El peor año de Simeone como visitante

ESTADÍSTICAS. Haga lo que haga en el último partido que resta fuera de casa, 2018 ya es el peor año de Simeone como visitante en LaLiga. Las 6 victorias logradas lejos del Metropolitano hasta la fecha, contrastan sobre manera con las 12 logradas en 2017. Real Madrid y Barcelona también han empeorado sus números fuera de casa este año, pero no tanto como el Atleti.

Simeone está a punto de completar, nada más y nada menos, que su séptimo año natural como entrenador del Atlético de Madrid. Aquél primer encuentro en Málaga parece el pleistoceno pero, una constante sigue intacta, y es que el equipo continúa peleando por cada competición en la que participa. A un partido de alcanzar la cifra de 400 sentado en al banquillo colchonero, el técnico ha cambiado el rumbo del club en la última década, hasta el punto que muchos ya le sitúan a la misma altura que a Luis Aragonés a nivel de trascendencia histórica para la institución.

Hace sólo unos meses, el Cholo y sus muchachos consiguieron llevar a las vitrinas dos nuevos títulos. En mayo se logró en Lyon una nueva Europa League, para en agosto conquistar de nuevo la Supercopa de Europa, con el valor extra de vencer al Real Madrid ante los ojos de todo el continente. A las dos copas, cabe añadir el 2º puesto en LaLiga, por delante del eterno rival. Visto así, cualquiera diría que este Atleti sigue manteniendo el mismo empuje que cuando el argentino irrumpió en la zona técnica del Calderón. Pero lo cierto es que hay nuevos síntomas de cierta debilidad que se han ido manifestando a lo largo de los últimos once meses.

Sólo 6 victorias ligueras a domicilio en todo el año

Más allá de algún accidente puntual, el equipo sigue manteniendo unos guarismos sensacionales cuando juega en el Metropolitano. En cambio, cuando le toca jugar fuera de casa, la cosa cambia. En lo que llevamos de año, los de Simeone han logrado 6 victorias a domicilio en LaLiga Santander, de los 16 encuentros disputados hasta la fecha. Si consiguen vencer en Valladolid, que es la única visita que aún les resta antes de terminar el año, terminarán con 7 victorias. Eso supone que ya esté confirmado matemáticamente como el peor año en cuanto a victorias logradas como visitantes del Cholo y sus muchachos.

Sorprende sobremanera que el mejor año a domicilio justo fuese el anterior, pues en 2017 se lograron el doble de triunfos (12). Los mismos que en 2014, cuando se terminó por conquistar LaLiga. Y sorprende más aún, porque precisamente el pasado año lo completó un equipo que no pudo reforzarse debido a la sanción impuesta por el TAS.

Salvo Rodrigo, ninguno de los fichajes ha cumplido con las expectativas

Diego Costa y Vitolo llegaron en enero para subir el nivel y las prestaciones de la plantilla, pero por lo que sea, ninguno de los dos a logrado rendir como se esperaba de ellos. Para la nueva temporada, el club logró mantener a todas sus figuras, además de incorporar otras dos piezas ilusionantes, como son Rodrigo y Lemar. Aunque se perdió sentimiento de pertenencia con las despedidas de Gabi y Torres, muchos dijeron que estábamos ante una de las mejores plantillas que se recuerdan.

Pues el supuesto salto de calidad, ha sido inversamente proporcional a la conquista de puntos lejos del Metropolitano. Si no se vence en Valladolid, el equipo superará los tres meses sin sumar tres puntos a domicilio. La última vez que lo consiguió fue en Getafe, el 22 de septiembre, lo que que ha sido la única victoria liguera como visitante en lo que va de curso. Parece difícil descifrar los motivos reales de han podido influir en esta bajada de rendimiento del equipo cuando no juega en el Metropolitano. Pero sí hay varios factores que podría explicarlo.

Real Madrid y Barcelona también han logrado menos victorias a domicilio en 2018

Por un lado está el incremento de competitividad a nivel general los equipos de LaLiga, pues el Atleti no es el único conjunto que ha empeorado sus números como visitante. Real Madrid y Barcelona también han reducido drásticamente su efectividad fuera de casa, pues ambos sólo han logrado 8 victorias ligueras cada uno lejos de sus estadios en lo que va de año. Las mismas que el Betis de Setién. Los de Simeone aún podrían igualar las 7 victorias como visitantes de Getafe, Valencia y Alavés en 2018.

Otro aspecto que puede estar influyendo en la mala racha es el elevado número de lesiones con las que está contando Simeone. Por el motivo que sea, la enfermería colchonera nunca ha terminado de vaciarse en 2018, en ocasiones concentrándose en determinadas demarcaciones. En Girona, por ejemplo, se dio la circunstancia de que el Cholo sólo contaba con 3 defensas del primer equipo a su disposición, teniendo hasta 4 en el dique seco.

Menor seguridad defensiva y una continua pelea con el gol

Sorprende que uno de los apartados en los que se haya empeorado haya sido el defensivo. El equipo sigue encajando pocos goles, pero ya no se cierran los partidos como antes. Ya no se transmite aquella sensación de tranquilidad cuando los del Cholo se atrincheraban y veían como el rival era incapaz de penetrar sus líneas. Ahora hay fallos puntuales que penalizan al equipo, como sucedió sin ir más lejos en Leganés, cuando un fallo de Vitolo en la marca supuso el empate de los locales y la pérdida de dos nuevos puntos para los rojiblancos.

Pero lo más sangrante de todo es el apartado anotador del equipo. Las cifras anotadoras de los delanteros en lo que va de curso son irrisorias. Entre Griezmann y Diego Costa sólo suman 4 tantos en las 14 jornadas disputadas (con sólo un tanto del francés fuera de casa). Si atendemos a las cifras anuales de las dos estrellas colchoneras en los encuentros ligueros lejos del Metropolitano, nos encontramos con que Griezmann ha firmado 8 dianas, pero Diego Costa sólo uno.

Ya sabemos que las notas se dan cuando termina cada temporada, pero los datos fuera de casa son preocupantes y deben dar un giro de 180 grados en 2019 si se quiere que el equipo termine cumpliendo los objetivos. Hasta la fecha, Simeone siempre pasa del notable en junio, así que habrá que ver como se las ingenia para mejorar las prestaciones de los suyos como visitantes. Ya viene haciendo falta.

Infografía: Miguel Ángel Peris

 

COMENTARIOS