Vrsaljko se rompe en el pase de Croacia a semifinales

KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP/Getty Images

MUNDIAL RUSIA 2018. Pasó de manera agónica y con gran desgaste la selección croata ante la anfitriona Rusia. De nuevo se jugaron ambas selecciones el pase a semifinales a los penaltis. Se impuso Croacia que pasa a semifinales donde jugará ante Inglaterra. La noticia nefasta para los intereses rojiblancos fueron las dolencias de Vrsaljko en la rodilla derecha, probablemente de menisco que encienden todas las alarmas.

Se adelantaron los rusos con un golazo estratosférico de Cheryshev. Con el inesperado tanto ruso el partido apuntaba a sorpresón pero pronto igualó Kramaric a pase de Mandzukic que cuajó un partido excelente.

Tras los partidos agónicos ante España y Dinamarca, ni Croacia ni Rusia quería someterse de nuevo a otra prórroga tortuosa pero parecía que sólo Croacia tenía mecanismos ofensivos para impedirlo. La sobria Rusia volvió a tirar de pundonor para igualar su debilidad futbolística y movió con criterio el banquillo para introducir jugadores de referesco sin renunciar a la portería croata, como bien comprobó Subasic que tuvo que emplearse a fondo las contadas veces que se asomaron arriba los rusos.

Llegó la lesión de Vrsaljko ya en la prórroga tras resentirse de la zona del menisco de la rodilla derecha varias veces. Su lesión podría ser en la zona del menisco. Salió Corluka por el lateral rojiblanco que hasta lesionarse había realizado un gran encuentro tanto en defensa como lanzándose al ataque.

Vida parecío decantar el partido para los croatas con un gol en el minuto cien que parecía definitivo pero esta vez serían los rusos los que reaccionarían en el tramo final por mediación de Fernandez que remató un perfecto saque de falta de Dzagoev que volvía tras su lesión en el partido inaugural. Ambos equipos exhaustos tras dos eliminatorias dirimidas a los penaltis se entregaron a la fortuna y salió vencedor el país balcánico que vuelve a las semifinales de un mundial tras disputarlas en Francia 1998.

No pudo ser más emocionante la tanda de penaltis pues ambos conjuntos habían fallado un penalti en los dos primeros disparos. Falló Manuel Fernandes y casi falló Modric. Llegó el quinto penalti definitivo de Rakitic que marcó y metió a Croacia en semifinales 20 años después de la generación de los Boban, Suker y compañía. Los croatas son merecidos semifinalistas ante una Rusia que peleó con todo y mantuvo en el encuentro contra viento y marea. A la espera del diagnóstico la lesión de Vrsaljko preocupa de nuevo tanto a sus paisanos como a los aficionados rojiblancos. Todos cruzan los dedos para que sea menos de lo que pareció.

COMENTARIOS