El líder de los niños

Campeonato Nacional de liga. Jornada 32. Atlético de Madrid 1 (Raúl García 13`) – Villarreal 0

Suma el Atlético de Madrid tres puntos más para seguir líder por encima de Barcelona y el Real Madrid. Una victoria importante, todas lo son, pero está puede considerarse más valiosa si se tiene en cuenta las circunstancias y el contexto que la rodeaban. La exigencia física y el desgaste frente al Barça acarrearon las bajas de Costa, Arda y Miranda que, sumadas a la del apercibido Gabi, dejaban al equipo sin varios jugadores claves. Esto provocó novedades en el once. Alderweireld formó pareja defensiva junto a Godín, el centro del campo fue ocupado por Mario Suárez y Koke quedando las bandas para el Cebolla y Diego. Arriba, Villa tenía una nueva oportunidad, esta vez, junto a Raúl García.

El estadio se llenó respondiendo a la llamada del Cholo y se disfrutaba de un ambiente especial propiciado por el Día del Niño organizado por el club. Así, con el campo lleno hasta la bandera y el equipo conjurado para seguir sumando, comenzó el encuentro. El Villarreal no venía de turismo a la capital y en la primera jugada ya avisó de que sería un rival peligroso, pues tras dejar atrás a Godín en banda izquierda fabricaron la primera oportunidad de peligro que acabó despejada a córner.

Después de este primer susto, el equipo rojiblanco comenzó a carburar y de la mano de Diego, que puso la calidad y la pausa que el partido necesitaba, cogió la batuta del juego. Fue la banda izquierda, como casi siempre, la más transitada. Por allí el Cebolla se asoció bien con Villa, creando alguna que otra internada, pero sin llegar a provocar verdadero peligro. La ocasión mas clara la tuvo Diego tras empalmar un balón bombeado a la salida de un saque de esquina, pero la pelota se marchó alta. Fue el preludio de lo que poco después sucedería. Raúl García abrió el marcador gracias a un buen remate de cabeza dentro del área pequeña que supondría el primer y único tanto del encuentro, aprovechando de nuevo un saque de córner y alargando su idilio con el gol en esta temporada. La estrategia sigue dando frutos.

Tras el gol, el Atleti se sintió muy cómodo, tanto que comenzó a pausar y a dormir el partido en exceso. Controló la situación y los tiempos en todo momento, pero no buscaba ese segundo gol que hubiese cerrado el encuentro y hubiera dado lugar a más fiesta en la grada. Así, la monotonía llevó al descanso y tras la reanudación la tónica fue la misma.

- Publicidad -

El Villarreal se estiró, ganó terreno al Atleti, o el Atleti lo cedió, y comenzaron los problemas. El equipo no salía de su campo, ni en contragolpe ni con la pelota jugada, y Simeone no lo veía claro. Decidió mover el banquillo y entraron al terreno de juego Tiago, Sosa y Adrián, que se mostró participativo y con ganas de ayudar al equipo en este tramo final de temporada.

Pero el Atleti no podía, estaba cansado. Las piernas pesaban a los jugadores, que cada vez abandonaban menos posiciones defensivas. Daban por bueno el marcador. Así, se replegaron defensivamente confiados en aguantar los minutos que restaban. El equipo sufría y la grada lo notaba. El Cholo, usando su autoridad, pidió un esfuerzo más a los jugadores, pero también a la hinchada: hasta en cuatro ocasiones alzó sus brazos para animar a la gente a que alentase hasta el final. Era eso, el pitido final, lo que el Atleti buscó durante toda la segunda mitad, con desespero y sin disimulo en el tramo final.  Tanta agonía defensiva apunto estuvo de acabar en tragedia (belga). Cuando ya se oteaba el final del encuentro un centro lateral fue rechazado por Alderweireld hacía la portería de Courtois, quien sólo pudo ser un espectador más y ver como el balón, misericordioso, se marchó por el lado idóneo del palo. El silencio se pudo oír en el Calderón.

Sin tiempo para más sobresaltos, la afición celebró una nueva victoria del Atleti que sigue caminando por la senda de la victoria incluso sin jugar uno de sus mejores partidos.  Quedan seis paradas más en el camino. Cada vez queda menos para saber el desenlace final.

Jugaron: Courtois, Juanfran, Godín, Alderweireld, Filipe, Mario Suárez, Koke, Diego Ribas (Sosa,70’) , Cristian Rodríguez (Tiago, 56’), Raúl García y David Villa (Adrián, 61’).

Árbitro: Gil Manzano, colegio extremeño. Amonestó a Koke (Min.67’), Raúl García (Min.70) y Mario Suárez (Min.80) en el Atlético. Por parte del Villareal fue amonestado Gabriel (Min.42).

Fotografía: [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/TD_Fotografia» target=»on» ]https://twitter.com/TD_Fotografia[/social_link]Tania Delgado

Autor:[social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/carolpicatostes» target=»on» ]https://twitter.com/carolpicatostes[/social_link]Carolina Jiménez

COMENTARIOS