El primero en la cuenta de Morata

Galería Atleti (2-0) Villarreal
Tania Delgado / Esto Es Atleti

DEBUT GOLEADOR. El delantero rojiblanco, Álvaro Morata, abrió el marcador en la victoria del Atlético de Madrid ante el Villarreal CF (2-0). Desafortunado ante el Real Madrid y la Juventus, esta vez marcó y el tanto pudo subir al marcador. Fueron 57 minutos sobre el césped del Wanda Metropolitano, dónde insistió, bregó y consiguió eso que tanto llevaba esperando: su primer gol con la camiseta del Atlético.

Todo trabajo tiene su recompensa. Frase típica de Simeone, ¿verdad? Debió calar a las primeras de cambio en las entrañas de Morata, pues, como gato que persigue a un ratón, el delantero rojiblanco buscó con ahínco marcar el primer tanto con la zamarra atlética desde el primer momento que se la enfundó.

- Publicidad -

Cumplió en su debut ante el Betis, dónde, por cierto, forzó un penalti que no fue cobrado por Medié Jiménez. El Atlético terminó perdiendo y, a la semana siguiente, llegó el derbi ante el Real Madrid. La pesadilla proseguía, sin afán de terminarse, tras las decisiones de Estrada Fernández. Gol anulado por fuera de juego y penalti de Casemiro sobre nuestro protagonista que no se llegaron a decretar. Ante el Rayo Vallecano, tregua. Morata no consiguió embocar a portería, pero sí asistió a Griezmann en el tanto de la victoria en Vallecas.

Llegó la Juventus al Wanda Metropolitano y Morata volvía a marcar, sin saber que segundos después, el colegiado alemán Felix Zwayer (y el VAR) se interpondría en su camino. Nueva competición, mismo final. Anoto, celebro y maldigo.  

El VAR había intervenido para amargarle la celebración, en cada uno de los goles. Partido a partido, hasta esta misma tarde, dónde tras alojar el esférico en la portería de Sergio Asenjo y comprobar que no había árbitro ni VAR que anulara aquello, pudo celebrar, con cierta burla, que su cuenta goleadora con el Atlético había comenzado. A la quinta llegó la vencida. 

- Publicidad -

Koke, amigo y compañero desde la infancia, fue el primero que se acercó a Álvaro. Lo quiso celebrar con él en el campo, para después, continuar con el pitorreo fuera del mismo.

Fotografía: Tania Delgado / Esto Es Atleti

COMENTARIOS