Queridos Reyes Magos: renueven a Diego Godín

OPINIÓN. Hace unos días, en un grupo de whatsapp formado por insignes periodistas, tuiteros, interneteros, escritores, economistas y titiriteros varios que tienen algo que ver con el Atlético de Madrid, debatíamos sobre el tema Godín y reconocía que no puedo ser del todo objetivo en este asunto. “Nadie espera que lo seas”, me concedía mi amigo Juan Esteban, Juanes.

Empiezo por el comienzo, porque bajo el encabezado “opinión” lo que voy a contarles a continuación son mis pareceres y mis sentimientos sobre este culebrón en el que se ha convertido hace meses la renovación de Diego Godín. La opinión de un hombre que ha escrito la biografía del uruguayo, que ha estado sentado en su casa, compartiendo conversación con él y con sus padres, y que ha visto cómo Diego tenía que parar de hablar, con un nudo en la garganta y los ojos humedecidos, cuando recordaba el día en el que, por primera vez, le citaron para entrenar con el primer equipo del Atlético Cerro, con 17 años, y entonces llamó corriendo a sus padres “loco de la vida”, y sintió que “era un poco devolverles todo lo que habían hecho por mí”…

A Julio y a Iris, que con sus modestos empleos en Rosario en el taller mecánico y en la peluquería, debían mandarle a Diego lo suficiente para que se pagase un pequeño piso en la capital, en Montevideo, además de la comida, el resto de gastos… mientras entrenaba todos los días con la misma ropa, que dejaba cada noche colgada para que se aireara, y le daba una “enjuagadita” los sábados…

Ni soy el representante de Godín, ni busco que el Atlético le haga una mejor oferta

Voy a hablarles por mi boca, no por la de Diego (por supuesto), ni la de su entorno. Y vaya por delante que yo no soy el representante de Diego Godín, ni busco que el Atlético le haga una mejor oferta. Yo sólo soy un periodista que un día tuvo la suerte de escribir su libro. Pero bajo ese punto de vista, incluso podría convenirme más que fichara por el Inter. Así, con un poco de suerte, igual podrían traducir mi libro al italiano, y podría sacar alguna nueva edición.

Pero también resulta, vaya por Dios, que uno tiene su corazoncito colchonero (a estas alturas no tiene sentido negarlo) y creo que lo mejor para el Atleti es que Godín continúe… y creo que lo mejor para Diego es seguir en el Atleti.

“Esto es fútbol, Si las cosas se tuercen, a veces te invitan a irte”, me contaba hace cuatro años

Sé que Godín piensa de igual manera. Ese sentimiento no ha cambiado en estos ocho años y medio. Pero cuando le pregunté por cómo se sentía en el Atlético de Madrid cuando escribí el libro, hace ya casi cuatro años, esto fue lo que me respondió: “Es muy difícil que yo me vaya de acá. Por más que esto es fútbol, y si las cosas se tuercen, a veces te invitan a irte, aunque tú no te quieras ir…”. Y parece que las cosas se están torciendo.

La realidad es que antes del final de la temporada pasada a Godín le dicen que no se preocupe, que se sentarán a hablar después del Mundial. Mientras tanto, en plena concentración mundialista el club sí renueva a Giménez (que tenía contrato hasta 2020) y a Lucas (con contrato hasta 2022). Y Godín espera.

Sin negociaciones con el club desde el mes de septiembre

A su vuelta al trabajo, las semanas van pasando, y no hay oferta del Atlético, pero sí del Manchester. Entonces, desde las oficinas prometen a Godín una serie de términos que posteriormente no se plasman en el papel. En septiembre se produce la única oferta formal del club. Desde entonces, nada. Más de tres meses sin que desde las altas instancias del club llamen al capitán.

Algunos pueden pensar que el quid de la cuestión aquí es que Godín quiere ganar más dinero. El Manchester le ofrecía ocho millones por temporada y aquí gana 4,5. Pero si ésa fuera la clave, hace tres años y medio no habría renovado por esa cantidad, cuando el Manchester City le pagaba 6,5 netos por campaña.

GODÍN NO SE ESTÁ SINTIENDO VALORADO POR EL CLUB

Mi opinión es que Godín no se está sintiendo lo suficientemente valorado por el club. Que ve cómo sí se hacen una serie de esfuerzos por la continuidad de Giménez, de Lucas, de Correa (renovó a finales de septiembre), de Griezmann… que con él no se están haciendo.

Unos esfuerzos por retener a Griezmann, por cierto, de los que Godín fue parte muy importante. De todos es conocida la visita del uruguayo y de Simeone a la casa del francés para convencerle de que siguiera. Pero un tipo que el pasado 20 de mayo fue capaz de dirigirse a todo un Frente Atlético, y con sus palabras convertir los pitos y los gritos de reproche hacia Griezmann en aplausos y cánticos de apoyo, no abrirá la boca. Siendo su futuro el que está en juego, no dirá una palabra más alta que otra.

   Aunque todavía espera que se produzca “el milagro”

Me cuentan que Diego ha pasado noches sin dormir con todo este asunto. Me aseguran que sigue esperando “el milagro”… Pero en este mundo del fútbol de hoy, en los milagros ya sólo creen los aficionados.

Yo, por si acaso, por el día que es hoy, voy a incluirlo en mi carta a los Reyes Magos: “Sus Majestades de Oriente, por favor, renueven a Diego Godín. Creo que ha sido bueno este año, se ha roto los dientes, la nariz y la pierna por defender la rojiblanca, ha marcado goles decisivos incluso estando lesionado…. ¡Y tampoco es tan mayor! Que no les engañe que tenga poco pelo. Así que espero que puedan ayudarme a cumplir este sueño. ¡Muchas gracias y buena noche de reparto!”.

Fotografía: Esto es Atleti / Tania Delgado

COMENTARIOS