Poco Atleti es mucho para el Malmö

Champions League. Jornada 4.  Malmö FF 0 – Atlético de Madrid 2 (Koke 30′ Raúl García 79′)  

Había que ganar y se ganó, pero no se convenció. Y por momentos hasta se sufrió. No mucho, pero el nerviosismo era palpable, sobre todo al comienzo en la segunda mitad hasta que Raúl García anotó el definitivo dos a cero. El navarro apareció cuando su equipo le necesitaba, como casi siempre. Quien siempre está es Koke. Su omnipresencia algún día le permitirá asistir y rematar en la misma jugada, pero de momento se conforma con ser el mejor jugador del equipo en lo que va de temporada. Un equipo, el Atleti, que ve la clasificación más cerca, pero aún debe remar hasta ella. Por lo pronto, suma nueve puntos de doce posibles y el traspié de la primera jornada fue eso, un traspié.

Simeone debió de pensar en la previa que el partido exigiría más carácter que poesía y puso sobre el campo a Raúl García de inicio, en lugar de Griezmann. No se equivocó. Los suecos salieron revolucionados, muy intensos, buscando llegar a la portería de Moyá de la forma más directa posible, sin dejar respirar a los colchoneros. Por su parte, el Atleti aguantaba la ofensiva sueca sabedor de que el reloj corría a su favor. O eso pensaba, porque los jugadores del Malmö parecían patrocinados por Duracell. Aún así, tras una contra que Gabi tuvo que cortar en falta, el mayor peligro llegó del lado rojiblanco. Cuando Arda y Koke se asociaron, el Atleti ganó estabilidad con la pelota, pausó el partido y llegó a la meta del lesionado Olsen. (¿Qué pensará el portero suplente del Malmö que no juega ni aun estando lesionado su compañero?) Sea como fuere, el meta sueco paró un disparo blando de Raúl García tras una buena jugada de los colchoneros. En el que fue el primer aviso de los de Simeone. Minutos después una contra perfectamente ejecutada por Juanfran, Raúl García y Koke sirvió para que el canterano, al igual que en la jornada anterior, abriese el marcador. Juanfran sacó el balón jugado desde atrás, hizo una pared con Raúl García y se echó a correr noventa metros como si la mujer de su vida estuviera al final del trayecto. Allí le había puesto el balón el navarro, se internó en el área y centró. Entonces apareció Koke que saltando remató de tacón para marcar el primer tanto del encuentro. Con poco el Atleti estaba por delante en el marcador.

Tras el tanto el Malmö siguió en sus trece: intensidad e intensidad. Y casi le sale bien. Antes del descanso tuvo un par de oportunidades para empatar el encuentro, pero la defensa colchonera evitó el peligro. Después del intermedio la defensa colchonera perdió seguridad y el centro del campo perdió presencia cosa que aprovecharon los suecos para, a base de empuje acercarse a la meta de Moyá. Primero Godín salvó bajo palos una volea de Tinnerholm, después Rosenberg estrelló un balón en el palo tras el rechace de una falta al borde del área que Miranda había cometido tratando de evitar que Thelin encontrará opción de tiro a puerta. No le debió de parecer suficiente peligro a Siqueira quien a punto estuvo de meter en un lío a Moya. El lateral brasileño cedió mal con el pecho un balón a Moyá que éste pudo solucionar lanzándose con todo a por él.

El Atleti lo estaba pasando mal y Simeone dio entrada a Griezmann por Manduzkic, buscando velocidad a la contra y capacidad de asociación. También dio entrada al Cebolla en lugar de Arda. No deja de sorprender que el uruguayo esté por delante de jugadores como Cerci o Saúl. Pero la solución no estaba en el banquillo, sino en el lateral. Si Juanfran había dado la asistencia a Koke en el primer gol, el de Crevillente apareció otra vez para llegar a la linea de fondo y  poner un centro al área cuyo rechace le cayó a Raúl García que de primeras cruzó al palo contrario. El gol dejó en anécdota la medio hora restante en la que al Cebolla le anularon un gol en fuera de juego.

- Publicidad -

Con trabajo y mucho sufrimiento el Atleti se ha llevado los tres puntos de Suecia y está a sólo una victoria del pase a los octavos de final de la Copa de Europa. El objetivo está más cerca. En tres semanas, el Calderón recibirá al Olympiacos que ha perdido frente a la Juventus y se juega sus opciones de seguir en la competición.

 

Jugaron: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Arda Turan (Cristian Rodríguez, 76’), Gabi, Mario Suárez, Koke; Raúl García y Mandžukić (Griezmann, 69’).

Arbitro:  Mark Clattenburg (Inglaterra). Mostró tarjeta amarilla a Gabi (9’), Miranda (50’), Godín (51’), Juanfran (53’) y Cristian Rodríguez (94’).

Iván Fuente[social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]https://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

Fotografía: Club Atlético de Madrid

 

COMENTARIOS