El club de la comedia de la LFP

choloAyer tuvo lugar un espectáculo bochornoso en nuestro fútbol, en nuestra Liga, esa de la que el señor Tebas no se cansa de decir que es la mejor del mundo, esa en la que el servilismo hacía a algunos equipos es escandaloso. Al más puro estilo del club de la comedia, pero en malo, el show comenzó fuerte. Y no me refiero al de Eva Hache, que podría, pero eso es otro tema. Como decía, la broma empezó dando el trofeo al Mejor Portero de la temporada pasada a Keylor Navas. Un portero que, sin quitarle méritos, en 37 partidos encajó 39 goles y ahora mismo es suplente en el Real Madrid. Así empezaba el ninguneo de la LFP al Atlético de Madrid. Thibaut Courtois, que en los mismos partidos que el costarricense solo encajó 24 goles y se alzó con el Trofeo Zamora (ese que le dan al portero menos goleado de una temporada) se quedó sin recibir su último título con el club rojiblanco. Algunos pensábamos, ilusos, que alguien saldría diciendo, «tranquilos, es una broma para romper el hielo», pero no, el show made in Tebas continuó. No satisfechos con el galardón al mejor portero, la noche se fue convirtiendo en la gala de los inocentes con el premio al Mejor defensa (Sergio Ramos), al Mejor centrocampista (Modric), Mejor centrocampista de ataque (Iniesta), Mejor delantero de La Liga (Ronaldo). Supuestamente estos galardones fueron entregados en base a las votaciones de los capitanes de los equipos de primera división, pero todo esto supuestamente porque el resultado de esa votación no ha transcendido. Filipe Luis y Miranda, nominados con Sergio Ramos, y que fueron parte importante del mejor muro defensivo de la pasada Liga, se fueron a casa con las manos vacías. Al igual que Gabi (nominado con Modric y Busquet) reconocido por muchos como el mejor centrocampista de la temporada pasada, incansable y pieza principal del molesto campeón de Liga. Koke no corrió mejor suerte. Con 6 goles y 14 asistencias en su haber, tuvo que ver como Iniesta, con 3 tantos y 7 asistencias, recogía el galardón. La evidencia está ahí y no hablo de suposiciones ni manos negras inventadas, no, hablo de números y pruebas tangibles. El ninguneo que sufrió ayer el Atlético de Madrid en los Premios de la Liga fue escandaloso. Eso sí, la mención especial como Campeones de Liga, si se la dieron al Atleti. Una mención, ¡qué orgullo! Menos mal que Simeone se alzó con el trofeo al Mejor Entrenador de la temporada. El argentino se acordó de todos sus jugadores nominados e injustamente no premiados. Siendo el técnico que consiguió el campeonato, no era para menos, aunque para la LFP ya hemos visto que quedar terceros, segundos, cuartos o incluso décimos, es más importante que el primer puesto siempre y cuando lo ocupe el Atlético de Madrid. Fotografía: LFP [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/xevara» target=»on» ]https://twitter.com/xevara[/social_link] Tania Delgado 

COMENTARIOS