Borja salva al Atlético del bochorno en casa

Estadio Wanda Metropolitano – Madrid – 15/09/2018 – 13:00h – LaLiga Santander – J.4
Atlético de Madrid
1
1
SD Eibar
Martínez Munuera (Comité Valenciano)

CRÓNICA. El Atlético rescató un rácano empate ante el Eibar que supo jugar sus bazas y rozó llevarse los tres puntos. El gol de Sergi Enrich en los minutos finales recibió contestación del empate en la última jugada del partido. Borja Garcés, el canterano, con un gol en su debut, acabó salvando los muebles cuando se daba por segura la derrota tras el parón FIFA.

Sin duda la baja de Lucas por dolor abdominal era la noticia más importante de las horas previas al inicio. Los tres canteranos con los que tuvo que contar Simeone en la convocatoria no sería una anécdota pues el joven y rutilante Borja Garcés saldría en la recta final para salvar los muebles a la multimillonaria plantilla atlética que no debe reconocerse a si mismo.

- Publicidad -

El Atlético de Madrid llegaba con una urgencia por ganar y despejar dudas. El horario casi matinal no impidió que la entrada fuera muy buena (55.000 espectadores). Salvo los asientos VIP y los sectores de visitante todas las gradas tenían más de tres cuartas partes del aforo cubierto. Nadie quiso perderse la vuelta al Metropolitano de los suyos.

En la primera parte el dominio fue total del Atlético pero no supo transformar la posesión en llegadas. El equipo, sin prisa aparente por adelantarse, intentó madurar el partido poco a poco. Hasta el primer cuarto de hora  sólo una tímida llegada de Griezmann resuelta por Dimitrovic había generado algún tímido uy en la grada.

A los pocos minutos una doble llegada de córner de Saúl y Griezmann (esta en fuera de juego), parecía anticipar que el Atlético abriría el marcador. Pero lo que ocurrió fue que comenzaba el espectáculo del meta babazorro. Una ocasión de Griezmann que intentó combinar con Costa en vez de definir escorado Costa con dos dejaba claro que el francés no estaba muy fino y se equivocó eligiendo entre pasar o disparar. Llegaría un córner posterior Godín disparó contra la madera.

- Publicidad -

El Eibar entendió entonces que su poca presencia ofensiva en campo contrario y el despertar del Atlético no le convenía nada por lo que comenzó a tomarse con mucha tranquilidad el partido intentando que pasará el tiempo jugando lo mínimo. Su misión se volvió llegar al descanso con el partido empatado a cero.

Costa bien en las arrancadas no terminaba de carburar con el balón en estático fallando pases relativamente fáciles. Griezmann también estaba fallón en las entregas de balón por lo que se hacía trabajoso el juego combinativo arriba. Diego Costa estaba tan incómodo que incluso se cambió las botas.

El partido se fue al descanso sin pena ni gloria. El Eibar no había querido buscar el gol y el Atlético no había podido lograrlo. Mucho que corregir para Simeone que confiaba en reconducir el bajón de resultados del arranque liguero de los rojiblancos.

La indolencia de la primera parte se la sacudió durante unos escasos cinco minutos el Atlético nada más pitar el inicio. Griezmann intentó irse sólo en la primera arrancada y Saúl disparó desviado antes del primer minuto de reanudación. Duró poco la reacción y se fue templando el empuje atlético.

No llegó Costa a puerta vacía tras fallo de Dimitrovic. Le sacó el balón Paulo. Dimitrovic paró de nuevo una doble ocasión y todo esto antes de los tres minutos del segundo tiempo. Koke remató cruzado con todo a favor.

El Eibar que no se esperaba este chaparrón de juego ofensivo solo podía achicar balones y confiar en un excelso Dimitrovic que hacía de Oblak visitante. Calentaban Gelson, Correa y el canterano Garcés. Simeone no quería dejar ningún cabo suelto. Acabaría no agotando cambios con cuatro atacantes y un juego muy directo aunque nada fluido.

Se estiró el Eibar y llegó a la contra por primera vez en el partido. El disparo de Charles en carrera lo paró Oblak desactivando el pelibro armero. Mejoró sensiblemente el Atlético tanto en el manejo de la pelota como en la presión al Eibar que jugaba más la carta del juego destructivo que el de creación.

Ambos equipos movieron el banquillo. La incursión de Correa por Lemar, daba más mordiente arriba al equipo al que se le había disipado el empuje de la reanudación.  Perdía por el contrario su capacidad de precisión a balón parado.

El equipo vasco dispuesto a pescar en río revuelto estrelló un balón en el palo. Comenzaba el runrún en la grada y Simeone movía  aún más el banquillo esta vez para sorpresa de todos.  Tras la enésima llegada en la que Costa a pase de Koke estrelló un balón contra Dimitrovic la gente protestó de manera muy notable que Rodrigo fuera el elegido para marcharse en el 70 ante el canterano Borja Garcés.

Sin Rodrigo el equipo naufragaba en el centro del campo y permitía al Eibar crecer en el dominio del balón. El Atleti ni tenía la pelota ni tenía quien la robara. Además seguía impreciso en el juego. Simeone pensaba que Saúl y Koke le permitían mayor transición ofensiva pero la verdad es que el juego se fue desordenando aceleradamente.

Muy volcado, el Atleti jugaba con fuego en cada córner cerrando con uno o dos jugadores. Con Griezmann alejado del área haciendo de Lemar y Correa alejado de portería no se producían llegadas claras.

Cada vez costaba más al Atleti llegar a la portería de Dimitrovic. A falta de menos de diez minutos un cabezazo alto Giménez era la única muestra de peligro del Atleti. Entraba el partido en los minutos de alerta roja y los atléticos parecían incapaces de enlazar tres pases seguidos.

El Eibar parecía que terminaba de estropear la tarde a los rojiblancos con un gol que parecía premio excesivo para un equipo con muy poco bagaje ofensivo. Los colchoneros reclamaron sin éxito que la jugada había sido ilegal por manos de De Blasis. Tras revisar la jugada a través del VAR, a Martínez Munuera le indicaron que no había nada punible.

El Atlético falto de toda suerte, con casi veinte ocasiones se lanzó a quemar sus últimas naves. Godín la mandó al larguero en 91. Y es que no era la tarde del Atlétco. Los instantes finales, ya en el descuento, defendiendo con dos a la desesperada parecía que podían traer la primera victoria de los babazorros en el campo del Atlético.

Pero llegaría el gol de Borja cuando ya el respetable se rasgaba las vestiduras por la primera derrota en casa. El canterano recoge un balón que iba para Griezmann pero que el francés no logra controlar.  Su derechazo tremendo fue el único disparo que no logró deflectar Dimitrovic y se coló el balón en la portería del Eibar devolviendo las tablas al marcador.

El Atlético se asía al empate como un clavo ardiendo. Ante la evidente falta de intensidad defensiva en la tarde de hoy, los numerosos desajustes y una sensación generalizada de que el equipo se le había hecho largo el encuentro, el Atleti debía dar por bueno el empate. El primer gol de Borja Garcés en su debut oficial llegó a la desesperada y sobre la bocina. El chico demostrando su evidente olfato, llega con ganas de tirar la puerta abajo y quedarse en el primer equipo. Y esa es la única lección positiva de una sobremesa que se le atragantó al Atleti.

Atlético de Madrid

13Oblak Portero
20Juanfran Centrocampista
2Godín Defensa
3Filipe Luis Defensa
6Koke Centrocampista
24Giménez Centrocampista
7Griezmann Centrocampista
8Saúl Centrocampista
11Lemar 10 Centrocampista
14Rodrigo 32 Centrocampista
18Diego Costa Delantero
10Correa 11 Delantero
32Borja Garcés 14 Delantero

SD Eibar

1Dmitrovic Portero
4Iván Ramis Defensa
6Sergio Centrocampista
8Pape Diop 7 Centrocampista
11Rubén Peña Centrocampista
12Paulo Oliveira Defensa
15José Ángel Cote Defensa
16De Blasis Defensa
18Arbilla Defensa
22Pere Milla 5 Centrocampista
24Joan Jordán Centrocampista
19Charles 9 Delantero
5Escalante 22 Centrocampista
9Enrich 19 Delantero
7Marc 8 Centrocampista
GOLES

⚽0-1 Sergi Enrich
⚽1-1 Borja Garcés

AMONESTACIONES

15’ Charles por una falta.
38’ Koke por falta a Rubén Peña.
50’ Godín por plancha a Charles.
53’ Pape Diop por falta a Griezmann.

 

COMENTARIOS