El Atlético, contra la lógica

Iniciamos una serie dirigida por Victor Molina, en el que analizará periódicamente el Atlético de Madrid desde una perspectiva estadística que da una información menos evidente pero siempre relevante y de interés.

EL ATLÉTICO EN DATOS (I). El equipo rojiblanco es el cuarto clasificado y está a cuatro puntos del líder registrando el número de victorias más bajo desde la temporada 2011/12 y la peor cifra de goles desde el curso 2009/10.

- Publicidad -

Con un balance de nueve puntos sobre doce posibles, compartiendo el coliderato del Grupo A de la Liga de Campeones con el Borussia Dortmund y a tan solo un punto más de certificar su clasificación matemática para los octavos de final a faltar de ponerse seis más en juego, el Atlético de Madrid vive momentos de felicidad tras la última victoria cosechada en el Estadio Metropolitano, más por sus contundentes formas para ganar que por el gran resultado obtenido (2-0). Son días de vino y rosas en el cuartel general de Majadahonda, independientemente de la masiva plaga de lesiones que asola a la plantilla, que deben refrendarse cuanto antes con una regularidad en el campeonato doméstico, donde el equipo colchonero ha normalizado dar la de cal a domicilio y la de arena en casa.

LaLiga se ha convertido en una auténtica montaña rusa en la que el Atlético, en ocasiones, disfruta y en otros momentos padece vértigos. Pese a ser la entidad que menos partidos ha perdido hasta la fecha (1), un exclusivo registro que comparte con el Barça, los de Simeone han cosechado cinco empates, un número tan solo superado por el Valencia (8) y el Athletic Club (7). Las repetidas tablas que ha firmado en los últimos meses de competición han propiciado que el ‘Cholo’ esté firmando su peor inicio de toda su historia en el fútbol español, unos 20 puntos (de 33 posibles) que le tienen en la cuarta plaza de la clasificación y a tan solo cuatro de cazar al líder.

Peor inicio en un momento dulce

Es la paradoja que vive el cuadro rojiblanco. Nunca antes el bonaerense había conseguido sumar tan pocos puntos a estas alturas de la competición, muy lejos de la puntuación que alcanzó en los cursos 2013/14 (30) y 2012/13 (28), tres menos de los que llevaba precisamente la temporada pasada (23). Es necesario retroceder hasta la temporada 2011/12, con Gregorio Manzano en la dirección técnica, para recordar a un Atlético con un guarismo tan bajo (13).

- Publicidad -

Parte de estos resultados puede explicarse bajo el prisma del bajo rendimiento que están dando Antoine Griezmann y Diego Costa en ataque, con el equipo acusando sensiblemente la falta de acierto en los metros finales. Entre ambos suman tan solo tres dianas, con el hispanobrasileño arrastrando una racha de más de 21 horas sin marcar en LaLiga (17 jornadas) y un sinfín de molestias musculares que le impiden coger el tono físico con el que barrer las defensas rivales. Los 13 goles a favor de este año son la cifra más baja desde el curso liguero de 2009/10, dándose la ironía de que Filipe Luis, un lateral, lleva únicamente un gol menos que ‘Grizzi’.

Simeone de Fiesta

El partido contra el Athletic Club será un momento especial en lo personal para el ‘Cholo’. Contra el mismo equipo con el que despidió el Vicente Calderón, el de Buenos Aires alcanzará la cifra de 600 partidos oficiales como entrenador profesional, de los cuales un gran porcentaje, el 66%, los ha dirigido defendiendo los colores rojiblancos que van con su forma de ser (396). La nómina de encuentros se completa con Estudiantes de la Plata (61), San Lorenzo de Almagro (48), River Plate (44), Racing Club (33) y Catania (18), su experiencia previa antes de asentarse en la capital española.

Simeone, que es el segundo técnico en la historia del Atlético con más partidos dirigidos después de Luis Aragonés (611), tiene un porcentaje de victorias superior al 50% durante su trayectoria profesional en los banquillos a lo largo de una década desde que asumiera el cargo de Racing Club en 2006, inmediatamente después de retirarse como futbolista.

Datos e imagen: Victor Molina

COMENTARIOS