Diego Costa resuelve un partido difícil

CronicaEspanyolCampeonato Nacional de Liga. Jornada 28. Atlético de Madrid 1 (Diego Costa 55′) – Español 0

No pasará a la historia el partido de Liga que ganó el Atlético de Madrid. No será recordado por su fútbol, por jugadas para guardar en la retina o por las sucesión de oportunidades. Tampoco resulta sorprendente. Enfrenta había un equipo de Javier Aguirre y el esfuerzo extra del martes ante el Milan pasó factura.

El ex-técnico atlético (que esta semana fue superado por Simeone como el cuarto entrenador con más partidos en el Atlético) convierte cada encuentro contra un grande en una loa al catenaccio. Y menudo homenaje defensivo el del partido del sábado. Seriedad defensiva del rival y un conjunto rojiblanco fallón como no recordábamos en mucho tiempo fueron la combinación perfecta para que el partido se trabara y en el primer tiempo no se moviera el marcador. Las ocasiones que generó el Espanyol partieron de pérdidas locales. Como siempre estuvo Courtois para resolver el peligro rival. Especialmente una gran ocasión a disparo de Sergio García con intención y desde el área pequeña. Las ocasiones del Atlético de Madrid tardaron en llegar y nunca fueron clarísimas. David Villa intentó un remate de cabeza sobre el minuto 15 parado por Kiko Casilla. Llegaría un voleón de Gabi a saque de corner que se iría alto desviado. Rondaba tímidamente el peligro pero de manera inconexa con un juego poco fluido. lamentablemente hay que mencionar de nuevo la actuación arbitral. No vio o no quiso ver un claro penalti a Diego Costa en el área claramente derribado en el área cuando se preparaba para rematar. La última del primer tiempo tuvo reminiscencias de Champions League. Diego Costa intentó emular su golazo del otro día frente al Milan intentando llegar de semi chilena a un cabezazo que prolongó Villa a saque de corner. No conectó el remate y el primer tiempo acabó con sensación de que el Atleti había hecho más por ir ganando pero que iba a sufrir para llevarse los tres puntos.

Cuando todo falla, Diego Costa

En el segundo tiempo el Atleti siguió empujando para no conformarse con el emapte. Así Villa recibió en centro del campo un balón de espaldas y con gran visión vio el desmarque de Costa y le pasó en profundidad. Colotto intenta voltearle sin éxito y Costa se acomoda el balón y cruza para marcar el único gol de la noche batiendo por bajo a Kiko Casilla. El brasileño se ha convertido en un superclase mundial del que nadie duda. Con el de ayer son 30 goles esta temporada, 22 en Liga. Digno heredero de la estirpe de superdelanteros rojiblancos de los últimos 15 años: Falcao, Agüero, Forlan y Torres. Costa ya es uno de los grandes y amenaza con desafiar sus marcas

- Publicidad -

Fruto del cansancio y de esa mala costumbre adquirida por el Atleti cuando se adelanta retrasó la línea de presión y el Espanyol aprovechó esa invitación a atacar redoblando esfuerzos sin mucho que perder. El Atletico ya había sacando su ancla  que tanto echa de menos cuando falta Koke por un difuminado Sosa que no impresionó de titular. Tras marcar siguió reforzado la medular. Diego y Raúl García relevaron a Arda Turan y a Villa para reconquistar la batalla en el centro del campo.

El Espanyol sacó a Cordoba que dio mucha guerra en punta. El partido pudo cambiar de sino cuando la bota de Cordoba chocó con la cabeza de Courtois ante la pasividad de Alderweireld y dejó al meta cinco minutos aturdido. Tras pasar unos minutos recuperándose en la siguiente jugada sacó un disparo peligroso del Espanyol con la cara (más madera). El meta sin embargo pudo seguir y apretó los dientes. El resto del equipo también lo hizó y aguantó la presión de los pericos para alzarse con 3 puntos vitales en la vigésimo primera  victoria de la temporada lo que supone ya la tercera mejor marca de victorias de la historia en Liga de los colchoneros.

El Atleti en otra época hubiese sufrido horriblemente en esos últimos minutos y tal vez hubiera perdido un punto o más. Incluso puede que en estos partidos después de una gran noche europea se dejara llevar. Pero Simeone parece dispuesto a cambiar el rumbo de la historia atlética. Este equipo tiene fútbol, pero sobre tiene una fe inquebrantable cuando le falla el físico. Este equipo está moldeado a imagen y semejanza de su entrenador. Cholismo en definitiva.

Simeone: «La única motivación que necesitamos para cualquier partido que jugamos es entrar en el vestuario y ver la camiseta rojiblanca.»

Jugaron:  Courtois, Juanfran, Alderweireld, Godín, Filipe, Tiago, Gabi, Arda (Diego, 70′), Sosa (Koke, 52′), Villa (Raúl García, 80′) y Diego Costa

Árbitro: Pérez Montero del Colegio Andaluz amonestó a Arda Turan (52′) y Godín (69′)

Fotografía: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS