ENTREVISTA (PARTE I) Villacampa: «Desde febrero sabía que no me iban a renovar»

ENTREVISTA EXCLUSIVA (PARTE I, EL ADIÓS Y LA DEBACLE DE WOLFSBURGO). Ángel Villacampa ha querido despedirse (de momento) de los atléticos que tanto le han arropado estos tres años.  Ha tenido la deferencia de sentarse de manera reposada con Esto es Atleti tras dejar pasar varias semanas desde que se oficializara que dejaba de ser el entrenador del club.  Con Villacampa el Atleti ha ganado una Copa de la Reina y dos Ligas Iberdrola consecutivas, estrenando además el palmarés hasta entonces inmaculado del club. En esta primera parte de la larga e interesante charla que mantuvimos con el laureado técnico colchonero nos habla de los últimos días en el club, de cómo conoce su salida y del partido que marcó su continuidad: la derrota de Wolfsburgo.

-Recuerdo que la última vez que hablamos. Fue en Mérida tras perder la Final  de Copa en el último instante. Te pregunté si continuarías y me dijiste que si el club quería continuarías. ¿Por qué no ha querido el club que Villacampa se quede?

- Publicidad -

Villacampa: «Yo no soy la persona adecuada para hablar sobre los motivos de mi salida. Lo que sí sé desde febrero, es que no voy a continuar. No creo que sea una decisión de ‘club’, porque es una entidad grande y está por encima de todos. Es una decisión de personas concretas que no creen conveniente mi continuidad. Hay dos o tres personas que en febrero ya habían tomado esta determinación pasara lo que pasara el resto de la temporada». [Las decisiones ejecutivas en el Atlético de Madrid Femenino recaen sobre Lola Romero y las deportivas sobre su directora deportiva María Vargas.]

«En febrero ya sabía que no seguiría al frente del club»

-Es decir María Vargas en febrero te comunica que no vas a seguir

Villacampa: «No, no me comunicaron nada. A mi me llegaron estas informaciones por jugadoras de otros equipos. Me lo dicen jugadoras de otros equipos. En otros vestuarios se sabía que Ángel Villacampa no iba a seguir en el Atlético de Madrid desde hace meses. Jugadoras con las que hay un proceso de negociación para que vengan preguntan quien será el entrenador y contrario a otros años se desvía el tema y se habla del ‘proyecto’ y eso acaban notándolo esas jugadoras que se dan cuenta que no voy a continuar con toda seguridad».

- Publicidad -

«Me prometieron que si nos clasificábamos para Champions seguiría y no ha sido así»

-¿Cuál es tu reacción cuando te das cuenta que a pesar de haber ganado una Liga y una Copa y de estar luchando por una segunda liga consecutiva que acabáis ganando, no hay posibilidad  de seguir? ¿Hablas con el club?

Villacampa: «No, no digo nada y me centro en lo deportivo. He aprendido en el fútbol que no vale la pena perder energías en asuntos que no puedes manejar. Eso me restaba concentración para lo deportivo que era lo fundamental. Me centré en los entrenamientos, en preparar los partidos, el vestuario, pues nos jugábamos una Liga».

-Tu llegaste sustituyendo a Miguel Ángel Sopuerta (del que eras su segundo) y desde tu desembarco has ganado algo todos los años. Has llegado a tres finales consecutivas de Copa de la Reina, ganando la primera y has conquistado dos Ligas consecutivas con unos números estratosféricos. Eres el palmarés del club, ¿cómo te explicas que se prescinda de tus servicios?

Villacampa: «Hay versiones. Las personas responsables del fútbol femenino del club hablan de cambio de etapa, de necesitar un cambio de ciclo lo cuál no entiendo. ¿Por qué querrías cambiar un ciclo ganador por otra cosa? Yo nunca había visto eso en el fútbol. Tal vez mi error ha sido tener sentimientos hacia esta camiseta y hacia algunas personas porque así ha dolido más este final».

-¿Te sientes traicionado por alguien?

Villacampa: «No, para nada. No traicionado, pero si sé que hay promesas que no se han cumplido hacia mi. Había un compromiso tácito de que mi continuidad dependía de clasificar al equipo para Champions League y eso no ha sido así pues lo hemos logrado con creces y hemos levantado el trofeo de campeón y aún así me encuentro fuera del equipo. Las personas responsables han decidido cambiar el criterio que hablaron conmigo y lo tengo que aceptar. No me queda más remedio».

«No cambiaría lo que hice en Wolfsburgo, alineé los fichajes que me trajeron»

-¿Donde crees que estuvo el punto de inflexión? Tal vez el terrible correctivo en Wolfsburgo, donde el equipo cae por 12-2 en un partido de vuelta ya sentenciado de Champions. [Villacampa alineó a muchas jugadoras no habituales, algunas muy jóvenes como Laia, Carla, Viola, Paraluta o Cazalla que quedaron en muchos casos señaladas como responsables de la derrota a ojos de la afición.]

Villacampa: «[Asiente con gesto triste] A ver, los entrenadores estamos para tomar decisiones. El día de Wolfsburgo es el día más triste de mi carrera deportiva. Pero lo volvería a hacer. Es una decisión [las rotaciones] que tomé por el bien del equipo. Había muchas jugadoras tocadas y el 0-3 de la ida dejaba la eliminatoria sentenciada. Habiendo perdido por tres goles en casa y estudiando al rival y como estábamos de justas nuestro equipo no veía posibilidad de remontar la eliminatoria. Para mi la senda del Atlético es seguir yendo varias temporadas a la Champions para elevar poco a poco el nivel como ha hecho el Barcelona, no tener expectativas inmediatas. Al Barça le ha llevado seis temporadas llegar a semifinales. Por el camino te pegarás algún batacazo por supuesto pero lo importante es la perspectiva a largo plazo, en mi opinión«.

-¿Fueron las necesidades de recuperar jugadoras las que te llevaron a rotar medio equipo entonces?

Villacampa: «Llegamos en cuadro: Pereira estaba lesionada, Kenti estaba con molestias, Corredera estaba con molestias. Me tocó priorizar. Puse a todos los fichajes que había traído la dirección deportiva no es que jugáramos con niñas del filial, todas tenían ficha del primer equipo. Puse a Laia, que habían traído por Mapi, hace falta recordarlo. Creo que era una oportunidad para que algunas jugadoras fueran creciendo. Teníamos en defensa a Menayo en el centro también a Jucinara por banda izquierda. Viola cuando llegó había jugado de central o de lateral y la pusimos en el lateral derecho porque Kenti no estaba para jugar. Pusimos a Kaci en el medio. [Se fue el partido al descanso 8-1]. En el segundo tiempo salieron Amanda y Meseguer pero nos metieron cinco goles más. Fue un día duro«.

«Tras la derrota 12-2 en Wolfsburgo puse mi cargo a disposición del club»

-¿Que pasó al terminar el partido?

Villacampa: «Esto nunca se ha contado. Puse mi cargo de inmediato a disposición del club. Yo nunca iba a ser una carga para el Atlético de Madrid».

-¿Y cual fue la respuesta?

Villacampa: «Me dijeron que no, que por supuesto que no. Que si alguien podía ganar al Barça y podía ganar la Liga era yo».

-Entonces no hubo reacciones negativas a la aplastante derrota.

Villacampa: «Claro que las hubo. No estaban conformes con la alineación para nada pero repito, son los fichajes que me habían traído las mismas personas que me estaban reprochando alinearlas. Me llegó a decir una persona que si llega a saber que saco un once así, no hubiera viajado a Alemania. Y estamos hablando de Octubre«.

-Ese partido, aunque fue un palo durísimo también cambió el rumbo del equipo. Te vuelves más conservador con las alineaciones. Poco a poco fuiste afianzado a un grupo de jugadoras con las que creaste un once sólido que se podía recitar de memoria. El equipo se encuentra y empieza a jugar a un nivel impresionante, probablemente es el mejor Atlético de Madrid Femenino que hayamos visto. Por lo que visto con perspectiva Wolfsburgo supuso una manera de crecer para el equipo».

Villacampa: «Totalmente de acuerdo. Para crecer necesitas estos reveses que superar. Veníamos de no perder un año entero en Liga. El equipo da un paso adelante. Lo que si hemos cambiado son los sistemas. Hemos jugado hasta con cuatro sistemas distintos dependiendo de rivales, de situaciones de partido y para capear sanciones; por no hablar que tuvimos que hacer hueco a dos jugadoras que llegaron para apenas unos pocos meses [Francisca Ordega y Mónica Hickmann] Nosotras nos tuvimos que adaptar a ellas y ellas a nosotras. Levantarse de esa situación sin duda es una manera de crecer importante para el equipo (también para el entrenador). Nos sobrepusimos a semejante derrota como un vestuario unido».

«De las derrotas se aprende y crece. Las mismas ‘que parecían no valer en Wolfsburgo’ nos salvaron en el siguiente partido»

-Y volvisteis para jugar ante el Sporting de Huelva.

Villacampa: «Fue un partido muy duro. Nos empataron a uno en el minuto 80 de partido y parecía que se nos escapaban esos dos puntos pero conseguimos la victoria con jugadoras que salieron en la segunda parte. Las mismas jugadoras que para alguna persona no valían el miércoles, salvaban un matchball ese mismo fin de semana [los goles de la remontada los meten Carla Bautista y Kaci]«.

FIN DE LA PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA

COMENTARIOS