Un Mundial en rojiblanco

Matthias Hangst/Bongarts/Getty Images

MUNDIAL 2018. Diego Costa, Saúl, Koke, Griezmann, Lucas, Giménez, Godín, Filipe Luis y Vrslajko representan al Atlético en el Mundial que empieza hoy, en Rusia. Son nueve, como hace cuatro años. La cifra más alta de jugadores del Atleti en un torneo de este calado.

Nueve serán los jugadores del Atlético de Madrid que se den cita en Rusia para disputar la Copa del Mundo que arranca hoy. La cifra es la más alta de toda la historia, empatada con la cita de 2014, en la que también se rozó la decena. El crecimiento del club es notorio, pues hace solo ocho años, en Sudáfrica, solo fueron cuatro los colchoneros en el torneo. La mayoría de los jugadores de Simeone tienen un peso importante en sus selecciones, siendo algunos parte vital de la plantilla.

A Rusia acudirán Giménez y Godín, por Uruguay; Saúl, Koke y Diego Costa, por España; Lucas y Griezmann, por Francia; Vrsaljko, por Croacia; y Filipe Luis, por Brasil. También está Lemar con los galos, aunque su llamada responde a los méritos con el Mónaco. Mismo caso que Rodri, que está como sparring no convocado por su hacer en Villarreal.

ESPAÑA: Encuadrada en el Grupo B junto a Portugal, Marruecos e Irán, España parte como favorita para ser líder de grupo y a priori se debería jugar las habichuelas de los octavos con Portugal en el partido que abre el grupo. Lo que ha sucedido en las últimas horas bien podría alterar la confianza de los jugadores y cambiar la estrategia y el planning marcado hasta ahora, que no era otro que luchar por el título.

  • Diego Costa (España): El hispanobrasileño, con tan solo 19 internacionalidades a sus espaldas, debería ser el delantero titular por delante de Rodrigo y Aspas. Hacer una buena primera fase es clave para él y que encuentre el gol que le pueda liberar de presión (ese que le faltó hace cuatro años en Brasil) y ayude a sumar a las siete dianas que ya lleva con la Roja.
  • Koke (España): Se juega un puesto de titular con Thiago. Koke parece tener más presencia y es más constante en su juego. A sus 26 años suma 40 partidos como internacional y seguro que tendrá minutos de importancia. Lopetegui parecía tener predilección por el jugador del Bayern, pero el hacer del madrileño de momento ha sido mejor.
  • Saúl (España): El socio de todos. Saúl será suplente. Acude al torneo como el sustituto del ‘5’ Busquets, como ha ido ejerciendo en las categorías inferiores. No obstante, su todo en uno le hace poder jugar en distintas posiciones y en fases del partido.

 

FRANCIA: En el Grupo C, Francia no deberá tener problemas para clasificarse para la siguiente ronda al enfrentarse a Perú, Dinamarca y Australia. Sentenciar pronto y dosificar a los jugadores importantes, así como dar minutos a esos 4-5 chicos que podrían ser titulares sin problema pero que parece no lo serán. Ganar el título para quitarse la espina de la Eurocopa 2016, el objetivo.

  • Antoine Griezmann (Francia): La estrella absoluta del equipo. Griezmann jugará de titular, tendrá libertad para hacer lo que le plazca y tratará de llevar a Francia al título. Una Francia muy joven, renovada y con dejes de aquel equipo que se quedó con la miel en los labios hace dos años en su Eurocopa. Con su futuro en el aire, los 54 partidos y 20 goles marcados con les bleus le hacen ser uno de los jugadores a tener en cuenta en el torneo.
  • Lucas Hernández (Francia): Siempre ha sido lateral con las categorías inferiores de la selección y así es como acude a Rusia, con la ventaja de poder jugar también como central si la situación lo requiere. Mendy y él se jugarán el puesto de titular, y si bien la grave lesión que ha sufrido esta temporada el jugador del Manchester City le hacía tener todas las papeletas para quedarse fuera hasta coger ritmo, las últimas pruebas de Deschamps parecen indicar que Lucas tendrá que esperar su turno.

 

URUGUAY: Grupo A, junto a la anfitriona Rusia, Egipto con Salah y una frágil Arabia Saudí. Digamos que Uruguay no juega al fútbol en verso, pero que saca los partidos más duros con bemoles. Que no goleará salvo sorpresa, pero que tampoco saldrá goleada. Imposible prever que hará esta selección que representa a 3 millones de habitantes más allá de dejarse el alma por unos colores celeste. Pueden ganar a cualquiera.

  • Diego Godín (Uruguay): Santo y seña. Capitán. Godín es el auténtico líder del vestuario. Con 116 partidos internacionales, busca superar al ‘Mono’ Pereira y convertirse en el jugador con más partidos con la celeste. Indiscutible, jugará incluso aunque caiga lesionado.
  • José María Giménez (Uruguay): La pareja inseparable de Diego. Recién renovado hasta 2023, Josema aterrizó de pie en la selección a los 18 años. Su titularidad no se cuestiona, aunque en los últimos compromisos internacionales ha tenido algún percance físico más del deseado que le ha acabado dejando KO.

 

BRASIL: Clarísima favorita al título final. Brasil vuelve a respirar samba y vuelve a tener cemento en el medio. Al fin un equipo que puede dejar a un lado los últimos fracasos. La pentacampeona lleva demasiado sin ganar. En el Grupo E, los partidos contra Costa Rica, Serbia y Suiza podrían engrasar una máquina que luego podría convertirse en imparable.

  • Filipe Luis (Brasil): Suplente de Marcelo. Filipe no tenía ninguna posibilidad de ser titular estando el del Real Madrid en la plantilla, pero para él es todo un éxito haber llegado tras su grave lesión en el tramo final de la temporada. No obstante, Marcelo es también un propenso también a los problemas físicos.

 

CROACIA: Una de las selecciones más completas. Pueden jugar a lo que quieran que tienen jugadores de sobra para ello. Si todo les sale bien, son junto a Serbia una de las llamadas a ser revelación. Hace dos años también contaban con ese cartel, pero entonces les faltó ese gen ganador que es necesario. Encuadradas en el Grupo D, el de la muerte, con Argentina, Islandia y Nigeria.

  • Sime Vrslajko (Croacia): Titular indiscutible, Vrslajko jugará en el lateral derecho. Además, la opción de que por delante de él juegue Kramaric, que es un delantero con movilidad que cae bien a banda, le podría dar el carril diestro entero para correr como más le gusta.

 

La lista podía haber sido mayor, pero Savic (Montenegro) y Oblak (Eslovenia), líderes en sus combinados, vieron como sus selecciones no pasaban de fase de grupos. Mismo caso que Thomas, capitán de Ghana. Vitolo (España), por su parte, se quedó fuera de la lista tras pasar gran parte del curso lesionado y Ángel Correa, que sí estuvo en muchas eliminatorias, no fue al final del gusto de Sampaoli para ir a Rusia con Argentina.

Nunca un jugador del Atlético de Madrid ha sido campeón de un Mundial yendo a la cita como colchonero. ¿Será 2018 la primera vez?

FotografíaMatthias Hangst/Bongarts/Getty Images.

COMENTARIOS