Pragmatismo ‘cholista’ en Granada

granada-atleti-liga-20150523CONTRACRÓNICA. La natalidad aumentó la noche del 11 al 12 de julio del 2010 cuando Iker Casillas levantaba la Copa del Mundo conquistada por España en Sudáfrica y la noche con sus celebraciones se iniciaba. Pues hoy, la tarde del 23 de mayo del 2015, un nuevo baby boom seguro que vivirá España tras sufrir el Granada-Atleti de esta última jornada. Porque visto lo visto, seguro que las parejas han optado por dejar el televisor a un lado para dedicarse a hacer algo mejor que estar pegado a la «caja tonta» viendo al Atlético o al Granada. Las cosas como son. Hacer la colada, recoger la habitación o cocinar unas lentejas con más alegría que este partido han sido acciones con más provecho.

El objetivo es el objetivo, por eso es mejor ver el vaso medio lleno que medio vacío. Y mejor no correr riesgos que enloquecer el partido debió pensar el Cholo al plantear el partido. Un punto era lo que necesitaba el Atlético para cerrar su campaña y así alcanzar la meta marcada a principio de temporada: ser el primero de los mortales. Y lo han logrado. Cierto es que el final de temporada hace mirar el recipiente más medio vacío que otra cosa, pero los números no fallan, Simeone es un seguro y sus muchachos el año que viene seguirán trasteando en la máxima competición europea, la Champions League.

Poco reseñable ha dejado el partido donde salvo en la primera parte cuando el Almería se adelantó al Valencia por dos ocasiones colocando al Granada en zona de descenso, pocos infartos hubo en el Nuevo Los Cármenes. Unos infartos paliados con el desfibrilador ché que voltearía en dos ocasiones el resultado en Almería. Ahí el corazón rojiblanco se aceleró y el temor de un posible gol granadino desplazando al Atleti al cuarto puesto alteraba los nervios de Simeone.

«No, no» con la cabeza captaban las cámaras al Cholo y es que el gen ganador del argentino le mueve en su interior, pero su mente privilegiada siempre va por encima y el 0-0 le valía. Murió el encuentro con los pases entre las dos defensas: de izquierda a derecha. Sin presión ni dificultades. Todo digno del mejor Márquez-Puyol de la era guardiolista que tanto dormía los partidos. Y así decía adiós el Atleti a la temporada. Objetivo cumplido con una Supercopa de España bajo el brazo. Terceros por delante de un Valencia con descanso intersemanal, por delante de un Sevilla voraz y cayendo en competiciones coperas con el Barça y el Real Madrid como verdugos. Tras la temporada pasada de tantas emociones, este final deja cierto mal sabor en la boca, pero el Atleti del Cholo lo ha vuelto a hacer: cumplir el objetivo es la frase más preciada para el argentino y su equipo. No fallan.

Marco González Fragueiro [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/Mr_Markoo» target=»on» ]https://twitter.com/Mr_Markoo[/social_link]

- Publicidad -

Fotografía: Atlético de Madrid

COMENTARIOS