Simeone: «Hace seis años dije que quería ser un equipo molesto. Ahora quiero serlo aún más»

Simeone:
PHILIPPE MARCOU/AFP/Getty Images

EUROPA LEAGUE. MEDIA DAY. Simeone atendió a los medios junto en el Media Day de la UEFA Europa League, una semana antes de la final que enfrentará al Olympique de Marsella y Atlético de Madrid.

-¿Es bueno que antes de jugar una final esté por medio el tema de Griezmann?

- Publicidad -

Simeone: «Viste los caballos? En mi cabeza tengo Getafe y la final. Después no miro nada, no escucho nada… Me importa solo el partido y todo lo que envuelve al equipo. A Griezmann le veo bien, entrenando como siempre, compitiendo como siempre… y nada más«.

-¿Qué grado de obligación tiene el equipo de ganar la Europa League después de una temporada complicada como ésta?

Simeone: «Ha sido una temporada no fácil. La salida de la Champions, creo que el equipo se reinventó, y tomó responsabilidad y con mucha decisión esta entrada en la Europa League y compitió hasta hoy muy bien, con la responsabilidad de que todos imaginaban la posibilidad de que el Atlético de Madrid iba a estar en la final. Hemos llegado y ahora las palabras cuentan poo, cuentan los hechos. Nos vamos a enfrentar a un rival que juega bien, con un entrenador que trabaja muy bien los equipos que tuvo. Seguramente será una final muy disputada».

- Publicidad -

-¿Cómo vive los días previos a la final? ¿Qué te cambia el no poder estar en el banquillo?

Simeone: «Me cambia más no estar en el banquillo que todo lo otro, no es fácil, es triste y feo, pero las cosas están como están. Tengo sensaciones de alegría, estoy muy contento, tengo ilusión, entusiasmo, me emociona imaginarnos en una final nuevamente. Estamos trabajando con los futbolistas para llegar bien al partido del sábado y continuar de cara al miércoles para llegar de la mejor manera».

-¿Qué te sirve más de tu experiencia en finales para esta nueva final. Los aciertos o los errores que has tenido en otras anteriores?

Simeone: «Siempre digo que tener la oportunidad de jugar finales te da experiencia, de situaciones vividas. Obviamente siempre se sacan cosas buenas de lo positivo y de lo negativo, pero lo importante es que estuviste, y que ya sabes lo que hay cuando te toca perder y cuando te toca ganar. Lo que hay que intentar en ese encuentro, donde la misma palabra lo dice, es una final, no hay más, termina ahí».

-Siempre dices que es un orgullo que equipos como el Barcelona se fijen en jugadores del Atlético, pero a parte de eso, ¿molesta por el momento de la temporada en el que se le está dando tanta fuerza al interés del Barça por Griezmann?

Simeone: «Me enseñaron en la vida que tienes que comportarte de una manera, y que los demás elijan comportarse como quieran. Cada persona es libre de manejarse como lo crea oportuno y elegir lo que necesita hacer. Nosotros pensamos en nosotros, intentamos manejarnos de una misma manera siempre, cuando ganamos, cuando perdemos… No cambiamos«.

-¿Qué nos puede decir del trabajo del entrenador del Marsella y cómo lo ve?

Simeone: «Le veo muy bien, siempre ha competido muy bien en todos los equipos en donde ha estado, ha generado un fútbol muy concreto. La vuelta del Marsella a competir en lugares importantes como esta final es algo saludable, es algo bueno porque siempre fue un equipo importante, me acuerdo cuando era chico de Boksic, Weah… Cuando por entonces estaban en finales de Champions, compitiendo muy bien en Europa con una afición extraordinaria… Está todo dado para que sea una final muy buena. La gente del Atlético es pasional y acompañará. Se vivirá una emoción enorme en ambas aficiones y creo que un fútbol en el campo bastante similar. Ellos son directos, trabajan bien la pelota parada, es un equipo que intenta estar compactos y bueno, ustedes saben que nosotros tenemos un equipo de similares características a éste que les estoy describiendo».

-Diego Costa ha dicho, al ser preguntado por Griezmann, que él también juega en el Atleti, que también se deja el alma y que también quiere estar aquí, reivindicando el protagonismo del resto de jugadores. ¿Le preocupa que haya celos o envidia en el vestuario porque Griezmann sea el protagonista y porque usted le dedique más tiempo que a otros?

Simeone: «Esto es como la familia. Siempre hay uno en la familia que está enojado. Pasa con la abuela, la tía, con el primo… Pero luego viene fin de año, cenamos todos juntos y cuando dan las 12 nos ponemos a llorar y nos abrazamos todos».

-¿Es esta final más importante de cara al futuro del Atleti que otras anteriores?

Simeone: «Todas las finales son importantes. No puedo quitarles valor a aquellas jugadas anteriormente porque en su momento también se jugaron en situaciones muy importantes para el futuro del club. Yo estoy muy bien, estoy muy contento y entusiasmado. Tengo una ilusión enorme y un orgullo de poder dirigir a estos futbolistas que están haciendo una temporada enorme. Competimos desde hace seis años y hemos mantenido el respeto, lo que es muy difícil de mantener después de tanto tiempo, con su esfuerzo y nuestro respeto como cuerpo técnico. Eso es tener suerte como entrenador, no todos tienen esta suerte porque hay que lidiar con situaciones que no son fáciles y tomar decisiones continuamente. Soy un agradecido a los futbolistas que me han acompañado en el club«.

-¿Es tu momento de mayor ilusión en el Atlético de Madrid después de una temporada difícil por todo lo que se ha dado?

Simeone: «Sí, está claro que al no haber podido contratar futbolistas en verano, que salgan cinco en invierno y lleguen dos, haber quedado fuera de la Champions, que estemos ahora en la final de la Europa League, segundos en Liga esperando poder llegar a cerrarlo al final… Es una temporada muy buena desde lo laboral. El salir campeón la eleva a un lugar superior, pero mi ilusión está en el día a día. Veo que hay muchos jóvenes que han mejorado: el crecimiento de Correa, Thomas o Lucas es tremendo. Chicos que han empezado en la cantera, Correa que vino con la dificultad en el corazón y ha hecho un esfuerzo enorme, el crecimiento de Saúl, la continuidad de Koke, el repetir año tras año las temporadas de Griezmann, Gabi, Oblak, Godín… Hay muchas cosas positivas. También hay alguna negativa, porque son muchos años de trabajo y no sería normal hacer todo bien. Sabemos que hemos hecho cosas que no estuvieron acertadas, pero siempre lo hicimos con transparencia, con el corazón, y siempre imaginándonos lo mejor para el club. Cuando llegué hace seis años dije que quería ser un equipo molesto, y ahora me contra reafirmó. Quiero ser más molesto todavía, más«.

Fotografía: PHILIPPE MARCOU/AFP/Getty Images

COMENTARIOS