La Semana Santa Cholista mejor en Andalucía

atleti cordobaPocos sitios mejores que Andalucía se me ocurren para pasar una Semana Santa si eres un buen creyente. Y el Atleti, como buen fiel al cholismo, se tiró a la carretera para viajar a Córdoba y responder en la carrera de la Champions. Final a final. El Sevilla y el Valencia aprietan. Sabiendo esto el Atleti salió a morder al Córdoba, a avivar el incendio en el que vive el conjunto andaluz (a siete puntos del descenso antes de la visita rojiblanca). A vivir la Semana Santa Cholista en tierra andaluza.

Griezmann no tardó en echar más leña al fuego y en el minuto cinco con tres toques espantó cualquier fantasma, ese que es poco amigo de los goles cuando el Atleti viajaba por España. Tres toques para hacer el primero: robo, acomodo a la zurda y zapatazo cruzado. Griezmann lo hace todo tan fácil… Con el 0-1, el Atlético se encontró en medio de una bronca de la afición local a su Córdoba; el Atleti, a lo suyo.

Queriendo rendir honor a San Simeone de Todos los Santos, sus muchachos -como le gusta a él llamarlos- pasaron a otro nivel en el juego parado: meter gol de un saque de banda. El Cholismo siempre va más allá. Una obra de arte. Seguro que pronto escucharemos un nuevo artículo del reglamento futbolístico donde sacar fuerte de banda para usarlo como arma para marcar goles está prohibido. Una nueva vía de escape para Simeone. Gámez, su brazo ejecutor (nunca mejor dicho). Koke con los pies; Gámez con las manos.

Porque cuando el Atleti estaba empezando a controlar el partido, apareció la jugada milagrosa, tres toques celestiales. El Atleti estaba 0-2 y todo sin querer subir una marcha. Aunque siendo justos, el Atleti tampoco tuvo mucha necesidad de subir marchas porque el Córdoba, tembloroso ante lo que se le venía encima desde la grada, tuvo más miedo que vergüenza y no exigió a Oblak. A un Oblak que con manga larga sufría más del calor andaluz que de la delantera rival. ¡Pobre este esloveno que por estas fechas en su querida Eslovenia seguro que andaba con gorro y forro polar!

Pero como Dios (Simeone) aprieta, pero no ahoga, el Atleti con el 0-2 no quiso hacer más sangre. Y cómo la Semana Santa también es de torrijas -sobre todo para Juanfran-, el equipo se dejó llevar en una segunda parte donde estaba todo finiquitado. Con un poco de organización y seriedad defensiva (algo que está asegurado con los uruguayos) el partido estuvo bajo control. Un paradón de Oblak, un cabezazo de Godín en la segunda parte y poco más. Tres puntos que se vienen para el Calderón. Nada mejor que pasar la Semana Santa Cholista en Andalucía.

- Publicidad -

Marco González Fragueiro [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/Mr_Markoo» target=»on» ]https://twitter.com/Mr_Markoo[/social_link]

Fotografía: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS