La memoria selectiva de la UEFA con el Atleti

No nos puede, ni debe, pillar por sorpresa lo que ha sucedido. Lleva pasando mucho tiempo. Más del que os podéis llegar a imaginar. El ninguneo en favor del vender la burra que la actualidad, tanto deportiva en particular como informativa en general, nos pone encima de la mesa no es ninguna novedad. No lo es. Lo importante da igual, lo que vende es lo que importa.

La UEFA, en una declaración de intenciones perfectamente maquetada y estudiada, se ha bajado los pantalones ante Florentino Pérez y los suyos, realizando una gala de sorteo de la Liga de Campeones que fue en Mónaco, pero bien pudo ser en la pasarela Cibeles al ritmo de José Mercé y Plácido Domingo. Lo que era sinónimo de emoción para muchos acabó siendo un besamanos sin precedentes. Pero ese, amigos, es otro tema.

Resulta que, para la organización que dirige Michel Platini -sí, el mismo que cerró el Vicente Calderón tras un ataque inadmisible de cierta afición francesa al mobiliario propio-, el Atlético de Madrid no ha hecho méritos suficientes para que puedan ser reconocidos. No es la primera. Ya en la última nominación a los mejores entrenadores del año 2013 se olvidaron de Diego Pablo Simeone.

Los jugadores del equipo campeón de la Liga española, la que muchos dicen mejor del mundo, no tienen el suficiente valor, el límite de márketing y el impacto publicitario necesario como para estar nominados entre otros compañeros de profesión que, sin ánimo de faltar el respeto, han hecho peor temporada que ellos. Señores de la UEFA, para ustedes, un equipo que es capaz de destronar en un país a dos gigantes como Real Madrid y Barcelona es probable que no haya hecho una temporada digna de sus focos, alfombras azules y canapés con mayordomos disfrazados. Pero igual para la afición atlética lo que no es digno es precisamente que sus focos no les alumbren, que sus alfombras no sean pisadas y que sus canapés no sean comidos por Gabriel Fernández, Arda Turan o Koke.

Lo del no homenaje a Luis Aragonés, lo dejo aparte. Ya se hizo en su momento uno especial. Aunque nunca hubiera estado de más recordarle mínimamente. Porque ese hombre estuvo a un minuto de ganar una Liga de Campeones y fue el entrenador que devolvió a España a la palestra europea.

- Publicidad -

No se trata de quejarnos porque sí. Se trata de hacer valer lo que se ha conseguido y lo que se ha luchado desde una base inferior a las grandes potencias del fútbol europeo. El Atlético de Madrid ha vuelto. Nosotros lo sabemos. Muchos, con sus comportamientos, histerias, falacias y desencuentros, también lo saben aunque no quieran hacerlo ver. Pero si no quieren perder la poca credibilidad que les queda, sean más justos la próxima vez. Porque estamos seguros que tendrán la oportunidad de serlo. O, al menos, de eso se encargará Simeone.

Imanol Echegaray [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ima_etxega» target=»on» ]https://twitter.com/ima_etxega[/social_link]

Fotografías: Tania Delgado [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/TD_Fotografia» target=»on» ]https://twitter.com/TD_Fotografia[/social_link]

COMENTARIOS