El via crucis de Filipe Luis

8002014-05-17 21.16.56crop

El dilema atlético por antonomasia: ‘Roma no paga a traidores’ u ‘Honor a quien honor merece‘. Filipe Luis se va, Filipe Luis se queda…

A pesar de lo que muchos afirmaban («Filipe está forzando su salida y no se presentará en el primer entrenamiento de la pretemporada»), allí estaba junto al resto de sus compañeros.

A pesar de que el lateral brasileño del Atlético de Madrid ha podido tomar decisiones este verano que parecen hacer de menos el cariño recibido durante estos años, su redención es sencilla. No se le pueden achacar más pecados de los que ha cometido. No sería nada justo el vía crucis al que le ha sometido la prensa oficialista y parte de la afición que la cree a pies juntillas.

Filipe puede merecer una corona de espinas por su silencio, impertérrito y solo alterado en redes sociales con favoritos sospechosos, que ha generado un grado de insatisfacción en la hinchada colchonera que le tenía como uno de sus ídolos. Respetable que prefiera no hablar.

Filipe puede merecer una corona de espinas por la poca memoria que tuvo a la hora de recordar una de sus frases de esta temporada: «en otro equipo podría ganar más títulos, pero no sería tan feliz como aquí«. No se sabe si podría ser más feliz en Londres, pero más querido, estoy convencido que no.

- Publicidad -

Filipe puede merecer una corona de espinas por la inquietud que genera que no haya querido renovar con la oferta encima de la mesa. Pero tengan cuidado. A saber cómo y de cuánto era esa oferta. A Tiago le pidieron que se quedara bajándose de nuevo el sueldo. Habría que saber si la cifra se asemejaba a lo que un lateral que ha dado tanto se merecía, o desde Stamford Bridge tenían más claro lo que vale (y disponían de dinero para sustentarlo).

Genera inquietud que Filipe no haya querido renovar. Pero a saber cómo y de cuánto era esa oferta.

Puede que merezca una corona de espinas y nos duele. Duele por ser un jugador por el que el Atlético de Madrid y los aficionados apostaron tras haber tenido una gravísima fractura de peroné que le impidió fichar por el FC Barcelona. Hablamos del que, bajo la opinión del que suscribe estas palabras, es el mejor lateral izquierdo de la historia rojiblanca, y uno de los pilares fundamentales en los que se ha sustentado el equipo campeón de la décima Liga para la entidad.

Pese a todo esto, la realidad no puede empañar la ficción. Porque la afición colchonera, tan reacia a toda la información referente al club que se imparte desde los medios de comunicación, se ha tomado el tema Filipe Luis como si fuese la tabla de los 10 mandamientos. El muy pronunciado pero tan poco seguido «no consuman», ha dado paso a un extraño comportamiento de gran parte de la hinchada que, un mes antes, clamaba contra Scolari por no convocar al lateral al Mundial, y ahora insulta y recrimina a Filipe Luis cosas de las que ni ellos pueden estar seguros. De locos. Pero en eso se ha convertido el Atlético de Gil.

La misma afición que clama contra el «relato» del gilismo se «traga» la versión oficialista y pone al jugador al pie de los caballos

Pero no debemos hacer cargar también con la cruz a Filipe. Un jugador de fútbol que se ha dejado todo en el Manzanares. Nadie puede quejarse del rendimiento del ‘3’ en su etapa como rojiblanco. Artífice y ganador de dos Supercopas de Europa, una Europa League, una Copa del Rey y una Liga con el Atlético.

Los mismos que hace un mes criticaban a Scolari ahora insultan y recriminan al jugador su silencio

No podemos hacer cargar también con la cruz a Filipe. Hablamos de un hombre imponente en defensa y un cuchillo en ataque. Con la garra y pundonor que siempre se ha exigido a quienes visten esta camiseta, el brasileño ha sido un ejemplo de profesionalidad sin precedentes. ¿Recuerdan las quejas colectivas tras su lesión porque jugaba Insúa? Acortó los plazos y dio el callo.

No podemos hacer cargar también con la cruz a Filipe. Hay que  darle las gracias por formar el mejor triángulo de ataque que recuerdo en el Manzanares (junto a Arda y Koke). Allí, donde el balón rodaba a más velocidad y acababa siempre con peligro para la portería contraria, con el lateral rozando la línea de fondo.

No podemos hacer cargar también con la cruz a Filipe. Un jugador que ha frenado en seco, durante la mejor temporada de la historia del Atleti, a Leo Messi, Gareth Bale, Kaká, Alexis o Willian. Un referente en su posición y una persona comprometida con su entrenador y afición durante el tiempo que ha llevado el escudo del Atlético en un terreno de juego.

No podemos hacer cargar también con la cruz a Filipe. Cuando nos pregunten que digamos de carrerilla la alineación del Atleti campeón de la décima Liga, su nombre estará. Y debe ser recordado como lo que fue. Porque nadie le puso ninguna cruz a una persona como Simeone, que se venera hasta límites religiosos, cuando abandonó el rojiblanco por el azul y negro del Inter de Milán. Los jugadores van y vienen, pero lo importante es cuando están.

Nadie difamó al venerado Simeone cuando dejo dejó el rojiblanco por el neroazurro, ¿que sería diferente ahora?

Que se quiera ir del Atlético no implica jugar con el sentimiento de nadie -salvo aquellos que prefieren vivir en la mentira. No se olviden que Filipe nació en la cantera de la acera de enfrente, en Chamartín. Que se labró en el Deportivo de la Coruña y que pudo fichar por el Barcelona. Llegó al Calderón porque se apostó por él. Y el rendimiento quedará para la historia. Los jugadores, salvo contadas excepciones, no son de un equipo, son del fútbol. Y cuanto antes se de cuenta la gente, mejor.

La jugada a los vendedores les ha salido perfecta. Nadie se acuerda de ellos. La filtración, real o no, de las pretensiones del brasileño, han servido -una vez más- de sedante para la afición, que paga sus frustraciones contra uno de los jugadores que tanto les ha hecho disfrutar. Una historia tan habitual que extraña que tantos sigan entrando en ella.

La jugada es redonda para los vendedores que la urden o la toleran y filtran. La frustración de la afición la paga el jugador, sea real la información o no

Por parte de un servidor, darle las gracias por todo, pero pedirle que vuelva a ver la vuelta de semifinales de Champions League en Stamford Bridge, para que piense bien si es eso lo que quiere. El Chelsea, querido Filipe, no es el Atleti. Diego Costa ya se dará cuenta.

Imanol Echegaray [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ima_etxega» target=»on» ]https://twitter.com/ima_etxega[/social_link]

Fotografía: Esto es Atleti

COMENTARIOS