Miranda alé, alé, alé…

RECIBIMIENTO. Joao Miranda, autor del Mirandazo (el gol que valió una Copa del Rey en 2013) fue recibido con todos los honores en su retorno a la que fue su hogar. Recibió además del cariño de sus compañeros. Constantes fueron los cánticos desde el fondo norte durante el calentamiento y desde el animoso fondo sur con el partido comenzado.

No volvía al Vicente Calderón donde vivió 4 campañas maravillosas y conquistó cinco títulos pero se sintió como en casa. Miranda ya era un jugador querido, pieza clave de la Europa League y Supercopa de Europa con la que se inició la era Simeone pero la acción por la que más se le recuerda es por su papel histórico en el famoso gol marcado al Real Madrid en la Final de la Copa del Rey de 2013. Al jugador se le siguió aplaudiendo en el primer tiempo y el brasileño devolvió el cariño con un aplauso al público. Contrasta especialmente el cariño mostrado con la aversión expresada estos días en contra de Thibaut Courtois tras firmar como jugador del Real Madrid y sobre todo tras sus palabras y gestos en la presentación que han molestado a muchos seguidores rojiblancos.

COMENTARIOS