Camino del Atleti hacia Lyon

Encuentro disputado en el Estadio Wanda Metropolitano correspondiente a la vuelta de semifinles de la Europa League 17/18. Fotografías realizadas para estoesatleti.es por Tania Delgado

FINAL EUROPA LEAGUE LYON. La capacidad de reinventarse y motivarse de nuevo ha marcado la vuelta del Atlético de Madrid del Cholo a una final. Un equipo de autor que tras el fiasco en la Champions, se ha conjurado y pasito a pasito se ha colocado a un partido de volver a Neptuno. Un ejercicio de fe que se ha basado en cuatro eliminatorias, ocho partidos en los que el Atleti ha hecho del Metropolitano su fuerte, ya que no ha recibido ni un solo gol en casa.

17 goles a favor y cuatro en contra. Seis victorias, un empate y una derrota en ocho partidos. Invicto en casa. Números todos de campeón, que muestran la fiabilidad de un equipo altamente preparado para torneos del K.O. No son casualidad las dos finales de Champions disputadas por el Atleti en la era Cholo, que ha vuelto a demostrar estar capacitado para recuperarse de las distintas adversidades que pueden surgir en una eliminatoria a 180 minutos. Aunque, a diferencia de años atrás, todos los rivales a los que se ha enfrentado eran de menor nivel al Atleti.

El equipo del Cholo comenzó su andadura en el Europa League de rebote, ya que la tercera plaza cosechada en la fase de grupos de la Champions le mandaba a la competición menor del continente. Un nuevo reto para un grupo de jugadores acostumbrado a torear en plazas mayores.

Encuentro disputado en el Estadio Wanda Metropolitano correspondiente a los 1/16 de UEFA Europa League Temporada 17/18. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Alvaro Moreno.

El primer escollo que se superó fue en Copenhague. En Dinarmaca empezaba el torneo para el Atleti y a los 20 minutos ya iba perdiendo 1-0 y había mandando al limbo varias ocasiones claras de gol. Pero el equipo, evidentemente muy superior al danés, se rehízo. Remontó el partido con goles de Saúl, Gameiro, Griezmann y Vitolo y sentenció por un 1-4 en la ida. Para la vuelta, Gameiro marcó el único gol del partido.

Tras la primera prueba, el Atleti quedó emparejado ante el Lokomotiv de Moscú. Saúl abrió la lata en casa y Costa y Koke cerraron el partido con 3-0 que sellaba billete para cuartos de final. Aún así, el equipo colchonero de tomó muy en serio la vuelta, donde ganó 1-5 y donde se rompió Filipe Luis el peroné.

Encuentro disputado en el Estadio Wanda Metropolitano correspondiente a la ida de octavos de Europa League 17/18. Fotografías realizadas para estoesatleti.es por Tania Delgado

Una vez dejados atrás los dieciseisavos y los octavos y después de certificar que tampoco este era el año de la liga (estaba a ocho puntos del Barça y con el gol avereage perdido), el Atleti se dio cuenta de que la Europa League era la única competición a la que agarrarse hasta final de temporada.

En cuartos cayó el Sporting de Lisboa. En la ida, los del Cholo fueron infinitamente superiores a un rival muy débil atrás. Koke hizo el 1-0 al minuto de encuentro y Griezmann aprovechó un error de los centrales para hacer el segundo. Tras los dos tantos, los del Cholo echaron el freno. Craso error, dejaron irse vivo a un equipo con mucho talento de mediocampo para arriba. En la vuelta se visumbró que el 2-0 podía ser insuficiente. El Atleti sufrió de lo lindo en la primera parte, donde recibió un gol y se encomendó a las manos salvadoras de Oblak. Tras la reanudación, Koke y Saúl crecieron en el partido e incluso dispuso Griezmann de varias ocasiones para sellar el pase. Aún así, terminó 1-0 y con las semis en el bolsillo.

En la penúltima ronda del torneo tocó el Arsenal de Wenger. Un equipo con mucho talento, que tenía puestas todas su esperanzas en la Europa League para ganar el primer título europeo de la era Wenger y conseguir plaza directa para disputar Champions el año próximo.

Y nada pudo comenzar mejor para los londinenses en la eliminatoria, ya que a los diez minutos de partido el Atleti estaba con uno menos. Vrsaljko fue expulsado por doble tarjeta en un decisión arbitral muy discutida. El Arsenal bombardeó la portería atlética durante muchos minutos. Ozil, Ramsey, Wilshere, Monreal, y sobre todo, Lacazette, se encontraron con la muralla colchonera. En la retaguardia Oblak y en la vanguardia, Griezmann. Los diez del Atleti atrincherados en quince metros de campo.

Encuentro disputado en el Estadio Wanda Metropolitano correspondiente a la vuelta de semifinles de la Europa League 17/18. Fotografías realizadas para estoesatleti.es por Tania Delgado

El delantero francés Lacazette abrió la lata pasado el minuto 60. Tras el gol, el Arsenal siguió volcado en campo rival y una de esas, Giménez envió un balón eterno a Griezmann que se peleó con Koscienly, le robó la cartera y puso el 1-1 en el marcador a falta de escasos minutos para el final. Gloria atlética después de estar todo el partido defendiendo.

En la vuelta, el equipo del Cholo manejó el partido como quiso. Espero en campo rival a un fallo de los ingleses. Al filo del descanso, Costa recibió de Griezmann y solo ante Ospina batió al colombiano. Los colchoneros se fueron al descanso por delante en el marcador y en el segundo acto minimizaron a base de coraje, inteligencia y fútbol, cualquier atisbo de esperanza gunner.

Y casi sin darse cuenta, después de no poder fichar en verano, con el cambio de estadio y de escudo, con las lesiones y las ventas en enero, el Atleti se ha plantado en otra final. Con Oblak como guardián de la portería y con Costa (dos goles) y Griezman (cuatro) como principales amenazas. Desde luego, el Atleti se ha ganado el derecho a soñar.

Fotografía: EstoesAtleti/Tania Delgado

COMENTARIOS