Mario Mandzukic acaba en gol

15417928448_4bf39bee9d_bMario Mandzukic es jugador de equipo y goleador, pero no le cuelgan medallas por ello. Y tampoco las necesita. Con alma de espía y esencia de pistolero, pasa desapercibido a pesar de su envergadura y ejecuta con precisión cirujana. Tímido lejos de los terrenos de juego, en el campo su rictus cambia, es otro. Trabajador y comprometido, está consiguiendo ganarse a la parroquia rojiblanca. Su carta de presentación son los goles y está jugando su mejor mano. Mario Mandzukic está viviendo el mejor inicio goleador de su trayectoria.

El pasado 10 de julio, Mario Mandzukic aterrizaba en Madrid con un contrato de 4 temporadas bajo el brazo y con una difícil misión. No todos los días un jugador opta por abandonar un coloso como el Bayern de Múnich para encabezar la delantera de un equipo en recomposición. Sí, un equipo campeón de Liga y subcampeón de Europa, pero un equipo derruido en sus pilares, con profundos cambios en la delantera. Sin embargo, los retos son el desayuno de cada día para ‘Mandzu’.

A nivel personal, Mario Mandzukic también llegaba con su propio objetivo. Con un cartel discreto ante el aficionado medio, el croata es el último de una saga de grandes delanteros. En las entrañas del Vicente Calderón todavía latían los goles de Diego Costa, David Villa e incluso los de Radamel Falcao, que hizo las maletas antes. Y precisamente de esta discreción ha hecho su virtud. Sin hace ruido, sin ser el foco de atención en muchos partidos, Mario Mandzukic ha conseguido hacer del feudo rojiblanco su imperio.

Grandes fuerzas del viejo continente han caído a sus pies y un gol suyo le daba al Atleti la Supercopa de España, único título disputado hasta el momento. Sin embargo, de estos grandes logros no vive Mario Mandzukic, sino del día a día. Al final, el pistolero las mata callando. Con 18 goles en 29 partidos promedia 0,62 goles por encuentro. Un dato al nivel del mejor Diego Costa y muy cerca del promedio conseguido por Radamel Falcao en los años más exitosos de las últimas dos décadas del equipo.

15187324410_0db0a276c3_bIncluso en una pelea contra sí mismo, Mario Mandzukic siempre sale ganador. El croata está cosechando el mejor registro goleador de su trayectoria y el mejor debut en un equipo. De hecho, con los 18 tantos actuales ya está en su sexta temporada más goleadora y suma los mismos goles que en dos temporadas con el Wolfsburgo. No le será difícil superar los 24 tantos conseguidos con el Bayern de Múnich la pasada campaña y cerrar su año más exitoso a nivel personal. La recámara de esta pistola tiene muchas balas.

- Publicidad -

Los datos hablan por sí mismos y confirman la labor de este pistolero silencioso. Al margen de su promedio goleador o de la cantidad de dianas conseguidas, su efectividad es desbordante. Es uno de los delanteros del viejo continente que menos disparos ha necesitado para llegar a sus cifras goleadoras. Además es un delantero polifacético ya que ha marcado de todas las suertes posibles, con ambos pies, de cabeza y de penalti. Otro signo inequívoco de que el nombre de Mario Mandzukic se pronuncia gritando gol.

Fernando Sancho Gadea [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/kamikazesancho» target=»on» ]https://twitter.com/kamikazesancho[/social_link]

Fotografías : Tania Delgado [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/TD_Fotografia» target=»on» ]https://twitter.com/TD_Fotografia[/social_link]

COMENTARIOS