Nunca fue fácil

La derrota ante el Levante supuso un varapalo para la afición colchonera que ya prácticamente acariciaba el título liguero. Ahora se vuelve a ver lejos, pero lo cierto es que no lo está mucho más que antes. Todo está más apretado, pero el Atleti depende de sí mismo. Y eso siempre es positivo. Además, ante los voceros que expresan sus deseos de ver caer a este equipo apelando al vértigo, un dato: el Atlético de Madrid ganó ocho de sus nueve Ligas en la última jornada. Si la Liga tiene que ser rojiblanca, ésta es la manera. La historia así lo dice.

Corría el año 1940 cuando el Atlético Aviación peleaba por lograr su primera Liga. En dura pugna con el Sevilla, los colchoneros habían escalado hasta la primera posición a falta de cuatro jornadas para el final, pero en la penúltima, una derrota frente al Celta de Vigo, volvió a situar a los sevillistas por delante. Imaginen la situación: la remontada realizada por los rojiblancos en la segunda vuelta podía quedar en nada, pero la suerte estuvo de su lado. El Atlético Aviación venció al Valencia en el Metropolitano, mientras que el Sevilla no pudo doblegar al Hercules a domicilio. La primera Liga ya estaba en casa.

Menos de un año después los aviadores repetirían la gesta. Las circunstancias fueron distintas, pero el final fue igual de apretado. En esta ocasión los colchoneros realizaron una Liga casi perfecta, cediendo únicamente dos derrotas, pero el Atlético de Bilbao (conocido así en aquellos años) también realizó un sensacional campeonato que les llevó a estar empatados a puntos en la última jornada, con los colchoneros por delante. En ese último partido, los de Ricardo Zamora consiguieron sumar una victoria que les aseguraba el título, más aún con la derrota de los bilbaínos frente al Barça, que, por cierto, nada se jugaba.

Tuvo que pasar casi una década para que el ya Atlético de Madrid, volviese a ganar un título liguero. En la temporada 49/50 se llegó a las últimas jornadas con tres equipos implicados. El propio Atleti, el Depor y el Valencia. En la última fecha se enfrentaban los rojiblancos y los chés en el Metropolitano, la victoria y el empate daba la Liga a los colchoneros. Y se empató. Caminando en el alambre, los de Helenio Herrera igualaron a cuatro con los valencianistas. En la temporada siguiente, de la mano de la Delantera de Cristal, los rojiblancos volverían a ganar la Liga. También en la última jornada. Un empate muy polémico contra el Sevilla dio el título a los de Metropolitano.

Mediada la década de los sesenta el Atlético volvió a verse en la misma situación. En la temporada 65/66, la última que se disputó en el Metropolitano, el conjunto colchonero se jugó el título contra el R. Madrid. Si los colchoneros ganaban al Español en el último partido de la competición serían campeones. Así fue. El sprint final rojiblanco fue magnifico: siete victorias consecutivas para situarse líder en la penúltima jornada y levantar el título a su eterno rival. Cuatro años después, nuevamente el Atleti ganaría un final de Liga apretado. Tras alternarse con el Athletic de Bilbao en el primer puesto durante gran parte de la competición, el conjunto colchonero perdió frente a los bilbaínos a falta de tres jornadas en lo que parecía su adiós definitivo al título, pero un traspiés de los vascos en la penúltima jornada fue todo un regalo para los madrileños que se alzaron con su sexta Liga.

- Publicidad -

No tardaría en llegar el siguiente cetro liguero a las vitrinas rojiblancas, en la temporada 72/73, de la mano de Max Merkel. En aquella época, la más esplendorosa del club, se ganaban Ligas con cierta asiduidad: cuatro en once años. Con Mr. Látigo, el Atleti ganó su séptima Liga, también en la última fecha a pesar de que el equipo enlazó doce jornadas sin perder en el tramo final. La siguiente Liga colchonera, la octava, es la única que el Atlético de Madrid ha ganado antes de la última jornada. Aquel equipo estaba dirigido por Luis Aragonés. En esto, también fue excepcional.

La hasta ahora última Liga lograda por el Atlético de Madrid fue la conseguida en la temporada 95/96. Dirigidos por Antic, los colchoneros tuvieron que esperar a la última jornada para, doblegando al Albacete en el Calderón, proclamarse campeones. Nadie contaba con ellos y al final ellos contaron más que nadie. Como aquel equipo, el Atleti del Cholo empezó siendo una sorpresa, a base de trabajo se convirtió en una molestia y a dos jornadas para el final es el líder y principal candidato a ganar la Liga. Aunque haya quienes siga empeñados en otra cosa.

Iván Fuente[social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]https://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

COMENTARIOS