La noche que Europa conoció a Simeone

Era tan sólo un equipo rutilante. Se había alzado con la Europa League tras un inicio de temporada desastroso. La suerte quiso que en la final le tocara un Athletic de Bilbao que sufrió la ira del tigre. El campeón de la Europa League, un campeonato que sólo concede relevancia marginal a quien la gana, era el Atlético de Madrid que volvía a reverdecer laureles en la primera temporada de Simeone. Con el entrenador renovado y un equipo ya en plena construcción afrontó el verano el Atlético sabiendo que otro hito europeo aguardaba. El Chelsea de Roberto Di Matteo, con un Fernando Torres viviendo sus años más tristes como futbolista iba a sucumbir a un grande de Europa que terminaba de emerger. Había llegado el Atlético de Simeone para no marcharse desde entonces.

Falcao con garras es un depredador mortal

El colombiano Radamel Falcao siempre será recordado por sus grandes años en el Atlético pero especialmente por media docena de grandes noches. Esta probablemente fue de sus 2 ó 3 mejores actuaciones. En un sólo tiempo Falcao marcó 3 goles (minutos 6, 18 y 44), todos de bella factura. La espectacular actuación del Atlético fue colectiva y acabaría ganando el partido por 1-4 ante un Chelsea desarbolado desde el minuto 3 cuando Falcao ya lanzó un trallazo al travesaño. [Resumen Completo RTVE]

n_atletico_de_madrid_nueva_camiseta_atletico_de_madrid_2012_2013-4943033

Lo mejor del Atlético de Simeone estaba por llegar pero eso ninguno lo sabíamos. Sólo sabíamos que con el Cholo habíamos llegado a tierra prometida dos veces y aspirábamos a más, como ya nos iba diciendo él, partido a partido, mensaje que se volvería mantra a partir de esa noche.

El club publicó un especial ‘ATM Insider Supercampeones de Europa 2012’ con motivo de la victoria que resume perfectamente las emociones de aquella final y el baño de masas de la jornada siguiente.

- Publicidad -

Ya lo decía Juanfran: «Es rojiblanca, Europa es rojiblanca,…». Los que viajamos decenas de horas por carretera para volver a ver como nuestro Atleti levantaba copas y reverdecía laureles, ese Atleti, el de Diego Pablo, asombraba en Europa. Esa noche, la afición que había inundando el principado monegasco con su colorido rojo y blanco, ese equipo liderado por el tigre ‘Falcao’ en una de sus noches más felices, lo descubrió el resto de Europa. Simeone había tomado Europa y nada volvería a ser igual.

COMENTARIOS