Con Rubén Mesa todo es más sencillo

Ruben Mesa volvió a marcar

Atlético de Madrid B 2 (Mesa 49′, Calero 63′) – Conquense 1(Borja Lázaro 70′)

Era el momento de dar la talla y saltar al campo con determinación, con la autoestima de un equipo grande y ganar. Solo valía ganar. Tras la goleada que recibieron los rojiblancos en la anterior jornada, los de Santaelena llegaban a una cita que más que un partido, era una final. No se podían permitir más errores porque eso supondría hundirse en la zona más oscura de la tabla, así que el equipo hizo del Cerro del Espino un fortín y venció gracias a una actuación espectacular de Rubén Mesa.

Los canteranos deben comenzar a escalar posiciones con la mentalidad que tienen los mayores, partido a partido es todo mucho más fácil evitando cualquier tipo de presión o miedo a no estar donde uno quiere a final de temporada. El encuentro comenzó con superioridad rojiblanca, desde David Gil hasta el delantero realizaron un gran despliegue físico que agotaba poco a poco al equipo visitante. En el primer acto, Tiri estrelló el balón en el poste, Juanfri puso en apuros a Manolo y Rubén Mesa, que está en un momento envidiable, también le provocó algún que otro quebradero de cabeza al guardameta. Todo estaba bajo control, por primera vez después de muchas jornadas, y solo quedaba esperar el tanto colchonero que desatase la euforia en Majadahonda.

El Atlético era un quiero y no puedo, las ocasiones estaban ahí pero los goles no llegaban. Tuvieron que llegar a la segunda mitad cuando el más listo de la clase, Rubén Mesa, adelantase al cuadro local. Rondaba el minuto 50 de juego cuando Nana robó un balón en el centro del campo y le puso un balón en profundidad al ariete rojiblanco que, como gran depredador del área que es, batió a Manolo con un disparo cruzado seco para poner el 1-0 en el marcador. Con el pulso y tranquilidad de los grandes delanteros adelantaba al equipo y se corona como el máximo goleador con 9 goles en 15 jornadas. La verdad, con Rubén Mesa todo es más fácil.

Cuando tienes a un jugador en este estado de forma el equipo tiene que aprovecharlo, contagiarse de esa energía y devorar al rival en un segundo. Los colchoneros con la ventaja en el marcador empezaron a hacer maravillas en su juego e incluso se permitieron deleitar a los presentes con grandes regates que hicieron sonar los aplausos en la grada.

- Publicidad -

En este ambiente tan cálido, Mesa recogió el balón y se marchó por velocidad de sus adversarios por la banda derecha hasta llegar al área; una vez allí, levantó la cabeza y asistió a Iván Calero para que el joven canterano pusiese el segundo en el marcador. En ese momento el Conquense estaba muerto, nadie esperaba ningún arrebato y la moral de los visitantes estaban por los suelos, mientras la figura de Rubén Mesa crecía por momentos, daba miedo al adversario.

Aunque nunca se debe dar por muerto a nadie, ya que en el 70 Borja Lázaro anotó el 2-1 con un disparo ajustado al que nada pudo hacer David Gil. La mancha negra del partido la puso la desafortunada lesión de Kader, el tunecino se marchó lesionado en camilla y trasladado en ambulancia al hospital tras recibir un fuerte impacto en el cuello que, al final, quedaría en un susto. Encima esta lesión vino acompañada puesto que en la jugada de donde se hizo daño derrumbó a un rival ganándose la segunda amarilla y, por lo tanto, otra expulsión más para los de Santaelena.

Al final, el marcador no se movería y el Atlético B sumaría una victoria más siendo la tercera consecutiva en casa. Los chicos están dando la talla como locales pero ahora es cuando hay que dar la talla y vencer lejos del Cerro. Solo ellos tienen la llave y saben que pueden hacerlo. Su próxima final es el próximo domingo, que se prepare el CD Huesca porque los canteranos van a llegar con ganas de cambiar el rumbo en esta liga.

En el Atlético de Madrid B jugaron: David Gil; Kader, Raúl, Tiri, Iván Pérez; Vicente, Nana; Omar (Iván Calero, 61’), Juanfri (Mongil, 76’), Iván Sánchez; y Rubén Mesa (Ian, 84’).

El colegiado Sánchez Rico (Comité Catalán) amonestó a Rubén Mesa (2′) y Vicente (28′). También expulsó a Kader por doble amarilla (60′ y 76′).

Escrito por: Antonio Rodríguez   @nonorp

Foto: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS