La vuelta de Toby Alderweireld, ¿la mejor opción?

La vuelta de Toby Alderweireld, ¿la mejor opción?
OLGA MALTSEVA/AFP/Getty Images)

OPINIÓN. Alderweireld vale menos de 30 millones, quiere salir del Tottenham, conoce el Atlético, es uno de los mejores defensas del mundo y tiene una muy buena sintonía con Simeone. ¿El mayor problema? Su sueldo.

Lucas se ha marchado para no volver. Ahora, el Atlético necesita empezar la operación renovación ya, en el mismo marzo, antes de que el propio mercado de fichajes se abra. La salida del canterano unida al incierto futuro de Godín, hace que la dirección deportiva necesite acometer como mínimo un fichaje para el eje central de la defensa. Una hipotética salida del charrúa haría que los refuerzos en la posición fueran dos.

Publicidad

Al Atlético se le presentan dos problemas enormes. Por un lado, la complejidad del mercado. Todos los zagueros de renombre están ya colocados en equipos punteros, acomodados en los mejores clubes del mundo, con buenos sueldos y una posición muy buena como para convencerles. Por otro, ahora todos los clubes del mundo conocen que el Atlético no solo está canino de centrales, sino que además lleva 80 millones de euros en la cartera.

Es por eso, que hay que fijarse en jugadores contrastados, que para promesa ya está Nehuén Pérez y para canterano ya se cuenta con Montero, y que tengan un precio de salida establecido. Pocos, realmente pocos cumplen los requisitos. Puede que la mejor opción sea conceder una segunda oportunidad a quien ya estuvo en la casa, a un Toby Alderweireld que conoce de primera mano a Simeone, que solo tiene buenas palabras para el argentino y su método pese a haber estado en la disciplina rojiblanca solo un año.

toby disputó 22 partidos anotando dos goles en la campaña 2013-2014, siendo campeón de liga y jugando la final de la champions league

“Para Simeone lo importante es el equipo. Nada es más importante que el grupo. Si no piensas igual, estás fuera. Solo hay un objetivo: ganar. Simeone solo quiere ganar, lo demás no importa. Tácticamente es el mejor entrenador que he visto”, afirmaba en su primer año fuera del Atlético, entonces en el Southampton, en una entrevista al Telegraph. Unos guiños que han sido bidireccionales y constantes. “Toby vino de cara y me dijo ‘Míster, me voy para jugar, crecer y volver’, a mí me gustan los jugadores así”, afirmó Simeone ante la salida del belga, que tuvo que marcharse en busca de minutos en la 2015-2016 pues la pareja Miranda-Godín era inamovible.

Productos Gourmet Atlético de Madrid

Luego, la historia cambió. Alderweireld hizo una temporada colosal, en la Premier League se lo rifaron y el club entendió que se podía sacar un buen pellizco por un jugador que no había costado nada. En el seno del Atleti, además, Giménez se había destapado como un jugador valioso, por lo que la venta de Alderweireld se antojó como una oportunidad preciosa.

“Aunque no fuera titular en el Atlético, aprendí muchísimo cada partido. Simeone me enseñó a divertirme en la búsqueda de no encajar goles. En el Atlético amábamos mantener la portería a cero. El Cholo pone énfasis en cada pequeño detalle. Las sesiones de entrenamiento son perfectas y él representa cada situación que se puede dar en un partido. Es el mejor entrenador. Hay un antes y un después de mí en el Atleti. Antes, solo quería jugar al fútbol. Ahora, lo que quiero es que no nos metan gol”, repitió el año pasado, esta vez en The Times, dejando a las claras su sintonía con el técnico.

Elegido en su primer año en el Tottenham como Jugador del Año para los Spurs, así como futbolista del Mejor XI de la temporada en la Premier League, el belga tiene una cláusula en su contrato por la que podría irse del club este verano por 25 millones de libras (unos 29 millones de euros). Tal y como está el mercado, una ganga.

¿Por qué queda tan barato el belga? La historia se remonta a hace unos meses, cuando a principios de 2018 el Manchester United de José Mourinho echó sus redes sobre el belga, con varias ofertas encima de la mesa. El Tottenham, con las cuentas paralizadas centrando sus miras en la construcción de su nuevo estadio, primero le dio pie a negociar y luego se echó para atrás, lo que provocó el enfado del futbolista y que Pochettino le dejara incluso unos días en la nevera.

Para este junio, el belga quedaba libre, pero en su contrato figura una cláusula por la cual el Tottenham le puede renovar automáticamente por 12 meses (algo que ya ha hecho) más con el requisito de que exista un precio de liberación de 25 millones de libras. Así, a día de hoy, Alderweireld tiene 16 meses más de contrato, pero su precio de salida ya está fijado.

El mayor escollo puede estar en su sueldo. Actualmente percibe 4’5 millones de euros al año, una cifra que probablemente el club estaría dispuesta a igualar y quizás aumentar en un pequeño porcentaje, pero mínimo, por su fichaje, aprovechando que su precio es realmente inferior a su valor de mercado. En Inglaterra, las informaciones dicen que el belga le ha pedido al Tottenham ganar cerca de 10 millones anuales para renovar, dinero al que en la liga solo llega Virgil Van Dijk en el apartado de defensas. Con un mercado tan inflado, y con una economía en Inglaterra mucho más competitiva que aquí, parece difícil que cualquier jugador decida cambiar la Premier por la Liga.

En una situación parecida a la del jugador del Tottenham se encuentra Manolas (Roma), con un precio de liberación de 36 millones de euros. Upamecano (Leizpig), Milenkovic (Fiorentina), De Ligt (Ajax), Akanji (B. Dortmund), Ginter (B. MönchenGladbach), Rubén Días (Benfica), Bartra (Betis) o Hermoso (Espanyol) son algunos de los jugadores con más o menos cartel y nivel que podrían salir de sus equipos. Otro, Djené (Getafe), ya se ha puesto incluso encima de la mesa.

Fotografía:  OLGA MALTSEVA/AFP/Getty Images.

COMENTARIOS