El Atlético domina, sufre y vence en su estreno europeo

Club Atlético de Madrid

UEFA WOMEN’S CHAMPIONS LEAGUE 2019/20 – IDA 1/16. El Atlético de Madrid Femenino retomaba el pulso a la máxima competición europea a nivel de clubes tras vencer, no sin sufrimiento, al Sporting de Huelva en el estreno liguero. Tampoco resultaría plácida la visita al Gradski Stadion de Subotica, para no faltar a un arranque de temporada de infarto. Virginia Torrecilla logró decantar la balanza en los minutos finales y permitió al cuadro rojiblanco encarrilar la eliminatoria.

Cuarta participación del Atlético en la UWCL

Ser cabeza de serie en el sorteo de dieciseisavos de final deparó al Atlético una mayor suerte en cuanto al cruce se refiere. Zorky Krasnogork, Wolfsburgo y Manchester City, fueron rivales en campañas anteriores. Con las rusas y las inglesas, se pudo. Contra el gigante alemán, no.

- Publicidad -

Tocaba viajar a Serbia para medirse al ZFK Spartak Subotica en un duelo que, a priori, debería solventar el conjunto dirigido por Sánchez Vera sin ningún contratiempo. La calidad y el físico de las rojiblancas debían imponerse a las características del conjunto balcánico.

Este Atlético posee más profundidad de banquillo

Hubo cambios significativos en el once que dispuso el técnico rojiblanco. Hasta cinco variaciones se produjeron respecto a las jugadoras que saltaron al Nuevo Colombino. Sari, Laia, Menayo, Virginia y Leicy, dejaron en el banquillo a Lola, Linari, Strom, Meseguer y Duggan. Esta última padece una sobrecarga en el aductor de su pierna izquierda y es duda para el encuentro ante el Sevilla del próximo domingo.

El asedio rojiblanco se tradujo en 28 disparos

El choque nos dejó un escenario claro e inamovible desde el inicio: un Atlético dominador del esférico, instalado en campo contrario y con la responsabilidad de llevar la batuta del encuentro y encontrar los huecos oportunos para descifrar el entramado serbio. Mientras, las locales confiaban en su plan: bien replegadas atrás, a la espera de un robo de balón para lanzar una transición ofensiva.

- Publicidad -

Una Ludmila, que está firmando un arranque de campaña brillante, batió, en dos ocasiones, a Kostic. Dos veces se puso por delante el Atlético, dos veces replicaron las serbias anotando el gol del empate. Primero transformando un penalti, tras una mano de Leicy Santos, y luego finalizando un contragolpe ofensivo dónde las de Sánchez Vera no estuvieron del todo acertadas en el repliegue.

Ya en el minuto 90, cuando las fuerzas empezaban a flojear en uno y otro bando, el Atlético obtuvo la recompensa tras no ceder en su intento, a pesar de ver como el choque se complicaba con el pasar de los minutos. Ludmila, de nuevo protagonista, cedió al cuero a Virginia que empaló con pierna derecha para enviar el cuero al fondo de las mallas. Ese tanto significaba el 2-3, un verdadero alivio. Ese tanto significaba estar más, mucho más, cerca de octavos. 

Fotografía: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS