CRÓNICA. Cuando tienes que fiar tu suerte al VAR

Tania Delgado / Esto es Atleti
Estadio Wanda Metropolitano – Madrid – 9/02/2019 – 16:15h – LaLiga Santander – J.23
Atlético de Madrid
1
3
Real Madrid
Estrada Fernández (Comité Catalán)

CRÓNICA. El Atlético se dejó parte de su prestigio ganado a base de los años, en un derbi ramplón que ganó el menos malo de los dos. Bien hace Simeone en estar preocupado porque la derrota es la derrota del Cholismo, la derrota de una era. El VAR jugó una parte importante en desnivelar la balanza pero al equipo se le nota falto de alma y sin convicción en lo que hace; desde hace muchos partidos.

TIFO. Madrid, Castiza y Rojiblanca
Tania Delgado / Esto es Atleti

Empecemos por el final. El Madrid fue mejor y mereció ganar. El Atlético jugó terrible y mereció perder. Thomas, Correa y Lemar eligieron una tarde pésima para jugar terrible y no aparecer. Y luego está lo del VAR. Estrada Fernández con la inestimable ayuda de los colegiados del VAR se cargó un partido que tal vez hubiese acabado 2-2 o tal vez no. Pero contémoslo desde el principio.

- Publicidad -

Malísimo partido del Atleti

Da pena que el fútbol no sea justo, pudiéndolo ser.  Si la Liga fuera una competición en la que se autoexigen todos los estamentos la objetividad y que se mejore la competición sería el fin último. La escandalosa derrota del Atlético no oculta que los de Simeone no jugaron un buen derbi, pero tampoco puede obviarse los errores del VAR. Estrada Fernández que no consultó en pantalla ni una sola decisión y dejó hacer a los que le hablaban al oído demuestra que la tecnología no es solución pues queda en manos de colegiados que han mostrado sesgo y falta de ecuanimidad o capacidad (es difícil determinar cual es más preocupante de esas dos opciones).

Dos acciones del VAR en la primera mitad y dos acciones en la segunda

Un Atlético fallón en defensa propició dos goles con su pobre rendimiento defensivo y le puso en bandeja el derbi al Real Madrid. El Atlético de Madrid fue impreciso en ataque, irreconocible en ataque y sólo logró meterse en el partido un rato gracias a robos de balón en la presión alta y chispazos puntuales. De nuevo el escándalo en vez de la sensación de justicia rodeó a los responsables de poner en funcionamiento el VAR en tres jugadas clave: el segundo gol del Madrid que no debió ser penalti, el gol anulado a Morata que no pareció serlo y un penalti al mismo jugador que también se fue al limbo. El gol del empate rojiblanco también fue dudoso por una falta previa. El tercer gol de Bale acabó con las esperanzas de lograr un empate que hubiese sido inmerecido por otra parte.

Antes del partido se guardó un respetuoso minuto de silencio en honor a Don Isacio Calleja. El lateral rojiblanco jugó más de 400 partidos como rojiblanco y se le rindió un sentido homenaje en la grada con despliegue de pancarta incluida en el fondo sur.

- Publicidad -

La suerte quiso que el primer balón en el área a los quince segundos fuera para Courtois que tuvo que despejar expeditivamente ante la llegada de Morata a la carrera. Uno había sido recibido con atronadores pitos, gritos de rata y le habían lanzado peluches de roedor; al otro lado el exmadridista con una notable ovación al ser anunciado en su nuevo estadio. Las vueltas que da la vida.

Morata volvió a jugar un buen partido, fue protagonista y mereció marcharse con un gol en el casillero (que celebró por cierto hasta que vio el banderín levantado) y un penalti en contra. Van dos penas máximas que no han querido ver en dos partidos. Ya acabó amonestado por una acción simulada de Sergio Ramos. No está siendo un inicio sencillo para el madrileño.

Lemar sobre todo y Correa quedan señalados y fueron pitados

El Atlético sabía que debía fiar su suerte a la presión alta e intentar que el Madrid notara los esfuerzos de jugar entre semana ante el Barcelona. Por eso no cejó en toda la mitad en complicar lo más posible la salida de balón de los madridistas. El problema es que le falta fútbol en el centro y arriba y contundencia y acierto atrás. 

Thomas naufragó en un partido que le vino grande

En los primeros minutos el telespectador no podía saber ni de que color era el uniforme de Oblak, porque todo el partido se jugaba en territorio del Real Madrid. Sin embargo, una cadena de córners en el área del Atlético no demasiado bien defendidos (como viene siendo la tónica) propició el primer gol del Real Madrid. Tras repetir un córner por motivos desconocidos, un desajuste en defensa más (ya hace mucho que no sorprende lo que antaño sería inconcebible) dejó a Casemiro en posición de marcar un gol de tijera.

El Alético no se desconectó del partido y en la única faceta en la que estaba logrando ser efectivo (los robos de balón) logró el empate con rapidez. Griezmann marcó un gol con suspense pues fue revisado en el VAR. Cuando todo el mundo pensaba que el gol no se concedería por una posible falta de Correa en el robo, Estrada Fernández pitó el círculo central.

Se le disiparía antes del descanso al Atlético cualquier atisbo de cargo de conciencia por ser beneficiado, con una jugada que siguió con la polémica arbitral. Estrada Fernández, VAR mediante, señaló un penalti de Giménez a Vinicius que parecía más bien falta fuera del área. Sergio Ramos, sin atreverse a tirar de panenka ante el mejor portero del mundo optó por disparar fuerte y a un lado.

El Atleti intento activarse tras el descanso y que Griezmann, Correa y Morata tuvieran más la pelota. Duro poco el empuje y el Atleti volvió a jugar a trompicones y con una cantidad desmesurada de errores. Cuanto más se desquició el partido mejor le vino al Madrid y peor al Atlético.

Pitos a Lemar y a Correa al marcharse sustituidos

La ausencia de Rodrigo del once había sido sorpresiva. El jugdor que llegó tocado realizó un calentamiento específico con Oscar Pitillas antes del partido y en el descanso. Claramente el canterano había llegado entre algodones al choque y sólo pudo salir en la recta final del encuentro.

Morata pinchó de manera espectacular un pase en largo de Giménez y marcó de vaselina a Courtois pero el gol no subió al marcador por otra decisión polémica del VAR. No quedaría ahí el arbitraje sospechoso de Estrada Fernández. A los pocos minutos una falta botada al área acabó con Morata en el suelo y un penalti al limbo por derribo de Casemiro.

Tania Delgado / Esto es Atleti

En la siguiente jugada Ramos fuerza una amarilla sobre Morata fingiendo una falta y soltando una patada al delantero en el hombro al rodar por el suelo. El resultado, obvio, amarilla a Morata. El Atlético desquiciado y con poquísima pegada se acabó de suicidar yéndose al ataque sin acierto y dejando espacios al Madrid para matar el partido.

El galés de cristal, Garreth Bale, marcó en el minuto 73 y dejó finiquitado el partido. Podía haber celebrado con alegría y con respeto pero optó por hacerlo con un corte de mangas a la grada. Para eso el VAR ni quiso ni entró y el árbitro menos.

Gol de Bale y corte de mangas

Thomas terminó en la ducha por doble amarilla. El gatillo fácil del trencilla provocó que casi cualquier falta en la segunda mitad acabara en amonestación y el africano cometió dos faltas merecedoras de tarjeta sin duda. Pero si ese fuera el criterio, no debió ser el único en marcharse antes del final.

Thomas terminó su partido nefasto expulsado

Tras la expulsión de Thomas el Atlético quedó a  merced de los madridistas. No marcó el Real Madrid el cuarto y el Atleti salvó la cara. El partido acabó con una plancha del amonestado Casemiro al tobillo de Kalinic; ni falta. Era el colofón a un partido que se fue desnivelndo con el mal juego del Atleti y que el VAR terminó de empujar a un lado.

El Atlético de Madrid no puede ni debe justificar la derrota en el VAR. Tiene mucho que mejorar y mucha autocrítica que hacer en la caseta. No es óbice para afirmar que no se puede confiar en la tecnología si quien la usa se equivoca más veces de las que acierta y el tufo que permanece en el ambiente es que las trampas no desaparecerán. El VAR no estuvo en el derbi y cada día se le espera menos con método para crear una liga justa.

Terminando esta crónica, Miguel Peris al que ustedes leen en las previas, me mandó un mensaje que resume el sentir de muchos. «El Atlético lamentablemente es un equipo hoy por hoy sin alma… el Cholismo era otra cosa. La derrota de hoy en realidad es lo de menos«. Nada que añadir.

INCIDENCIAS

El VAR revisó el gol de Griezmann, el penalti a Vinicius Jr. concediendo ambos. No concedió ni un gol a Morata, ni un penalti al mismo jugador a pesar de revisar ambos también en el VAR. Estrada Fernández no quiso visualizar ninguna jugada en la pantalla y se fió de lo que de lo que le relataron por el pinganillo. Acabó el partido con diez los colchoneros por expulsión de Thomas. Bale no recibió castigo alguno a pesar de hacer un corte de mangas tras el 1-3.

Atlético de Madrid

13Oblak Portero
21Lucas Hernández Defensa
2Godín Defensa
24Giménez Centrocampista
4Santiago Arias Defensa
5Thomas Centrocampista
8Saúl Centrocampista
10Correa 14 Delantero
11Lemar 23 Centrocampista
7Griezmann Centrocampista
22Morata 9 Delantero
23Vitolo 11 Centrocampista
14Rodrigo 10 Centrocampista
9Kalinic 22 Delantero

Real Madrid CF

25Courtois Portero
2Carvajal Defensa
4Sergio Ramos Defensa
5Varane Defensa
23Reguilón Defensa
8Kroos 24 Centrocampista
10Modric Centrocampista
14Casemiro Centrocampista
17Lucas Vazquez Delantero
28Vinicius Jr. 11 Delantero
9Benzema 7 Delantero
11Bale 28 Centrocampista
24Ceballos 8 Centrocampista
7Mariano 9 Delantero
GOLES

⚽0-1 15’ Casemiro marca de tijera dentro del área rojiblanca tras un rechace a saque de córner.
⚽1-1 24’ Griezmann aprovecha un robo de Correa a Vinicius que centra para que el francés bata a Courtois bajo las piernas.
⚽1-2 42’ Sergio Ramos marca de penalti
⚽1-3 73’ Bale marca en una jugada por la izquierda.

ASISTENCIAS

👟24’ Correa

AMONESTACIONES

21’ Lucas Vázquez golpea a Lucas Hernández al realiza un despeje.
23’ Griezmann pega a Casemiro en la pierna al intentar robar un balón desde detrás.
41’ Giménez por penalti.
57’ Lucas por falta a Carvajal.
61’ Thomas por falta a Reguilón.
63’ Reguilón por falta a Griezmann.
65’ Modric por falta a Giménez.
68’ Morata por una jugada en la banda con Sergio Ramos.
71’ Saúl por una falta en banda.
80’ Thomas por falta a Kroos.

EXPULSIONES

81’ Thomas por doble amarilla.

COMENTARIOS