¿No merece el capitán Godín estar renovado antes de levantar la Supercopa de Europa?

OPINIÓN. Así empezó todo, con una Supercopa de Europa. El 4 de agosto de 2010 (ayer hizo ocho años) el Atlético de Madrid anunciaba oficialmente el fichaje de Diego Godín por cinco temporadas. Una semana después (el 12 de agosto) era presentado en el Vicente Calderón y dejaba claros sus deseos: “Espero tener un título y que toda la afición pueda disfrutarlo”. Junto al uruguayo, nuevo primer capitán, quedan por renovar sólo dos jugadores más en la primera plantilla, Correa y Oblak. ¿No se ha ganado Godín un gesto así del club?

A las dos semanas de su presentación Godín ganó su primer título: la Supercopa de Europa

Sólo hicieron falta dos semanas para que el 27 de agosto de 2010 Godín tuviera un título y su nueva afición lo disfrutara. El uruguayo no llevaba ni un mes en el club y ya fue titular en el equipo de Quique Sánchez Flores. Fue la única cara nueva que se coló en el once para la historia que sólo tres meses antes había levantado la UEFA Europa League (primer título del club en 14 años), desplazando a Domínguez al lateral izquierdo y al capitán Antonio López al banquillo.

Han pasado 350 partidos (15º jugador con más encuentros en la historia del Atlético de Madrid y el 1º de los extranjeros), 23 goles (está a cinco tantos de Arteche como el defensa rojiblanco más goleador) y siete títulos (Liga, Copa, Supercopa, dos UEFA Europa League y dos Supercopas de Europa)…

Por el Atleti le han roto la boca, la nariz, la ceja y se ha dejado varios dientes por el camino

No ha parado de sumar méritos a su currículum como colchonero, aunque por el camino haya perdido varios dientes. Por el Atleti le han roto la boca, la nariz, la ceja y le dejaron sin varios dientes; literalmente ha vertido sangre, sudor y lágrimas por el escudo del oso y el madroño.

Ahora es menos Faraón y más Jefe Indio. Muy lejos queda aquel chico al que se le escapaba algún penalti por querer hacerlo todo y no llegarle la sangre a la cabeza a la hora de defender.

Su alumno aventajado, José María Giménez, fue renovado hace dos meses cuando el Real Madrid se mostraba interesado

Ha ganado en colocación, en saber estar, en temple, en jerarquía… A su lado, centrales como Savic parecen mucho mejores centrales. Y que le pregunten a Giménez por todo lo que ha crecido mirándose en Diego como “espejo”.

A Josema le renovaron hace casi dos meses (tenía contrato hasta 2020). Entonces el Mundial no fue un obstáculo y se oficializó su continuidad por cinco temporadas más (Giménez tiene 23 años) a menos de 48 horas del debut mundialista de Uruguay, con el defensa charrúa, lógicamente, concentrado en Rusia.

Con Godín hablarían después de vacaciones, pero no hay noticias del club

Pero el mensaje a Godín fue otro: “Hablaremos después del Mundial, a tu vuelta de las vacaciones”. Podía resultar coherente, incluso positivo para el capitán de la celeste, que podría dedicar esas semanas a pensar única y exclusivamente en el campeonato del mundo.

Sin embargo, el Mundial ya queda lejos, Godín acumula ya una semana desde su vuelta al trabajo con la disciplina colchonera y no se conoce noticia alguna de las conversaciones prometidas. Desde el club parecen no tener prisa.

Gabi: “Godín ya era uno de los capitanes desde hace muchos años portara o no el brazalete”

Mientras tanto, como siempre, Godín trabaja en silencio y ejerce como capitán. El jueves se le vio en redes sociales dando la bienvenida a los nuevos y cobijando a Lemar, Gelson y Arias en sus primeros entrenamientos.

Raúl García, Tiago, Gabi, cedieron el testigo, y ahora es su brazo quien soporta el brazalete. Pero grandes líderes como el ‘Maestro’ Tabárez en Uruguay o el propio Gabi en el Atleti ya aseguraban que, “aunque Godín no llevara el brazalete, ya era uno de los capitanes dentro de la caseta desde hace muchos años. Más que ser un capitán, lo importante es ser un líder. Y Diego ya lo era desde muy joven”.

Griezmann: “Cada vez que Diego habla, el vestuario calla y escucha”

La indiscutible estrella del equipo, Antoine Griezmann, resumía con estas palabras lo que significa Godín en la plantilla: “Cada vez que habla hay un silencio en el vestuario o en el campo. Cuando él habla, el resto callan”.

Por todos es conocida la perorata de Enrique Cerezo de que “los futbolistas juegan donde quieren”. ¿Pero qué ocurre cuando, como en el caso, quieren jugar en el Atleti? Pues que el club lo sabe y juega con esa baza a favor. Pese a tener una importante oferta de la Juventus, que supera en temporadas y en salario la del club colchonero, conocen el deseo de Godín de quedarse.

Saben que Godín no grabará un documental ni hará declaraciones altisonantes tras ganar un título

Saben que no grabará un documental para especular sobre su futuro, ni manifestará públicamente tras ganar un título que “fue muy bonito” jugar en el Atlético de Madrid y dejará su continuidad en el aire.

Si el día 15 el Atlético se impone en la Supercopa de Europa al Real Madrid, Diego Godín levantará el trofeo al cielo de Tallín con el orgullo, el corazón y la sobriedad del capitán que siempre ha sido (en el Atlético Cerro ya portaba el brazalete con sólo 19 años…) y ni en el más remoto de los escenarios hará manifestación alguna sembrando dudas sobre su continuidad. Jamás ha hecho una declaración altisonante en su carrera, ni las hará. Normal que en el club estén tan tranquilos. Así funciona el negocio. Ahora díganme, ¿ustedes no tendrían entre sus prioridades renovar a Godín?

Fotografía: Esto es Atleti / Tania Delgado / Álvaro Moreno

COMENTARIOS