Un empate que arregla poco

OMAR-AMOREBIETA

Segunda División B. Jornada 19. Atlético de Madrid 0-0 Barakaldo CF

La buena racha de victorias como locales se truncó tras el empate sin goles que cosecharon los rojiblancos frente al Barakaldo CF. Y por ocasiones no fue. El Atlético de Madrid no pudo llevarse esos tres puntos que le habrían dado ese empujón que necesitaba para huir del descenso. De momento, siguen vivos y de no haber sido por la gran actuación del meta visitante el resultado hubiera sido totalmente distinto.

Los de Santaelena no pudieron rentabilizar más aún el empate cosechado fuera de casa en la jornada anterior. Era una oportunidad de oro para seguir sumando e imponerse ante los demás equipos de la parte baja de la tabla. El partido comenzó con un Atleti muy superior comandado por el ariete Rubén Mesa. El delantero estuvo muy activo en los primeros minutos avisando al meta Jon Ander al rematar un centro medido de Kader y también, el canterano de la semana, Héctor, tras su actuación estelar en la Copa del Rey puso en apuros al portero rival. Había dinamita arriba con estos dos delanteros, mientras Dani Aquino veía el encuentro desde el banquillo.

Tras el descanso la cosa cambió, el Barakaldo  reaccionó haciendo aparecer la figura de Bono. El meta internacional marroquí vuelve a demostrar que es un gran portero y que el filial a veces se le queda pequeño. Un seguro bajo los palos para el futuro colchonero.

El colegiado anuló correctamente un tanto al Barakaldo después de que Etxaniz se ayudase de la mano para anotar el primer gol. Tras el susto, Rubén Mesa se echó el equipo a la espalda y mandó un misil que se estrelló en el larguero. Nadie se podía creer la mala suerte de este equipo, pero para solucionarlo Santaelena metió más dinamita en el campo.

- Publicidad -

Dani Aquino está de vuelta

En el minuto 66, el técnico rojiblanco decidió dar entrada a Dani Aquino en detrimento de Héctor. No fue el día del joven canterano ya que su participación se vio eclipsada tras la gran actuación del miércoles. Por otro lado, Aquino volvía a vestir la rojiblanca y lo hizo con más ganas que nunca, con la misión de anotar el tanto que abriese el marcador.

El Atleti B basó su fútbol en jugar a la contra, aprovechando la velocidad de sus bandas y de sus dos delanteros. No llegarían las oportunidades más claras hasta el final del encuentro cuando Ndoye, regatea al cancerbero y la cede a Rubén Mesa que dispara colocando el esférico con la desgracia de que un defensa llega en el momento exacto para salvar el gol en la línea de la portería. Y solamente unos minutos más tarde, el propio Ndoye falla un mano a mano ante Jon Ander que quedó en nada.

Este punto no soluciona mucho las cosas y los de Santaelena tienen que comenzar a puntuar de tres en tres si quieren llegar a final de temporada sin la preocupación y el miedo que da jugar en una categoría inferior. Al menos hubo una gran noticia, la vuelta de Dani Aquino que tiene que mejorar para llegar a lo que estamos acostumbrados de él. Sin duda, este Atleti puede mejorar su nivel y demostrar que con la plantilla que tiene sus objetivos deberían ser más altos. Estas navidades le pedirán muchas cosas a los Reyes Magos, entre ellas asegurar la salvación cuanto antes.

En el Atlético de Madrid B jugaron: Bono; Kader, Raúl, Mongil, Elbis; Omar (Ndoye, 71’), Nana, Vicente, Iván Sánchez (Juanfri, 89’); Rubén Mesa y Héctor (Aquino, 66’).

El colegiado Arroyo Cortés (Comité Andaluz) mostró tarjeta amarilla a los locales Elbis (27’) y Mongil (61’).

Foto: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS