Palo en Anoeta

Campeonato Nacional de Liga. Jornada 11. Real Sociedad 2 (Vela 15′ Agirretxe 83′) Atlético de Madrid 1 (Mandzukic 10′) 

Cerraba el Atleti la jornada visitando Anoeta con la posibilidad de adelantar a dos rivales y seguir a la estela del líder. Siempre y cuando ganase, claro. El rival parecía propicio, pero podía revolverse. Y así sucedió. Al final el Atlético de Madrid se vuelve de San Sebastián con la maleta vacía y con dos semanas por delante para reflexionar sobre su situación. Algunos como Siquiera más que reflexionar deberían cumplir penitencia.

Comenzó el partido bruto, sin dominador, con ambos equipos fríos, dando la sensación de que estaban allí, pero desearían estar en otro sitio. Así hasta que el Atleti hiló una jugada de más de cuatro toques y llegó el gol. Moyá puso un balón largo que Raúl García prolongó para Juanfran que se la cedió de nuevo al navarro para que este centrara al área donde, al segundo palo, apareció Mandzukic para adelantar a los colchoneros. El quinto gol del croata en nueve partidos lejos de animar a los rojiblancos les desorientó cosa que aprovechó una necesitada Real para crecerse ante la adversidad. Si el gol a favor desorientó al Atleti el golazo de Vela les noqueó. El disparo del mexicano desde fuera del área hizo inservible la estirada de Moyá.

Tras el empate el Atleti se rompió. Si no se hizo añicos fue porque Godín va de rojiblanco. El uruguayo salvó bajo palos un disparo de Agirretxe quien se había desecho de Moyá después de un regalo de Miranda. El brasileño, por cierto, le está cogiendo el gusto a dispararse en el pie. Sea como fuere, los del Cholo aguantaron gracias a Godín, al escaso acierto de la Real y, por qué no decirlo, al pésimo arbitraje de Álvarez Izquierdo que no pitó un penalti sobre Vela. Con Álvarez Izquierdo hemos ganado un mal árbitro, pero se han perdido dos manos para la industria catalana.

El empate a uno con el que se llegó al descanso dejaba con vida a los rojiblancos y un tanto frustados a los realistas. Algo con lo que no debía de estar de acuerdo Siqueira quien en menos de dos minutos vio dos amarillas claras y terminó expulsado, facilitando las cosas al rival. Si hace unos días algunos quisimos ver ciertas similitudes con Filipe, él solito se ha valido para desengañarnos. El brasileño bueno está en un banquillo londinense y nosotros tenemos caviar del Hacendado. Nos lo vendieron como caviar, pero no deja de ser una imitación. Veremos si Ansaldi da el paso al frente que apuntaba antes de su lesión.

- Publicidad -

Con uno menos, el Cholo quitó a Mario para dar entrada a Ansaldi. Y lo cierto es que con diez el equipo sufría más por el miedo a encajar que porque la Real Sociedad tuviese verdaderas ocasiones de peligro. Tan sólo Vela daba sensación de peligro en los realistas. De hecho, la mejor ocasión de la segunda mitad fue de Mandzukic, pero el croata remató fuera un gran centro de Ansaldi.

Según se iban consumiendo los minutos, al Atleti se le iban agotando las pilas, por lo que poco a poco iba dando un pasito atrás. Aunque la cabeza les decía que el empate era poco y si apretaban ganaban, las piernas no respondían. Ante esa disyuntiva, miraron al banquillo: el Cholo perdiendo tiempo en un saque de banda, daba por bueno el empate. Otro pasito atrás que fueron dos, cuando Simeone decidió no hacer más cambios. Hasta que llegó el gol de Agirretxe. El delantero aprovechó la hora feliz de Miranda, que no le molestó a la hora de rematar, para poner un cabezazo lejos del alcance de Moyá. Esta vez el portero no pudo salvar al equipo. Los milagros, a Lourdes. O a Courtois, pero ese también está en Londres.

Cuando se vio por debajo en el marcador Simeone, ahora sí, dio entrada a Griezmann, al que un sector de la grada de Anoeta le dedicó unos vomitivos cánticos, y al Cebolla. Sorprende que al francés le dé tan pocos minutos y al uruguayo tantos teniendo a Cerci o Saúl en la plantilla. Finalmente el Atleti no obró el milagro y se va al parón con una mueca de contrariedad. La situación no es grave, pero requiere atención. Anoeta debe servir de toque de atención. Otro más.

Jugaron: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Arda Turan (Griezmann, 86’), Mario Suárez (Ansaldi, 54’), Gabi (Cristian Rodríguez, 86’), Koke, Raúl García; y Mandžukić.

Árbitro:  Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Roja por doble amarilla a Siqueira (48’ y 50’). Mostró tarjeta amarilla a Mario Suárez (13’), Arda Turan (16’), Juanfran (16’), Raúl García (50’), Koke (80’) y Gabi (81’).

Iván Fuente [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]https://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

Fotografías: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS