La cantera está en la cuerda floja

caleroLas categorías inferiores del Atlético de Madrid están en horas bajas. Desde que comenzó el nuevo año los filiales no han hecho otra cosa que tropezar partido tras partido, de hecho, el Atleti B ha sufrido uno de los meses de febrero más negros que se recuerdan en las instalaciones de Majadahonda, con tres derrotas y un empate, que ha generado la salida por la puerta de atrás de Alfredo Santaelena. Por su parte, el Atleti C encadena la friolera cifra de once partidos sin sumar una victoria. Situación más que alarmante la que están atravesando los dos filiales del conjunto rojiblanco.

La temporada del Atlético B no ha sido cómo se esperaba a principios de septiembre. El equipo que entrenaba Santaelena afrontaba un año lleno ilusión con grandes incorporaciones como Rubén Mesa, Dani Aquino o el jovencísimo Héctor en la delantera. Es verdad que muchos se fueron y que el centro del campo se quedó huérfano tras la marcha de Thomas, Saúl y Óliver Torres; pero desde la directiva se decidió dar la oportunidad a jugadores jóvenes, a chicos que en un futuro podrían ser los reyes del Vicente Calderón como son Borja Martínez o Iván Calero, que pese a tener 19 años, han demostrado con creces que tienen un sitio en Segunda B.

El equipo no consigue deshacerse del temor de bajar a Tercera División, pues lleva desde la novena jornada coqueteando con los puestos de descenso. En estos momentos la situación es insostenible y, tras un cambio de entrenador, el equipo no logra arrancar y ascender posiciones en la clasificación. Los números hasta el momento son: siete victorias, siete empates y trece derrotas, para sumar un total de 28 puntos que le equiparan con los equipos de los puestos de peligro. Sin duda, el nuevo míster Óscar Mena tiene mucho trabajo por delante si quiere cambiar el rumbo de estos jugadores.

La conjura por parte de los futbolistas ya ha comenzado y se ha puesto mucha ilusión en el nuevo técnico. El futuro dirá donde acabará este equipo, pero seguro que ganas y motivación no faltará. Estos chicos están seguros de que pueden conseguir grandes cosas pero, tras la caótica temporada, deberán lograr el objetivo de la salvación.

Por su parte, el Atlético de Madrid C  también está inmerso en una mala racha que no tiene fin. El nuevo entrenador consiguió la pasada jornada, ante el Colmenar, el primer punto al frente del equipo y poner fin así a una racha de diez derrotas seguidas, pero que no sirve para remediar la la pesadilla que están viviendo los canteranos con once partidos sin conocer la victoria, ¡once partidos!. Desde el pasado 9 de diciembre de 2013 los jugadores no han conseguido sumar tres puntos en un encuentro, adquiriendo un total de seis escasos puntos en once partidos. Sin duda, la cantera colchonera está en la cuerda floja y como no cambien las cosas se viviría una de las situaciones más tristes que se recuerdan en la historia de la cantera, con dos descensos de categorías.

- Publicidad -

Ambos equipos tienen por delante mucho trabajo, pero si algo no se le puede reprochar a los canteranos es el esfuerzo y la ilusión por lograr el mejor resultado posible. Son conscientes de que, al fin y al cabo, defienden los colores del Atlético de Madrid.

 

Foto: Club Atlético de Madrid.

COMENTARIOS