El gol como preocupación

PRETEMPORADA. Amistoso disputado en Esmirna en memoria de las victimas de la tragedia de Soma. Galatasaray 0- Atletico de Madrid 0 

Es el fútbol es deporte en el que los goles son la sal, la chispa y, porque no, la razón de ser de todo lo demás. Si se juega bien, mal o regular y no hay gol, el equipo no gana. Si se defiende bien, tan bien como este Atleti, y no se anota ningún tanto, el equipo no gana, pero al menos no pierde. Que no es poco ni mal cimiento sobre el que construir futuras victorias, pero claro, antes tiene que llegar el gol.

Un gol que, como en todo lo que lleva de pretemporada el Atleti, brilló por su ausencia. Salvo aquel tanto de Héctor ante el Numancia en el primer duelo del curso el marcador en los partidos disputados por los colchoneros no se ha movido. Ni a favor ni en contra. Y eso es un punto a favor y en contra. Simeone ha conseguido que el bloque no note las bajas ni la falta de acople de los nuevos en defensa (algunos como Oblak ni siquiera se han vestido de corto), pero no ha logrado que los suyos logren perforar la meta rival. Ni siquiera a balón parado. Mala noticia. Sin Griezmann, pero con Mandzukic el Cholo cambió sus sistema habitual y lo cierto es que generó más peligro, pero el ataque colchonero aún necesita ajustes.  El croata empieza a dejar detalles del tipo de futbolista que es: baja a apoyar al mediocampo, no rehuye el contacto con el balón y lo circula con criterio y además trabaja en defensa, pero aún no ha ajustado el punto de mira que se espera que tenga y a día de hoy a nadie en la plantilla rojiblanca se le caen los goles.

Y eso que ocasiones tuvieron. El propio Mandzukic tuvo dos ocasiones, Godín remató alto en otra buena ocasión y Mario Suárez no acertó a batir al portero del Galatasaray desde dentro del área. El croata se asoció bien con Arda y Koke, que vieron con facilidad las internadas de Juanfran y las de Siqueira (Ansaldi en la segunda mitad), pero lo cierto es que la banda izquierda rojiblanca de momento extraña la alegría de Filipe Luis. A quien de momento no se extraña es a Courtois. El entramado defensivo del Atleti no permitió al rival llegar con claridad a la meta defendida por Moyá que apenas tuvo trabajo. Veremos si su rendimiento es igual en duelos con más trabajo.

Así con la satisfacción de ser un muro defensivo, pero con la preocupación de no ser incisivos en ataque el Atlético de Madrid se despidió de Turquia. A poco más de diez días del primer partido oficial, Simeone tiene que afinar la puntería de los suyos si no quiere que se le escape otra vez la Supercopa.

- Publicidad -

Jugaron: Moyá; Juanfran, Godín, Miranda (Giménez, 45′), Siqueira (Ansaldi, 45′); Mario, Tiago (Héctor, 76′), Gabi (Raúl García, 57′), Arda, Koke (Saúl, 67′); Mandžukić.

Iván Fuente[social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]https://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

Fotografía: Atlético de Madrid

COMENTARIOS