Morata recupera el Air Atleti

BALÓN PARADO. El Atlético de Madrid fue de las escuadras más temibles en las primeras temporadas de Simeone a balón parado. Hasta la campaña 2014/15 los goles a balón parado eran casi la norma. Con Morata en el campo se recuperaron las sensaciones ante la Real Sociedad con dos goles a balón parado, uno de córner y otro de saque de falta.

En la primera temporada completa de Simeone, el Atlético pasó de ser uno de los colistas de la Liga marcando a balón parado al sexto puesto con 7 goles. Al final de esa temporada el Atlético se alzó precisamente con un título de Copa del Rey en el Santiago Barnabéu, gracias a un golazo de Miranda a saque de córner.

El Atlético lideró el balón parado en las temporadas 13/14 y 14/15

En la temporada de la Liga y la Final de Lisboa, el Atlético lideró el campeonato doméstico a balón parado con 12 goles de estrategia. Repitió liderato a balón parado en la 2014/15 con los mismos guarismos: 12 goles a balón parado.

Desde entonces decimotercero, undécimo y duodécimo. En las 3 temporadas no pudo pasar de los 5 goles a balón parado. Parece que con la llegada de Morata se ha reactivado el ataque rojiblanco y no sólo eso sino que ha vuelto el poderío a balón parado. El periodista de Onda Cero, Hugo Condés, bautizó con mucho acierto “Air Atleti” a ese equipo colchonero tan dominante por arriba en el área rival. La gran cantidad de goles que llegarón no sólo a balón parado sino de cabeza justificaban el apodo.

Vuela alto el Atleti Aviación a lomos de las alas que ha traido Morata con su llegada. Las capacidades del Atlético se han disparado con la incorporación del madrileño a la escuadra. No sólo es la competencia interna generada con Diego Costa (que ya de por sí es un gran mejora), la incorporación de Morata ha disminuido la necesidad de que el peso ofensivo recaiga sobre Griezmann.

Detrás del tridente mencionado, Correa es un activo muy relevante en el ataque colchonero sin desdeñar que un internacional croata como Kalinic puede empezar a tener serios problemas para entrar en las convocatorias por el crecimiento espectacular de jugadores del filial como Mollejo.

¿Podrían ser los goles de Morata un indicador del retorno del estilo que dominó a balón parado hace 4 temporadas?

Volviendo al tema en cuestión no puede uno olvidarse de los tres centrales que más peligro tienen en el juego aereo, el montenegrino Savic y los dos uruguayos José María Giménez y Diego Godín. Memorable es el gol a balón parado de Godín, lesionado y cojeado marcado el pasado noviembre para remontar un encuentro ante el Athletic de Bilbao, culminando un saque de falta. ¿Fue ese el punto de inflexión para el Atlético que se ha acrecentado tras la llegada de Álvaro Morata? El tiempo lo dirá.

COMENTARIOS