dobrovolski: Su palmarés podría considerarse envidiable. Campeón de Liga y de Europa con el Olympique de Marsella en la 1992-1993 (el único año que pasó en el club), Dobrovolski nunca fue protagonista principal de aquel equipo que luego fue despojado de su entorchado doméstico por escándalos de sobornos. Después volvió al Dínamo de Moscú, ya bajo bandera rusa y no soviética, donde había vivido años mágicos en los 80. Pero solo estuvo allí una campaña, para luego recalar en las filas del Atlético, en la 1994-1995, un año antes que el soñado Doblete.

 

  • Stefano Torrisi: No se puede decir que el italiano tenga una dilatada carrera como jugador de ambos clubes, pero aunque por poco tiempo, sí llegó a vestir sus camisetas. Torrisi jugó 17 partidos en el Atlético en la 1998-1999, fatídica temporada en la que se coqueteó con el descenso, estando muy por debajo del nivel que presuponía su caché. En 2001 y siendo jugador del Parma, jugó en calidad de cedido en el Olympique de Marsella, pero solo disputó dos partidos.

 

  • Jean-François Hernández: Este defensa central cuenta además con ser también el padre de Lucas y Theo Hernández, quienes se enrolaron en la cantera del club desde pequeños. Jean-François jugó en el OM entre 1995 y 1998. Al Atlético llegó en el 2001 y solo permaneció una temporada. Además, aquel año, compartió plantilla con Fernando Torres, de igual modo que hicieron sus hijos 15 años después.

 

  • Jovan Stankovic: En el año 2000, Jovan Stankovic llegaba al Olympique de Marsella de la mano de Javi Clemente. Nunca fue indiscutible, su fútbol perdió caché y su situación intermitente le hizo salir en busca de minutos. Un año más tarde recaló en el Atlético de Madrid, entonces en Segunda División, y fue uno de los jugadores clave en la temporada del ascenso. En el Atlético jugó dos temporadas.

 

  • Peter Luccin: Nacido en Marsella, en 1998 Peter Luccin firmaba por el club de su ciudad, y entonces, de sus amores. El Olympique de Marsella. Dos años más tarde, el centrocampista dejó al club y se marchó al PSG, en lo que fue considerada una de las mayores traiciones que se recuerdan en los últimos años, sobre todo por la delicada situación que pasaban los marselleses. En 2004 firmó por el Atlético, donde permaneció durante tres campañas.

 

  • Javier Manquillo: El último de la lista. Manquillo, canterano Atlético, salió en calidad de cedido al club galo en la 2015-2016 en busca de minutos. Fue un mal año del equipo, que acabó en la parte baja de la tabla aunque logró ser subcampeón de Copa. Manquillo, dada su adaptabilidad, jugó 41 partidos en todas las competiciones intercalando ambos laterales antes de volver al Atlético para luego volver a salir.

Fotografía: ANNE-CHRISTINE POUJOULAT/AFP/Getty Images.

COMENTARIOS