El Atleti cumple con el plan establecido

Campeonato Nacional de Liga. Jornada 5. Almería 0- Atlético de Madrid 1 (Miranda 59′)

Había que ganar para que a nadie le temblasen las piernas y se ganó. Había que demostrar seguridad defensiva y se dejó la portería a cero. Había que realizar un buen partido en ataque y el equipo tuvo varias ocasiones, pero al final se tuvo que recurrir a la estrategia para batir al portero rival que hizo un buen partido. No está mal para un equipo que está engranando sus nuevos jugadores.

Comenzó el Atleti con la intención de plantarse en el campo rival y durante unos minutos se aprovechó de que el Almería le cedió la iniciativa esperando su oportunidad a la contra. De ese dominio, surgieron algunas jugadas de peligro, pero ninguna lo suficientemente clara como para levantar al espectador de su asiento. Así, con el paso de los minutos el Atlético se fue diluyendo en el entramado defensivo almeriense y se mostraba incapaz de elaborar una jugada de peligro. El centro del campo ocupado por Mario Suárez, Tiago, Koke y Arda no encontraba vías de pase con los delanteros, especialmente con Griezmann, cuya posición de hombre más adelantado perjudicaba el juego colchonero. De ello se dio cuenta el Cholo e hizo que Raúl Garcia y el francés intercambiaran sus posiciones. A partir de ahí llegaron los mejores minutos rojiblancos en la primera mitad. Sendos disparos de Tiago y del propio Raúl García obligaron a lucirse a Rubén, el portero rival, que ya había sacado antes un cabezazo de Godín. A pesar de la mejoría colchonera se llegó al descanso con empate a cero.

En el intermedio Simeone quitó al centrocampista con menos calidad técnica de cuantos había sobre el césped y que además tenía una tarjeta amarilla (Mario Suárez) y dio entrada al joven Saúl. Con la entrada del canterano el equipo mejoró. Seguía dominando el balón, pero la sensación de que algo podía pasar era palpable. Y pasó. El propio canterano forzó un saque de esquina después de una buena combinación del centro del campo colchonero. Lo que sucedió tras el córner es imaginable. Koke la puso al primer palo y Miranda anotó de cabeza su tercer gol en esta Liga. La sociedad fundada el 17 de mayo de 2013 sigue dando réditos a los rojiblancos. 

Tras el gol, los colchoneros no dieron el paso atrás habitual y siguieron dominando el encuentro. A ello sin duda ayudó la inoperancia del Almería en ataque. Los andaluces no creaban excesivo peligro, pero a pesar de que Moyá no tuvo que esforzarse demasiado a lo largo del partido, la sensación es que la defensa rojiblanca no es el muro de antaño. Seguro que esta victoria sin goles en contra ayuda a reforzar la solidez defensiva del Atleti. Si en defensa los colchoneros no sufrieron, en ataque no mordieron. Arda desaprovechó un mano a mano ante Rubén y Cerci, demasiado escorado, no acertó a batir al meta rival. Por suerte para la hinchada rojiblanca, el equipo no pagó esos errores, pero en un equipo que necesita tanto para hacer gol, no puede permitirse errar esas situaciones.

- Publicidad -

El partido murió con el balón en el campo del Almería hasta donde lo habían llevado Saúl, Koke y Siqueira esperando que el árbitro pitara el final del encuentro. Un colegiado que, por cierto, mostró demasiadas tarjetas en un partido donde apenas hubo acciones que lo requirieran. ¿Cosas de la propaganda anti-violentos? Sea como fuere los del Cholo ganaron allí donde nunca lo habían hecho antes y el argentino alcanza las 100 victorias como técnico rojiblanco. Las cien primeras, porque si algo tiene este equipo es ambición.

Jugaron: Moyá, Juanfran, Godín, Miranda, Siqueira, Tiago, Mario Suárez, (Saúl 46′) Koke, Arda (Gabi 83′), Griezmann (Cerci 68′) y Raúl García

Árbitro: Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Mostró tarjeta amarilla a  Arda Turan (8’), Mario Suárez (34’), Siqueira (36’), Miranda (76’), Godín (78’) y Raúl García (85’)

Iván Fuente[social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]https://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

Fotografía: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS