El Atleti pierde lo ganado en el derbi

Estadio de Balaídos – Vigo – 15/02/2015 – 21:00 – Campeonato Nacional de Liga. Jornada 23

Celta de Vigo

Nolito 58′ Orellana 70′
2
0

Atlético de Madrid

Árbitro: Martínez Munuera

El Atleti se había ganado el derecho a pelear por la Liga venciendo en el derbi, pero lo perdió una semana después. Las bajas, una primera parte más propia de un equipo sin nada en juego y varios errores (propios y del árbrito) dejan al Atlético de Madrid centrado en su lucha principal: el tercer puesto. Con el Valencia y el Sevilla tres y cinco por debajo, lo que podía haber sido una pelea por la Liga va a ser una batalla por el tercer puesto. Tras ganar una Liga, luchar por otra cosa sabe a poco, pero con dos equipos por delante que te obligan a ganar siempre y otros dos por detrás que no te permiten tropezar estar donde está el Atleti tiene mérito.

Salió el Atlético de Madrid al césped de Balaídos como si volviera al trabajo después de unas vacaciones sensacionales: a los dos minutos ya había perdido la sonrisa y se sentía apabullado por la necesidad de tener que dar el callo otra vez. A ello influían las bajas. Sin Arda ni Koke, el Atleti no tiene pausa ni capacidad para retener el balón. Así, el Celta sólo tuvo que plantarse sobre el terreno de juego, darle intensidad al asunto y hacer circular la pelota para que el juego se desarrollase en campo colchonero. Sin demasiado peligro, eso sí, pero siempre en la mitad rojiblanca del campo.

El Cholo, que dejó el tridente para otro momento, situó a Griezmann en la derecha, dejando a Mandzukic y Torres en ataque. Sin los peloteros habituales el francés debía ser el encargado de llevar la manija ofensiva, pero ni sus compañeros le encontraron ni él supo hacerse notar. Ante la incapacidad de retener el balón, Simeone cambió al francés de banda, pero la situación no mejoró, el Celta seguía mandando sobre el campo. En la zona de contención Gabi y Tiago se veían continuamente desbordados por el centro del campo local y Juanfran tenía problemas para contener a Nolito. Por si fuera poco, cuando el Atleti recuperaba el balón, la perdida era casi automática. Para remediarlo el técnico colchonero dio entrada a Mario Suárez en lugar de Tiago a la media hora de partido. El portugués se marchó sobrecargado. Sólo así se explican sus pésimos minutos. Con Mario sobre el césped el equipo mejoró algo, pero seguía persiguiendo el balón en lugar de controlarlo. El empate al descanso fue la mejor noticia en la primera parte para los colchoneros.

Tras el intermedio, Simeone dejó al Niño, que ya está entre los veinticinco colchoneros con más partidos ligueros, en el banquillo y dio entrada a Cani con la intención de tener más la pelota. Y así fue. Entre la presumible bronca que se llevaron los colchoneros y la mayor presencia en el centro del campo gracias a Cani, el Atleti empezó la segunda mitad mucho mejor de lo que jugó en toda la primera. Sin brillo, pero al menos lograba dar más de tres pases seguidos. Hasta que llegó el penalti. Una contra iniciada gracias a una mano acabó con penalti de Mario Suárez sobre Nolito que el propio jugador se encargó de transformar.

La reacción colchonera al gol en contra fue un trallazo de Saúl que Sergio Álvarez despejó. El rechace le calló a Griezmann,  que estaba en fuera de juego, pero el francés tampoco acertó a meterla en la red. La noche pintaba oscura. La necesidad del Atleti le obligó a dar un paso adelante lo que propició las contras celestes. En una de ellas, Larrivey, a puerta vacía, envió el balón lo más lejos que pudo de la red cuando quería hacer lo contrario. Obligados a buscar el empate los rojiblancos crecieron ofensivamente. Primero Griezmann disparó desde el centro del área un balón que llegó a golpear en el palo tras escaparsele a Sergio; después cuando lo normal hubiera sido disparar a puerta, Saúl cedió a Mandzukic, que tras corregir su posición, chutó, pero su tiro golpeó en el defensa. Cuando parecía que el Atlético de Madrid se asentaría en campo contrario llegó el segundo gol del Celta. Siqueira y Miranda achicaron mal el espacio a Krohn Dehli que cedió a Orellana, sólo, y éste disparó cruzado haciendo inútil la estirada de Moyá.

- Publicidad -

El segundo gol celtista sentenció el encuentro. El Cholo metió a Raúl Jiménez en lugar de Gabi, pero al mexicano se le vio lo mismo en el césped que en el banquillo. El Sudamericano Sub’20 realizado por Correa luce más al ver el nulo rendimiento del jugador  que ocupa su plaza de extracomunitario. Por debajo en el marcador y en el juego, el Atleti quiso, pero no pudo. Aún así dispuso de tiempo para reclamar un penalti claro sobre Siqueira y de disponer de un par de acciones ofensivas que Sergio se encargó de desbaratar. La derrota deja al Atlético tercero, lejos del del líder y del Barça, pero con el Valencia pisándole los talones y el Sevilla al acecho. La goleada en el derbi generó una ola favorable que los rojiblancos no han sabido aprovechar.  Un mal partido en Balaídos deja la Liga muy lejos, pero el objetivo principal aún está al alcance de la mano.

[bd_table]

Celta de Vigo

2-0

Atlético de Madrid
 1 Sergio Álvarez 1 Moyà
 3 Fontás 2 Godín apercibido 56′
 6 Radoja 3 Siqueira
10 Nolito 5 Tiago (Mario Suárez 33′)
11 Larrivey 7 Griezmann
14 Orellana 9 Mandzukic
19 Jonny 14 Gabi (c) (Raúl Jiménez 70′)
20 Sergi Gómez17 Saúl
22 Cabral19 Torres apercibido 9′ ( 46′ Cani  apercibido 63′)
23 Krohn-Dehli20 Juanfran
24 Fernández23 Miranda

[/bd_table]
Iván Fuente[social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]https://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

Fotografía: Atlético de Madrid

COMENTARIOS