Muñiz Fernández lo tiene claro: la mano de Bonucci no fue penalti

Galeria Atleti (2-2) Juve
Tania Delgado / estoesatleti.es

ANÁLISIS DE JUGADA. César Muñiz Fernández, ex árbitro internacional, analizó para Esto es Atleti la posible mano de Bonucci dentro del área juventina. El Atlético de Madrid empató ante la Juventus de Turín en el primer partido de la Fase de Grupos de la Champions. La posible mano del italiano hubiera supuesto el penalti que podría haber sido el gol del empate para el Atlético de Madrid. El partido marchaba 1-2 en ese momento.

El posible penalti hubiera cambiado antes el partido

En el minuto 84 se produjo la acción más polémica del partido. Ángel Correa corrió por la banda hasta internarse en el área rival para dar un pase sobre la línea de cal a Vitolo. El canario disparó sin pensárselo dos veces, pero la mano de Bonucci apareció de por medio tras un mal despeje de De Ligt. Los jugadores reprocharon la acción, pero el árbitro no considero como mano. Diego Costa fue amonestado como resultado de pedirle explicaciones al colegiado.

- Publicidad -

No es penalti porque no tiene intención de interrumpir jugada

La comentada acción no fue mano según el colegiado español. Se debe a que el gesto de Bonucci no es intencional, es decir, la posición de su mano no tenía la intención de interrumpir la jugada. Para entender la decisión de Danny Makkelie, hay que entender que hay dos tipos de mano: la invasiva, que ocupa un espacio, y la evasiva, en la que el jugador intenta retirar el brazo o mano para que no le dé. No por el hecho de que que el balón impacte en la mano o brazo tiene que ser libre directo. Para que lo sea, tiene que estar avalado por una acción que de la sensación de estar interrumpiendo la jugada (como la de Piqué en el España – Rusia del Mundial de 2018).

En este caso, la mano viene de un rebote contrario ya que De Ligt intenta despejar con la mala fortuna que le da a su propio compañero. Por ello se calificaría como una mano involuntaria. Incluso si el balón tras el despeje de De Ligt no hubiera rebotado en su compañero, tampoco sería sancionada como penalti. Todo es por la situación de la mano.

COMENTARIOS