Temporada para Saúl

SAÚL ÑÍGUEZ. El centrocampista rojiblanco está encontrando la madurez en su juego, convirtiéndose en un fijo tanto en el Atleti como en la selección.

El reciente parón de selecciones, con los dos encuentros jugados por España, confirma que Saúl Ñíguez está ante su gran temporada. El jugador alicantino se posiciona en los esquemas tanto de Diego Pablo Simeone como de Luis Enrique como una pieza fundamental en el centro del campo, donde aporta un físico envidiable a la par que esa llegada y verticalidad que tanto le caracterizan.

- Publicidad -

En los partidos ante Inglaterra y Croacia, en los que la Roja ganó, el futbolista colchonero anotó sus dos primeros tantos con la camiseta Adidas de la selección, una marca de ropa que viste a varios de los mejores equipos del mundo. Fue titular en ambos y respondió a la confianza del técnico asturiano abriendo la lata en sendos encuentros. Pero no solo hay que quedarse con sus goles, ambos de bella factura como nos suele acostumbrar el de Elche, sino en el carácter tanto defensivo como ofensivo que mostró cuando estuvo sobre el terreno de juego.

Saúl luchó, peleó y robó como el que más, consolidándose como la pareja perfecta para el pivote defensivo de España, en este caso Sergio Busquets. Pero, además, dio una limpia salida de balón, entendió qué espacios debía ocupar y cuando pudo, corrió con la pelota hacia la portería rival. Precisamente este último hecho es algo que se ha echado en falta últimamente en los mediapuntas españoles, una característica que el jugador rojiblanco sí que posee, gracias a esa verticalidad que tanto daño hace a las defensas rivales cuando es bien utilizada.

Fijo en el Atleti, pero con más galones

Todo ello es algo nuevo que se descubre en la selección, pero que no resulta raro en los atléticos. Saúl lleva años realizando este juego en el conjunto dirigido por el Cholo Simeone y cada vez con mayor acierto y entrega, lo que ayuda a su equipo a pelear por los títulos año tras año. Para esta campaña los rojiblancos han puesto su mira en terminar como campeones de la UEFA Champions League. Las dos finales a las que han llegado recientemente, 2014 y 2016, así como la Europa League conquistada la temporada pasada parecen darle el papel de candidato para este curso en los pronósticos como ganador de la Liga de Campeones que nos ofrece Betway donde tienen una cuota por conseguirlo de 13.00, la cual figura el día 13 de septiembre. Además, también hay que tener en cuenta, a la hora de darle ese papel de favorito, que en las últimas tres ediciones el Atlético solo ha perdido siete partidos de los 31 disputados, con un total de 16 victorias y ocho empates.

- Publicidad -
Encuentro disputado en el Estadio Santiago Bernabeu correspondiente a las semifinales de la Uefa Champions League Temporada 16/17. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Alvaro Moreno y Gustavo Arroyo.

Por todo ello, y a pesar de las grandes estrellas que hay en la plantilla colchonera, se
espera que Saúl siga creciendo como futbolista para dotar al centro del campo con un
hombre capaz de realizar prácticamente cualquier tarea. Este hecho le convierte en
imprescindible para Simeone, que le ha usado en varias posiciones a lo largo de estos
años.

Seguir creciendo en partidos y minutos

Su objetivo personal es el de seguir creciendo paulatinamente como lleva haciéndolo campaña tras campaña. Y es que, desde que regresase de su cesión en el Rayo Vallecano en el curso 2013-2014 su importancia en el juego ha ido elevándose al mismo tiempo que sus minutos sobre el terreno de juego.

Tal es el punto que Saúl jugó la pasada campaña 56 encuentros oficiales con la camiseta rojiblanca, en los cuales sumó nada menos que 4751 minutos. Números que le colocan como uno de los hombres más utilizados por el entrenador argentino.

Para este curso su objetivo no es otro más que el de convertirse en el mariscal del centro del campo, tras la marcha de Gabriel Fernández, Gabi, a Qatar. Sin el anterior capitán comandando la parte intermedia del equipo, se necesita que el ilicitano dé ese paso hacia adelante para llevar la voz cantante y dirija las operaciones tanto de presión como de replegar o de ayudas al compañero.

Todo ello sin dejar a un lado su faceta goleadora, una de las más características de su juego que le han permitido marcar a varios de los mejores equipos del mundo como al FC Barcelona, al Bayern de Múnich o al Real Madrid, con aquella chilena en el 4-0 del 2015. Obras de arte que se guardarán en el museo de Saúl, un futbolista diferente que tiene la gran oportunidad de convertirse en uno de los mejores centrocampistas del mundo esta temporada, con tan solo 23 años.

COMENTARIOS