Tsunami rojiblanco

Diego Costa no quisó perderse la marea de goles
Diego Costa no quisó perderse la marea de goles
Diego Costa no quisó perderse la marea de goles

Jornada 14. Campeonato Nacional de Liga. Atlético de Madrid 7 (Raúl García 25′,52′, Lopo (p.p) 37′, Villa 49′, 78′,Diego Costa 68′, Adrián 93′) – Getafe 0

Frótense los ojos. No, no por el resultado. Por su equipo señores. Es una escuadra bestialmente competitiva con un nivel de compromiso y mordiente que algunos jamás vimos de rojiblanco. Una oda al trabajo en equipo sólido abajo y letal arriba como un boxeador de los de antaño con pies rápidos y un gancho que te manda a la lona. Simeone ayer lo resumió: «Conozco bien la historia del club y al llegar quería honrar a su historia. Queríamos que fuera un equipo fuerte, rapido y solido. Queríamos ser un rival incómodo para cualquiera. Y lo hemos conseguido» La descripción perfecta de los guerreros de Cholo.

Fíjense cómo aún no he siquiera nombrado al rival. Por dos motivos. Este Atleti empieza a ser así de reconocible independientemente de quien tenga delante. Sobre todo en casa. Y en cuánto al Getafe (ya está, nombrado) pues le hubieran podido dar el partido por perdido por incomparecencia. Salió arrugado recibió un par de goles, se quedó con diez y recibió un baño de los que hacen época.

Mientras estuvo Valera poco después la nada

El partido comenzó con un Atlético dominante en centro del campo. Llegando al área con peligro. Con un Raúl García cómodo y asentado en ese papel de falso nueve, dónde lo mismo se desengancha y juega en mediocampo dejando el espacio a Villa o se une como estilete al ataque. El Getafe le recordamos dos llegadas que fueron en realidad malos pases en la línea de contención de Tiago y Arda Turan pero ni llegaron a disparar sobre Courtois. La primera noticia del inédito belga nos llegaría en el minuto 89 en el único disparo de los azulones. Así visto los recuerdos se irán para la línea de ataque de los colchoneros. Un Arda Turan incisivo entre líneas fue clave. Se nota la vuelta del turco. Si a esto sumamos la precisión de cirujano de Kokea balón parado y lo incisivo que son los laterales titularísimos Juanfran y Filipe Luis la marea de jugo que se viene encima a los rivales es enorme. En el minuto 25 Raúl García se eleva en el primer palo y la clava a la red. Antes habían avisado Tiago en otro corner y Villa tras un gran pase desde la izquierda de Filipe. El Atleti en casa marca y sigue empujando. Sello de grande. Por lo general los rivales se echan atrás para evitar el chaparrón. Error. Llegan más ocasiones. Se sigue desplegando el Atleti por izquierda y derecha. Gabi reclamó un penalti por manos atacando desde la izquierda. Involuntaria. Arda Turan cambiándose de banda volvió loca a la defensa getafense. Desde la derecha lanzó un pase a media altura, Koke la peino y Lopo en un intento de despejar la pelota marcó lo que muchos calificaron de autogolazo. Más cuesta abajo y a los cinco minutos Valera vería la segunda amarilla. Clara clarísima por sacar el brazo a paseo. Desde algunos sectores burlas reprochables. La grandeza está en ser elegante con los jugadores que han llevado la rojiblanca. Otra parte le afeó la actitud y aplaudió al rival expulsado. El Atleti al tran tran se fue al descanso sin hacer más sangre pero sin renunciar a su juego y a su empuje como se vería en el segundo tiempo.

- Publicidad -

Un partido con Diego Costa es más partido

Tiago avisó en la reanudación. Trallazo desde lejos que Moya deflecta con problemas. Y en el minuto 49 continua el carrusel de goles. Centro desde la derecha profundo de Juanfran que acumula asistencias. Recibe Villa tras fallo de Lopo, controla en área pequeña y marca. Tiago asistiría de nuevo unos minutos después para que el Atleti fácil, demasiado fácil, aumentara la ventaja con un gol picado de cabeza de Raúl García. El navarro rozaría un histórico hat trick cuando Filipe Luis la centro en carrera y Raúl estrellaría una preciosa volea en el palo. Que equivocados estábamos los que creíamos que el partido decaería a partir de ese momento. Entró Diego Costa y llegó el baile de la bestia. Pase desde la muy productiva derecha y en un escorzo inverosimil Diego Costa aloja de tijereta a dos piernas el balón en la escuadra de Moya. Impresionante. La Bestia ha vuelto de su lesión dispuesto a seguir reinando como el mejor delantero nacional a años luz del siguiente en rendimiento.

Con Adrián y Oliver en el campo junto a Diego Costa como cambios siguió el baile ofensivo ante un Getafe ahogado y pidiendo la hora. Adrián en carrra asiste en carrera a Villa el 6-0 y el propio Villa en la asistencia más patosa de la historia (intentaba rematar de tacón) cede a Adrián tras una espectacular jugada de Óliver cierra el resultado y el partido con el histórico 7-0 que esperemos insufle ánimo y confianza al de Teverga.

En el apartado de las estadísticas ayer los gurús de los datos nos dieron unas cuántas más con las que alegrarnos. Koke es ya el segundo asistente europeo tras Özil, Raúl García iguala en sólo 11 jornadas su mejor marca goleadora de rojiblanco, Koke colidera con un desconocido como Neymar  la tabla de máximos asistentes. El Atleti está ante su mejor arranque liguero alcanzando los 37 puntos en 14 jornadas.

Pero todos coinciden en que lo realmente impresionante números aparte es la actitud y mentalidad. Ayer en el minuto 91 Filipe Luis y Arda Turan corrían para evitar conceder un corner con un 7-0. Cuando la superioridad es aplastante y la actitud no decae de principio a fin es difícil no acabar ahogado en un tsunami rojiblanco

Jugaron: Courtois, Filipe Luis, Alderweireld, Miranda, Juanfran, Tiago, Koke (Adrián 65’), Gabi (Óliver 71’), Raúl García (Diego Costa, 62’), Arda, David Villa.

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Colegio Aragonés). Amarillas para Raúl García (Min. 14), Arda (Min. 35)

Foto: Web Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS