CRÓNICA. Doblete maldito

Lalu R. Albarrán / FutFem.com
Estadio de Los Carmenes – Granada – 11/5/2019 – 20:30h – FINAL Copa de la Reina
Real Sociedad Femenino
2
1
Atlético de Madrid Fem.
Mª Dolores Martínez Madrona (Colegio Murciano) CAMPEONAS: REAL SOCIEDAD FEMENINO

CRÓNICA. La Real Sociedad supo ganar un partido a la contra para dejar sin el soñado doblete al Atlético de Madrid. A pesar de adelantarse el Atleti en el marcador, las de Arconada se encontraron con el empate en una acción desafortunada de Lola. El dominio del balón era rojiblanco pero cuando más cercano parecía el gol del Atlético, la Real logró el segundo y mandó a la lona al equipo que se perdió en un juego precipitado. Quiñones hizo el partido de su vida parando un saco de balones de todos los estilos.

El Atlético perdió su tercera final de Copa de la Reina consecutiva

El partido tuvo un color rojiblanco claro. Las campeonas de Liga se hicieron con la pelota desde el saque inicial. Y es que las colchoneras tuvieron la posesión de la pelota en todo momento. El plan de las realistas era claro, hundir la defensa, dejar al Atlético volcarse y buscar romper la defensa de Laia y Tounkara con Nahikari y Ezaguirre, dos estiletes que jugaron un partido magnífico.

- Publicidad -

El Gol de Esther parecía atisbar otro encuentro al visto

En el primer tiempo el Atlético no lograba con eficacia que sus laterales tuvieran mucha profundidad y facilitaba la labor defensiva a la poblada y currante zaga guipuzcoana. En la primera ocasión en la que no fue así, Kenti Robles centró desde la diestra y Esther conectó una volea magnífica para marcar un auténtico golazo al cuarto de hora.

El Atlético, tan experto y veterano en aquello de ‘abrir la lata’ y matar a la contra, parecía estar afilando el cuchillo para seguir encarrilando la final. Pero ocurrió aquello que lleva pasando toda la temporada en el fútbol mundial. Los dioses del fútbol aparentemente aman las remontadas y ponerse del lado del equipo menos favorito para soplar con su viento a favor del resultado más improbable.

Lola Gallardo, una portera de gran calibre con una tasa de errores significativamente bajo en un tipo de fútbol donde los fallos gruesos de guardametas se ven incluso en mundiales, tuvo ese fallo que nunca se espera de los que siempre te responden. Un disparo bajo y a su palo se coló debajo de su cuerpo y acabó en la red.

- Publicidad -

El fallo de Lola determinó el partido

A pesar de que el equipo de José Luis Sánchez Vera se adelantó en el marcador no pudo sostener el resultado y el empate llegó a los tres minutos de haber marcado Esther. El disparo sin aparente peligro desde fuera del área de Palacios terminó con suspense en las mallas. El Atlético sólo había sostenido la ventaja unos minutos.

Había cambiado algo más que el marcador. El empate dio alas a las de Arconada que empezaron a creer mientras que las colchoneras se fueron agarrotando con el paso de los minutos y entraron en una espiral de precipitación y urgencias por marcar.

El Atlético no fue completamente fiel al estilo que le ha caracterizado toda la temporada y ya de inicio el dibujo invitaba a esperar un Atlético en tromba con su tridente mágico de Esther (en un renovado estadio de gracia), Ludmila y Jenni Hermoso que cierra su segunda etapa en el Atlético sólo una temporada después de regresar.

Pero esa delantera creaba un efecto de descompensación en la medular donde sin la ayuda de Kaci, Meseguer tenía que cubrir más espacio y Sosa y Amanda tenían que alternar las subidas por banda con el trabajo de repliegue en una actividad de mucho repliegue.

El resto del primer tiempo tuvo el mismo guión el Atlético dominaba y se acercaba a los dominios txurriurdines pero la defensa achicaba aguas y las contras de Nahikari ponían a los espectadores en tensión pues siempre parecía al borde de ganarle el duelo a Tounkara y Laia, que trabajaron de lo lindo toda la noche. Con menos centrocampistas, las contras de la Real se sentían mucho más y parecían todas de máximo peligro.

Cuando bajó por cansancio la Real emergió su portera Quiñones

El descanso hizo que el Atlético recuperara brío por banda y la Real notara el cansancio. Las llegadas se acumulaban y el gol rojiblanco parecía inevitable. Sólo el exceso de precipitación de las colchoneras y una estratosférica Quiñones bajo palos evitaron que varios goles rojiblancos subieran al marcador.

Hasta cuatro acercamientos claros tuvo el Atlético antes de que la Real aprovechara el desajuste en un balón por alto para que Ezaguirre cediera para Nahikari y esta marcara a placer. Se consumaba el desastre y se justificaba el esquema de Arconada que irónicamente era muy cholista en concepción, usar las armas que se tienen ante un rival de más peso para castigar sus pocos fallos.

Las sucesión de palos, tiros a bocajarro e intervenciones de altura de Quiñones quedarán en los anales de la épica para los seguidores vascos y en un amargo recuerdo para los atléticos. Y es que si el fútbol fuera lógica el Atlético habría ganado la Final, pero lo que atrae precisamente de este deporte es que lo lógico no siempre se cumple.

No valió con que el Atlético viviera cerca del área realista media hora e hiciera todo lo posible por que llegara el gol con mucho más corazón que cabeza. Tiempo habrá de analizar si los cambios de Falcón, Viola, Olga y Dolores fueron los acertados y si no llegaron muy tarde pero lo único que realmente quedará en el recuerdo es que la Real ganó un partido en el que el Atleti no supo ser fiel a su estilo de cocinar los partidos a fuego lento y cayó fruto sobre todo de su propia precipitación.

Por tercer año consecutivo se perdió la oportunidad de hacer un Doblete

Con la finalización del encuentro llegaron las lágrimas de unos y los vítores merecidos a otros. Hemos visto antes estas escenas de angustia en Las Rozas, en Mérida y esta vez en Granada. No se acostumbra uno a ver a semejante grupo campeón hincando la rodilla y llorando de manera desconsolada. Especialmente amargo resulta ver a Lola, que tanto ha dado a su equipo bajo palos, llorar la derrota con sensación de culpa. El fútbol la recompensará más pronto que tarde y su afición nunca ha dudado de su valía.

Confesemos una cosa ahora que vamos cerrando esta crónica. Nos gusta más este fútbol noble y sin mala sangre. En la que no hay sentimiento ‘anti’ sino pura y bella rivalidad por ser mejor que el otro. Nos gusta que si se lesiona una delantera a dos minutos del final sea la portera la mayor interesada en que se recupere. Nos recompensa la nobleza de este deporte donde se felicita al campeón y se consuela al que ha perdido. Eso que antes se llamaba la caballerosidad del football resulta que es algo más femenino hoy en día.

Ganó la Real pero en realidad ganó todo el Fútbol Femenino

El ‘consuelo’ por difícil que parezca es múltiple. Para el fútbol femenino la diversidad de contendientes es muy positivo y ayuda a que crezca aún más la imparable marea. El 15% de share televisivo (1,6 millones de espectadores) dibuja un panorama óptimo de crecimiento. Para todos los que hemos sido espectadores en familia del fútbol femenino este dato es vital. Hubo partidos hace sólo un lustro donde el número de contendientes entre el campo y los banquillos rivalizaba con el número de espectadores en la grada.

El desacierto no puede empañar la actitud impecable de las rojiblancas que lo intentaron hasta el final

El fútbol femenino ha llegado para quedarse y el Atlético comparte la cúspide junto al FC Barcelona como entidades más importantes del panorama doméstico. No ha podido alzarse con el doblete por tercer año consecutivo pero las lolas, amandas y meseguers ya no son desconocidas ni raras avis. Son deportistas de impacto nacional y fuente de  inspiración de nuestras hijas, hermanas, familiares y amigas. Sólo por ese objetivo, ya pueden considerarse campeonas el Atlético de Madrid Femenino.

Por cierto, ¡Zorionak Reala! Y que no duden las de las rayas rojiblancas que lo dieron todo sobre el césped que su afición está tan orgullosa de ellas como si hubiesen ganado. ¡A por la temporada que viene!

Fotografías: Real Sociedad (Twitter), Lalu Alburán (Twitter)

Real Sociedad Femenino

1Quiñones Portera
2Iraia Defensa
6Etxezarreta Defensa
7Nahikari Delantera
9Palacios 4 Centrocampista
17Chini Centrocampista
10Eizagirre Centrocampista
11Marta Cardona 12 Delantera
14Baños Centrocampista
19Mendoza Defensa
20Bea Beltran Defensa
12Manu 11 Centrocampista
4Olaizola 9 Centrocampista

Atlético de Madrid Femenino

1Lola Gallardo Portera
2Kenti Robles 20 Defensa
24Laia Alexandri Defensa
19Tounkara Defensa
11Carmen Menayo 21 Defensa
7Angela Sosa Centrocampista
10Amanda Sampedro Centrocampista
15Silvia Meseguer 14 Centrocampista
9Esther Gonzalez 22 Delantera
8Ludmila Delantera
23Jenni Hermoso Delantera
21Andrea Falcon 11 Centrocampista
20Viola Calligaris 2 Delantera
14Dolores Silva 15 Centrocampista
22Olga Garcia 9 Delantera
GOLES

0-1 15′ Esther marca de volea.
1-1 18′ Palacios posibilita el fallo de Lola en un tiro raso ajustado al palo.
2-1 60′ Nahikari marca a placer en área pequeña tras un centro lateral.

ASISTENCIAS 

👟15′ Kenti Robles

AMONESTACIONES

28′ Tounkara
78′ Nahikari
87′ Iraia

COMENTARIOS