¿Es Soldado lo que necesita el ejército de Simeone?

Dicen, escriben, tuitean que Soldado podría ser el próximo delantero del Atlético de Madrid. El punta, al parecer, vería con buenos ojos fichar por el campeón de Liga y así poner fin a su aventura inglesa. Un periplo que comenzó hace menos de un año y cuyo balance es bastante malo: ha disputado treinta y seis encuentros entre todas las competiciones anotando once goles. Un gol cada 226 minutos. Unas cifras que alejarían a cualquiera de la delantera del Atleti.

La sensación es que los mejores años de Soldado ya quedaron atrás. A sus 29 años, el valenciano es un delantero aguerrido, con buen remate de cabeza y un potente disparo, sí, pero hay dudas de que sea el candidato idóneo para la vanguardia rojiblanca. Aunque su estilo de juego podría encajar en el Atleti, su mala temporada en la Premier y su edad siembran dudas. Además, sólo en su última temporada con el Valencia logró llegar a la barrera de los treinta goles. Una cifra que se antoja como el umbral mínimo para el delantero de un equipo que aspira a estar arriba. Aunque tampoco Diego Costa había llegado nunca a esa cifra y este año ha roto moldes, pero ¿cuantos delanteros han alcanzado su climax futbolístico a los 30?

Mientras que unos dicen que Soldado gusta al Cholo, la afición del Atleti, o parte de ella al menos, demuestra estar en contra de la llegada del delantero. Con el hashtag #UnAtletiSinSoldado, que ha sido TT en España, la hinchada rojiblanca ha mostrado su oposición al fichaje del todavía delantero del Tottenham. Su pasado madridista o sus enfrentamientos con los jugadores del Atleti en los duelos con el Valencia son algunas de las razones que esgrimen en su contra. Lo cierto es que ambas razones tienen un doble filo. Juanfran y Filipe por ejemplo, estuvieron en la cantera del Real Madrid y no por ello dejan de ser dos de los pilares de este equipo. Ser madridista tiene mal encaje con el Atleti, pero tener pasado madridista no debe de ser el baremo para medir la validez o no de un fichaje. 

Por otro lado, el carácter de Soldado, aguerrido, orgulloso y, porque no decirlo, a veces un tanto agresivo, es el tipo de personalidad que molesta cuando es rival y agrada cuando es uno de los tuyos. Siempre que la agresividad no sea violencia. Y esa es la losa que pesa sobre el delantero. Su comportamiento demasiado agresivo (dejémoslo ahí), con los jugadores del Atleti en el pasado.

Con parte de la afición en contra de su fichaje, su edad, su pobre temporada en la Premier y el posible coste de su traspaso hacen de Soldado un objetivo con demasiados puntos en contra. Si finalmente ficha por el Atlei sólo sus goles le salvaran, pero ¿necesita el Atleti meter en el vestuario a un jugador que divide a su hinchada, deja dudas sobre su rendimiento y ya encara la treintena? Creo que no.

- Publicidad -

Iván Fuente[social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]https://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

 

COMENTARIOS