Un sorteo para la ilusión

La suerte, a priori, sonrió al Atlético en el sorteo de la fase de grupos de la Champions League. Y es que el conjunto rojiblanco parte como máximo favorito para lograr uno de los dos billetes para los octavos de final que ofrece el Grupo C. Sin embargo, y sin ánimo de utilizar tópicos de forma gratuita, los pupilos de Diego Pablo Simeone tendrán que sudar la camiseta para cumplir el objetivo anual de pasar de ronda en la máxima competición europea. En la carrera por las dos primeras plazas del grupo estarán Benfica, Galatasaray y Astana.

El Galatasaray, primer rival del Atleti, logró alzarse con el título local tras sumar 77 puntos en las 34 jornadas ligueras, tres más que el Fenerbahçe, su máximo rival histórico. A su favor, más allá de las figuras de Muslera, Burak Yilmaz, máximo goleador del equipo con 16 goles, o de Sneijder, el principal activo del Galatasaray es el ambiente de su estadio, conocido popularmente como ‘El infierno turco’, que el Atleti deberá evitar en la primera jornada.

El conjunto portugués, cabeza de serie del sorteo, logró la clasificación para la Champions League tras proclamarse campeón de la primera división lusa en lo que fue una agónica carrera de fondo con el Porto de Julen Lopetegui. Sin embargo, y a pesar del título logrado, el Benfica no pudo retener a Jorge Jesús como líder de la expedición encarnada, siendo sustituido en el cargo por Rui Vitória, técnico del Vitória Guimaraes durante las últimas cuatro temporadas. Los lisboetas visitarán el Calderón en la segunda jornada mientras que el Atleti cerrará la fase de grupos en Da Luz.

Por último, el Atlético tendrá que batirse el cobre con el FC Astana. El conjunto kazajo, campeón local, apeó al Apoel chipriota de la previa de Champions a domicilio para obtener un lugar en la presente edición de la competición continental. El Atleti deberá visitar el Astana Arena de césped artificial el 3 de noviembre. El césped y el frío serán claves.

Grupo a priori asequible para los de Simeone, pero que no permite relajaciones, sobre todo fuera de casa. Las tres salidas se antojan complicadas. El ambiente turco, la seguridad del Benfica en casa y las condiciones del Astana Arena, convierten cada salida en un reto.

- Publicidad -

Fotografía: Atlético de Madrid

COMENTARIOS