La inoperancia ofensiva lastra al Atleti, Teixeira lo condena

CronicaAlmeríaJornada 23. Campeonato Nacional de Liga.  Almería (Verza 80′,86′(p)) 2 –  Atlético de Madrid 0

Sin dramatizar ha sido una semana nefasta. Se han perdido dos partidos, opciones por un título, el liderato en el otro, varios jugadores titulares lesionados y por el camino sobre todo esta sensación. La sensación de que nos están tomando el pelo con los arbitrajes. Las dos nefastas actuaciones arbitrales no deben ocultar el trasfondo. El Atleti pierde frescura y pide oxígeno. Con la Copa jugándose a todo o nada, la Champions League a la vuelta de la esquina, la lucha por la Liga se dificulta aunque seguimos encaramados a una posición de privilegio que deberíamos saber valorar y disfrutar más.

En la previa la noticia fue la portería. Courtois se resentía una sobrecarga y se caía de la convocatoria. Turno para Aranzubía que debía resolver de nuevo la papeleta de sustituir al belga. En la penúltima ocasión que jugó, provocó un penalti (que el mismo paró) y seguro que partía con ganas de demostrar su valía.

El campo es uno de los que peor se nos da de Primera División. Una victoria en Copa y ninguna el Liga es el paupérrimo registro acumulado hasta el momento.

Empuje, dominio de balón y poco peligro

- Publicidad -

El Atleti dominó la primera parte de cabo a rabo. Con llegadas en combinación y Diego muy activo. Sin embargo aunque sí disparó a puerta con asiduidad no tuvo ni ocasiones muy claras de gol, ni disparos entre los tres palos. Cabe destacar una internada por banda derecha de Manquillo, centra a Raúl García pero despeja el almeriense Verza con Esteban ya superado.

Papelón del árbitro

Teixeira Vitienes, tuvo una noche excepcionalmente mala anoche. Obvió una falta en la frontal del área a Diego Costa que pudo ser incluso penalti puesto que ocurre sobre la línea del área grande y en el minuto 28 un clarísimo penalti a Manquillo que quedó dolorido en el área. Soriano acumuló más faltas en el primer tiempo que el Atlético de Madrid al completo en todo el partido. Algunas de sus acciones rozaron la roja directa. Recibió una amarilla por reiteración. Soriano se retiró con 9 faltas en el minuto 57 dejando lugar al otro jugador que se erigió en lamentable protagonista, Barbosa. También en el debe del árbitro otro posible penalti de Juanfran por manos que tampoco pareció ver el árbitro.

En días así

El Atlético un poco desquiciado por la avalancha de faltas recibidas y las que no se pitaban llegó al descanso. Arda Turan se encontraba desconectado, el trabajo entrelíneas de Diego no llegaba a los puntas y Diego Costa permanecía muy marcado y veía como no le pitaban algunas faltas claras.

En el minuto 67 una criminal entrada de Barbosa con los dos pies sobre la tibia de Tiago le dobla el tobillo y le daña la rodilla. El árbitro ni paró el encuentro ni pitó falta estando a escasos 5 metros y de frente. Barbosa había sustituido al duro Soriano. Acabó el partido sin tarjetas. Bochornoso. Tiago se retiró en camilla. Reprochable que sus compañeros no supieran estar a la altura para defender a su compañero y presionar al árbitro para que hubiera algo de ecuanimidad.

Los dos cambios introducidos en el Atleti no sólo no sirvieron de acicate sino que hicieron al equipo perder el control del centro del campo. En una jugada desafortunada en la que se cae Mario replegándose, llega Aleix Vidal en carrera y su disparo pega en ambos palos y se sale. Esa jugada marcó el final del dominio atlético y el Almería se vino arriba ante la posibilidad de ganar y la pasividad arbitral en señalizar faltas.

En el minuto 80 llegó el primer gol de Verza. Un golazo a primera vista pero en realidad un exceso de vista o falta de reflejo de Aranzubía que ni despeja ni detiene el balón y  el centro chut del almeriense se le cuela por la escuadra sin remisión. Mal minuto para encajar con poco partido por delante.

Ni falta

Sólo seis minutos más tarde las cosas se complicarían hasta el infinito. Aranzubía no sabe deshacerse de un balón ante la presencia de un delantero rival y se hace un lío. Se acaba estirando para coger la pelota pero el jugador rival reclama agarrón y se lo conceden. Nada de eso había sucedido y no sólo castiga con la pena máxima al Atlético de manera ficticia sino que expulsa por roja directa al portero.  Así pues con todos los cambios efectuados Gabi debió ponerse bajo palos. Ni intentó tirarse a un lado en el penalti. Segundo gol local. Con esta nueva vuelta de tuerca a lo que se permite a los árbitros sin que tenga repercusión en su actuación el Atlético perdió al menos un punto que le cuesta el liderato. Los rojiblancos además suman una nueva lesión en un partido dónde el rival cometió tres veces más faltas que los visitantes. Queda una sensación de doble derrota. De malos arbitrajes que están dañando a un equipo que no carbura por momentos. Este Atleti sin la intensidad de comienzo de temporada, sin el hambre por cada balón se pierde en batallas donde demasiadas veces sale cruz

Jugaron: Aranzubia, Manquillo, Miranda, Godín, Juanfran; Tiago (Mario Suárez, 67’), Gabi, Raúl García (Adrián, 77’), Diego (Sosa, 67’), Arda Turan y Diego Costa

Arbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Amonestó a los visitantes Diego (22’), Raúl García (54’). Expulsó a Aranzubía (86′) por roja directa.

Fotografía: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS