Decálogo del titular cholista

CONTRACRÓNICA. Ganó el Atlético 0-2 en Estambul. El infierno del Turk Telekom no llegó ni a estar templado. El Galatasaray recibió un correctivo en forma de doble directo a la mandíbula y después una hora de cloroformo. El equipo rojiblanco aprovechó el instinto de Griezmann para volver a ser un equipo intenso y con automatismos que fulminó al rival en menos de media hora.  Supo dormir el partido y jugar con la ventaja en el marcador.

Cuadragésima-primera alineación diferente consecutiva de Simeone. ¿No encuentra la clave del once? ¿O acaso la clave es que no hay un solo once? Para ser titular con Cholo recomendamos a los jugadores atléticos seguir este ‘sencillo’ decálogo:

  1. La individualidad potencia al grupo y así sale potenciado. Griezmann lo ha entendido. Jackson aún no. Por eso el colombiano salió sustituido por Torres.
  2. El esfuerzo no se negocia. Por eso Tiago seguirá jugando mientras el físico le aguante.
  3. Las bandas son claves para buscar la ruptura que genere espacio. Koke y Juanfran fabrican el primer gol para Griezmann.
  4. El juego aéreo es un arma poderosa. Godín sirve el 0-2 en bandeja aclarando la marca y centrando de cabeza.
  5. En el Atlético se corre mucho más que en otros equipos. Vietto lo sabe (Arda Turan al parecer también). La falta de chispa de Luciano o Siqueira les debe hacer redoblar esfuerzos en vez de rendirse. Jugadores como Saúl o Giménez que han trabajado a la sombra mucho tiempo y que derrochan entregan son ejemplos a seguir.
  6. Si se adelanta el equipo, se intenta cerrar el partido. Si se marca de nuevo se espera al rival. El Atlético ganó una Liga durmiendo partidos y en Estambul volvió a ser reconocible manejando el marcador.
  7. Los grandes porteros intervienen en limitadas ocasiones y dejan muestra de su clase en cada intervención. Oblak es un portero mayúsculo y no se le atisba techo.
  8. La temporada es larga. No desgastarse más de la cuenta e intentar cerrar partidos pronto es clave para recuperarse y distribuir esfuerzos.
  9. Tener más el balón no asegura un partido plácido ante el Atleti. Normalmente es al contrario. No importa los minutos que tengas el balón sino qué haces con él cuando lo tienes.
  10. No existen ‘minutos de la basura’ con el Atlético. Óliver demostró en 10 minutos y cuatro pases porque es ese jugador diferente. Salió y jugó como si fuera 0-0. Actitud como colofón a la aptitud.

Fotografía: Esto es Atleti

COMENTARIOS